sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1893

29/Set/2005
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre Elecciones 2006VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nacional Lo de Lamas puede haber sido apenas un aviso. Octubre, el tradicional mes de los remezones, recién empieza.

En Octubre sí Hay Terremotos

4 imágenes disponibles FOTOS 

1893-desastres-1-c.jpg

El pueblo de Lamas. Ubicado a 90 km. del epicentro del terremoto de grado IX en la escala Mercalli Modificada (entre 6.7 y 7.3 de Richter) que ocurrió a 110 km. de profundidad.

El terremoto del domingo en Moyobamba ha sacado a flote –una vez más– el problema de la calidad de las construcciones en el Perú. En su primer informe el Instituto de Defensa Civil (INDECI) contó 500 viviendas destruidas o afectadas seriamente con rajaduras y grietas, y cerca de 4,000 damnificados. La turística Lamas, una comunidad selvática de inmigrantes quechuas, fue la más dañada.

“El problema no es el adobe con que se construyen las viviendas en muchas zonas pobres del país, sino el tipo de construcción informal”, dice el ingeniero Ronald Woodman, del Instituto Geofísico del Perú. “Las buenas construcciones de adobe de un piso, e incluso con un segundo de quincha, pueden resistir sismos violentos”.

En Lima, la informal, Woodman identifica tres formas de construcción: 1.- Recurriendo y pagando los servicios de un arquitecto y un ingeniero. Esas casas están diseñadas para no caerse porque los profesionales aplican la ‘Norma Técnica de Edificación E.030: Diseño Sismorresistente’ del Reglamento Nacional de Construcciones, la cual está hecha para que las casas resistan sismos de la mayor intensidad de los últimos cien años: 9 grados. 2.- Pidiéndole “al cuñado que es arquitecto” o “al suegro que es ingeniero” que supervise la obra pero sin mayor compromiso profesional. 3.- Contratando un albañil que, riesgosamente, piensa que construir es poner un ladrillo sobre otro. Mientras más pisos, más riesgo.

El presidente Alejandro Toledo ha prometido créditos con bajos intereses para la reconstrucción de las viviendas destruidas. Será en vano si se van a construir otra vez de manera informal. En todo caso es bueno recordar que, según el INDECI, en el Perú “no hay lugar alguno que sea asísmico”.

Búsqueda | Mensaje | Revista