viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1871

28/Abr/2005
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Acceso libre HolandaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política El intento de desalojar a Toledo del sillón presidencial puede, después de escándalos y filtraciones, acabar en nada.

La Silla Voladora

6 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1871-vacancia-1-c.jpg

Con la mano derecha, el Cholo parece aferrarse al trono, por si acaso.

Las historias de aparecidos y fantasmas siempre han rondado el viejo edificio del Congreso de la República, pero nada comparado con el “fantasma de la vacancia presidencial que se pasea por el Parlamento”, admitido por Antero Flores Aráoz a comienzos de semana. La filtración del borrador del informe de la Comisión Villanueva sobre las firmas falsas de PP, puso por enésima vez en debate la vacancia de Alejandro Toledo y cumplió su función de suscitar escándalo y confusión.

Aunque el tema de la vacancia parece haber sido desestimado vale revisar lo que podría ser el informe final de esta investigación. En resumen, el preinforme elaborado por los asesores de la comisión parlamentaria considera al jefe de Estado “coautor mediato” de los delitos de falsificación de documento público y asociación ilícita para delinquir en el caso de la falsificación de firmas del partido de gobierno. Las acusaciones siguen teniendo como soporte las variables versiones de testigos como Carmen Burga Cachay, Gladys Álvarez o Maribel Vásquez Aquino, sumadas a las contradicciones en las que pudieron incurrir Toledo y el resto de inculpados.

A pesar de ello, el propio grupo de trabajo señala la inviabilidad de procesar al Mandatario por este tema. El borrador precisa: “La comisión declara que el Parlamento no puede entablar contra el Presidente de la República el juicio político por infracción constitucional ni imponerle sanción alguna, ya que se trata de presuntos hechos delictivos cometidos con anterioridad a su mandato que deben ser sometidos a consideración del Poder Judicial”.

Entonces, ¿cuáles eran las bases para plantear un supuesto pedido de vacancia? Según los asesores, la reticencia del jefe de Estado a la hora de declarar ante la comisión y su posible participación intelectual en la salida del país de Carmen Burga Cachay. Algo que el preinforme sugiere, pero no demuestra.

Con su actitud, Toledo habría cometido infracción a los artículos constitucionales 43°, 118° y 97°, por “obstaculizar sistemáticamente la labor de la comisión”. Los dos primeros están referidos a la indivisibilidad del Estado, la separación de poderes y las funciones del Presidente. El artículo 97° especifica las atribuciones del Congreso para investigar cualquier asunto de interés público.

El amplio margen de interpretación de estos artículos no ubica de manera clara las inconductas en las que Toledo habría incurrido al negarse a declarar o firmar el acta en la ventilada sesión de Palacio de Gobierno de marzo pasado. El artículo 117° prácticamente lo blinda, y, como concuerdan algunos constitucionalistas “las posibles figuras de infracción mencionadas no ameritan un pedido de vacancia por incapacidad moral”.

Sin embargo, bastó que el preinforme corriese como reguero de pólvora por el Hall de los Pasos Perdidos para que algunos hicieran fiesta y remozaran su obsesión por la vacancia.

Cronología de una Obsesión

  • El congresista Rafael Rey fue el primero en plantear la vacancia presidencial, por la presunta falsificación de firmas de PP en mayo del 2004.

  • Agustín Haya de la Torre, presidente del Foro Democrático, propuso en ese mes la vacancia presidencial en vista del bajón de Toledo en las encuestas. Fundadores y activistas rechazaron el planteamiento.

  • El 20 de mayo del 2004, Lourdes Flores desestimó la vacancia presidencial, porque el “país no podía dar un salto al vacío”.

  • El 3 de junio del 2004, el Pleno del Congreso aprobó por 54 votos contra 37 subir la valla de 61 a 80 votos para declarar la vacancia presidencial. La propuesta fue recomendada por el Tribunal Constitucional.

  • El 27 de octubre del 2004, Mario Huamán, presidente de la CGTP, y Nilver López, entonces secretario general del SUTEP, plantearon un adelanto de elecciones como solución a la crisis de entonces.

  • Rey y José Barba presentan proyecto de ley para modificar el Art. 118° de la Constitución pretendiendo establecer la figura del adelanto de elecciones.

  • A principios de febrero del 2005, la bancada aprista presentó proyecto de ley para reducir la valla de votos en el Parlamento en el tema de la vacancia presidencial.

  • En febrero de este año, Rafael Rey presentó una Moción de Orden del Día ante la Mesa Directiva del Congreso, solicitando la vacancia del presidente Alejandro Toledo.
  • Renovado Fraude

    El primero en esta fiebre fue Rafael Rey. Cabe recordar que el congresista de Unidad Nacional suscribió en febrero pasado una solitaria moción para declarar la vacancia presidencial, refrendada sólo por la congresista fujimorista Martha Moyano.

    El tema le conviene y lo ha puesto en agenda siempre que ha podido, pero tiene algunas perlas en su contra. Un reciente peritaje policial efectuado a 5,240 firmas de CODE-Renovación –y no 500 como él afirmó en un programa de televisión– arrojó que 1,305 “fueron falsificadas por ejecución libre, sin tener un patrón de comparación”. El resto del universo de firmas no pudo ser sujeto a peritaje debido a que no se contaba “con muestreos de las personas que presuntamente firmaron esos planillones”.

    A eso se suma la poca credibilidad de la que gozan personajes de su entorno. Alberto Nieves, principal testigo de Rey en el tema de las firmas, tiene tres procesos abiertos por el delito de estafa de visas y pasaportes en el Ministerio Público y en la Prefectura, que datan del año pasado, cuando precisamente Nieves acudió al despacho de Rey para contarle el caso de PP. Inclusive, en el atestado N° 763-04 aparece como agraviada la Embajada de EE.UU. ¿Tendría Rey conocimiento de esto?

    Inesperadamente José Barba Caballero, su principal aliado convaleciente actualmente por una penosa enfermedad, cerró filas a favor de PP con unas declaraciones que en boca del ministro Carlos Bruce levantaron polvareda. “Vacar al presidente de la República por haberle hecho trampa a una ley tramposa y a una dictadura inmunda, me parece una amarga ironía de la historia”, dijo.

    Sea como fuere, la comisión señala también que existen indicios de una masiva falsificación en CODE-Renovación, por lo que solicitará una prórroga de sus atribuciones para seguir con esa investigación.

    El Tiempo Político

    Todo parece indicar que el pedido de vacancia sería dejado de lado. No sólo por descabellado, sino porque a nadie le conviene, teniendo en cuenta la inminencia del año electoral y las elecciones para la próxima Mesa Directiva del Congreso. “Es algo que no nos compete. Lo que se puede plantear es una posible inhabilitación posterior al mandato de Toledo”, dijo Xavier Barrón a CARETAS la noche del martes, luego de asistir al concierto de los Beach Boys. Igual parecer tiene el resto de la comisión: Heriberto Benítez (FIM), Marcial Ayaipoma (PP), Víctor Velarde (APRA). Villanueva insistiría, solitario, por la vacancia.

    Mauricio Mulder, a nombre del APRA, señaló inclusive que el informe elaborado por Velarde “no representa al partido”. “Estamos a la espera del informe final, pero la comisión sólo expondrá su investigación. Tocará al Pleno decidir sobre una posibilidad de vacancia, aunque es muy remota”, dijo.

    Y es que para que el trámite proceda se necesita una moción firmada por 24 congresistas y para que sea admitida a debate se requieren 48 votos. Para que se apruebe se necesitan 81 votos. Teniendo en cuenta las movidas que viene realizando Perú Posible con las diferentes agrupaciones para la presidencia del Legislativo, las adhesiones con el oficialismo podrían aparecer hasta en los movimientos menos pensados.

    Al cierre de edición, los debates en sesión reservada continuaban en la Comisión Villanueva. Este viernes 29 se presentará el informe final y, aunque nadie lo admite abiertamente, en el Congreso más de uno quiere que esta pieza de teatro político acabe de una vez. (C.H.)

    Búsqueda | Mensaje | Revista