sábado 24 de junio de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1869

14/Abr/2005
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos SALUD: Sedentarismo
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Marcela de Oro

1869-eye-edicion-1-c.jpg

Marcela Pardón, organizadora del Cuarto Concurso Nacional de Intérpretes de la Canción Francófona del 2005. 24 y 25 de mayo en la Alianza Francesa de Miraflores.

Marcela Pardón, bailarina y cantante profesional, fue invitada a responder el célebre cuestionario del francés Bernard Pívot, que éste hiciera famoso en su programa Apostrophes. Pardón, francófona y musical, cantó claro.

–¿Cuál es su palabra favorita?
–¡Cielos! Aunque últimamente la he relegado un poco.

–¿Cuál es la palabra que detesta?
–No hay una en especial.

–¿Cuál es su droga favorita?
–La emoción de ser testigo de una performance sobresaliente, ya sea de naturaleza artística, deportiva o humana detrás de la cual sabemos que hay un gran trabajo de superación y constancia.

–¿Cuál es el sonido o ruido que más le gusta?
–El de la música.

–¿Cuál es el sonido o ruido que detesta?
–El volumen “para sordos” de la música en los locales públicos y los cláxones.

–¿Cuál es su lisura favorita?
–¡Mierda! La uso cuando algo me molesta mucho y como amuleto de buena suerte antes de entrar al escenario.

–¿Cuál sería el hombre o mujer que escogería para ilustrar un nuevo billete?
–Mi mamá o papá. Fueron personas íntegras y honorables, especies en extinción en los últimos tiempos.

–¿Cuál es el oficio que no le hubiera gustado realizar?
–Ninguno que me hubiera hecho vivir ocho o más horas atada a la silla de una oficina.

–¿Cuál es la planta, el árbol o el animal en el que le gustaría reencarnarse?
–Nuevamente en el animal humano. A pesar de todas sus flaquezas, creo que la especie humana vale la pena.

–Si Dios existe, ¿qué le gustaría a usted, después de su muerte, escucharle decir?
–“A partir de ahora voy a instaurar la justicia en la Tierra para que, por fin, todos puedan creer que existo”.

Búsqueda | Mensaje | Revista