martes 17 de octubre de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1869

14/Abr/2005
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos SALUD: Sedentarismo
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Charo Barragán, recién casada, inicia nueva vida. Pronto publicará un libro sobre salud y bienestar dirigido a las mujeres.

Matrimonio y Algo Más: Charo Barragán

6 imágenes disponibles FOTOS 

1869_barragan_1_c
El pasado 19 de marzo, mientras Charo caminaba, de la mano de su hijo Matías, hacia el pequeño altar donde se oficiaría su matrimonio civil, pensaba en los dos últimos años. “¿Por qué la vida me golpeó tanto y por tanto tiempo? Pues ahora lo entiendo, me estaba esperando esto, mi boda con el hombre más maravilloso que he podido conocer”.

Como se recuerda, Charo Barragán fue involucrada en un escándalo relacionado con el caso “Chicas A1”, como la persona que llevaba damas de compañía al SIN. Al respecto, CARETAS publicó dos informes en julio (N° 1782) y agosto del 2003 (Nº 1783), en los que recogía las declaraciones de personajes cercanos a Vladimiro Montesinos comprometiendo a Charo. Las mismas fueron posteriormente negadas por las personas señaladas en el informe. A pesar de ello, por noticia crimini y después de las publicaciones de CARETAS, se abrió una investigación fiscal que finalizó determinando la inocencia de Charo frente a estos informes.

No cabe duda que la larga y corrupta mano de Vladimiro Montesinos (y sus secuaces) ha manchado honras y provocado escándalos en una cacería de brujas a quienes, por el éxito de sus actividades profesionales, tienen una imagen de seriedad y carisma, de la cual se valieron algunos para perjudicarlos, convirtiéndolos en víctimas como es el caso de Charo.

Aclarada esta situación CARETAS respalda a quienes como Charo, son consecuentes entre lo que son y sus obras dicen por ellos.

El Amor Llama Dos Veces

En setiembre del 2002, Charo Barragán y Alan Wong se separaron definitivamente. Se habían conocido en el gimnasio de Wong y por un buen tiempo mantuvieron una relación aparentemente feliz. Compartían una sociedad comercial, un programa de aeróbicos en televisión y dos hijos preciosos Matías y Tamara, que ahora tienen 8 y 4 años. Charo guarda para ella los entretelones de la separación, pero no se resiste a contar el encuentro con su nuevo amor. “Es un ángel caído del cielo, no sabes la suerte que he tenido de conocerlo”.

En la última etapa de su matrimonio con Alan Wong, ella se matriculó en un curso de marketing en ESAN. Christian Delpech (45), argentino y ejecutivo de Arcor Perú se sentaba varias carpetas detrás de ella. Apenas sí se saludaban. Pero Christian la observaba embelesado. “Él me cuenta ahora que sentía una gran admiración por mí, vio lo que me fue pasando durante el año, mi separación, el escándalo en que me vi envuelta y cómo, a pesar de todo, yo me esforzaba en mis estudios. Para muchos, una chica que hace aeróbicos y aparece en la televisión es de hecho una hueca. No es mi caso”.

Hoja de Vida

  • 1971: Nace en Lima el 4 de abril.
  • 1998: Debuta en Frecuencia Latina en Ponte en forma y luego pasa a Red Global en Aeróbicos de impacto.
  • 2001: Debuta como actriz en Teatro desde el teatro, con Ricki Tosso.
  • 2002: Se separa de Alan Wong luego de 8 años de matrimonio.
  • 2003: Conduce el programa Salud al día por Red Global.
  • 2003: Conduce el programa Radio Spa por Radio San Borja.
  • 2005: Conduce el programa Fito Sana con el doctor Miguel Silva.
  • 2005: Se casa con Christian Delpech.
  • El hecho es que Charo terminó sus estudios con notas muy buenas y en el quinto puesto. “Para entonces yo ya llevaba como seis meses de separada y en una comida que hicimos apenas acabó el curso, por esas casualidades de la vida, Christian y yo nos sentamos juntos. Y bueno, conversamos toda la noche, sin embargo yo no tenía ni la más remota intención de pensar en una relación y ni siquiera acepté que me llevara a mi casa”. Eso sí, le dio su teléfono. Durante tres meses seguidos Christian, paciente como Job, la llamó y la llamó. Siempre un “no”. Hasta que salieron juntos. “En nuestra primera cita le dije que no estaba preparada para iniciar un romance, que solo quería estudiar, trabajar y dedicarme a mis hijos”. Christian le respondió que él era un buen cazador, que sabía lo que quería para su vida y que la esperaría.

    “El divorcio te deja un mal sabor –dice Charo– y una necesita guardar el luto hasta que esa sensación desaparezca”. ¿Y con Alan, cómo han quedado? “Mi relación con él se basa en lo estrictamente necesario. Yo siempre trato de actuar con la cabeza y primero están mis hijos, ellos necesitan tranquilidad, seguridad y estabilidad, que sus padres no discutan y que traten de llevarse cordialmente. Si tenemos problemas, los solucionamos en privado”. Charo no cree que entre ellos pueda exisitir ni siquiera amistad. “No es que yo no perdone, pero considero que tendrán que pasar muchos años para ello”. “Además, continúa, los roles están muy bien definidos. Alan es el padre, Christian mi marido”.

    Christian, por su parte, se divorció hace diez años y tiene dos hijos adolescentes Valentina (15) y Mariano (17). Ellos viven en Chile pero llegaron para la boda, lo mismo que toda la familia del novio que vive en Argentina.

    El Día de la Boda

    “Estuve tan ilusionada, como si me casara por primera vez. Me encantó que llegaran los amigos de Christian de todas partes de Latinoamérica. Fue una ceremonia privada pero muy romántica, con pétalos de rosa, mucha paz y armonía y un pequeño conjunto de música, ellos cantaron “Te amaré” de Marc Anthony, nuestro tema favorito”. Charo se puso un vestido off white diseñado por Gaby Sánchez: “un look muy lindo, muy de odalisca, con una vincha de flores preciosas. Un hermano cristiano bendijo nuestros aros. Nos fuimos de luna de miel al Caribe”. Charo no descarta la posibilidad de irse en algún momento a vivir al extranjero debido al trabajo de su esposo y quiere, de todas maneras, tener un hijo, “lo encargaré este año”, asegura.

    Cuerpo y Mente

    A los 9 años, en el colegio Reina de los Angeles, Charo descubrió que le encantaba el deporte. Durante toda su etapa escolar jugó basket y recibió aplausos y trofeos. “Después, cuando ingresé a la UNIFE, lo dejé porque tenía que estudiar muy duro y no podía hacer las dos cosas”. Una vez graduada de comunicadora, con una especialidad en publicidad, Charo comenzó a hacer aeróbicos con mucha frecuencia, tanto, que se convirtió en una experta. “Nunca he sido una fanática como muchos creen, lo que pasa es que estuve en la televisión dando la cara, haciendo una secuencia de localizados, pero hacer aeróbicos nunca ha sido el objetivo de mi vida, por eso no he sido instructora. Cuando tuve el programa también me dediqué a la producción del mismo, a la parte ejecutiva, a mí me gusta cultivarme”. Charo también ha tenido un programa de radio y ahora está abocada a su programa Fito Sana que se transmite por Canal 13 (dos secuencias diferentes 4 veces al día). “Estoy con el doctor Miguel Silva Triselac y muy contenta porque la comunicación y el marketing es lo que me interesa. Sé que tengo buena figura y que soy carismática, por eso me va bien en la televisión”. Sigue: “Si bien me importa cuidar mi cuerpo, no descuido la mente y cuando puedo hago yoga y medito, eso es fundamental.

    Y es justamente sobre el cuerpo y la mente de lo que trata su próximo proyecto. Un libro dedicado a las mujeres con una guía de ejercicios y consejos para tener buena salud: desde dietas hasta terapias espirituales. Si vienen de ella, habrá que estar atentas.

    Búsqueda | Mensaje | Revista