martes 23 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1839

09/Set/2004
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Modas
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Piedra de Toque
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Página Webb
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Espectáculos Se celebran los 50 años del debut internacional del propulsor de la ópera en el Perú.

¡Ave Alva!

6 imágenes disponibles FOTOS 

1839-a-alva-p

Además de la Gala Lírica en homenaje a Luis Alva, se estrenará
“La Bohème” y se convoca el concurso “Vamos a la Opera”.

El lugar común dice que es una locura dedicarse a la cultura en un país donde más del 50 % son pobres. Pero nadie dice que es imposible estar cuerdo en una sociedad donde las promesas políticas son palabras que duran lo que se pronuncian, donde la improvisación es más importante que la ley de gravedad y la justicia es algo tan lejano, difuso y enrevesado como un oasis en los ojos de un miope. Es así que una sana demencia sea la inevitable sombra de cualquier persona que crea en algo tan inasible como educar la sensibilidad y nutrir el espíritu. Sobre todo en un entramado sicológico y social donde la lógica imperante dicta que toda premisa debe llevar necesariamente a una conclusión monetaria. De esta manera la simbólica rebeldía es también un método para conservar la dignidad en una realidad adversa, indiferente y hostil.

Luis Alva (Lima, 1927) es sin duda uno de esos soñadores. Sus biógrafos nos dicen que durante tres años fue cadete de la Marina. Ese tiempo fue suficiente para darse cuenta que esta arma no era la suya. Luego se empleó en una compañía petrolera mientras estudiaba canto con Rosa Mercedes Ayarsa. En el año ’49 participa en la zarzuela “Luisa Fernanda” y en el ’51 se presenta a un concurso de canto donde no es favorecido, lo que decidiría su viaje a Italia. En el ’53 sigue un curso de perfeccionamiento vocal con Emilio Ghirardini y al año siguiente debuta en el Teatro Nuovo de Milán. Era el comienzo de una senda plagada de aplausos, presentaciones en Londres, Buenos Aires, Barcelona, Viena, Berlín, Nueva York, Japón y Australia y escenarios compartidos con luminarias del bel canto como María Callas, Renata Tebaldi, Tereza Berganza (diva que el año pasado estuvo en Lima gracias a sus gestiones) y Tito Gobbi.

Esta carrera de grandes triunfos y de sacrificios le deparó un par de importantes galardones: la Orden del Sol del Perú en grado de Gran Oficial (2000) y el premio más importante que se otorga en el mundo operístico europeo, el “Caruso de Oro” (2002).

Así, Luis Alva cumple 50 años de su debut internacional y lo celebrará en Lima, ciudad a la que regresa ininterrumpidamente desde hace 25 años para impulsar singulares temporadas de ópera. Esfuerzo que derivaría en la fundación de Prolírica, entidad con la que ha venido batallando para que la pasión, el sentimiento y la majestuosidad de este espectáculo que combina con grandiosidad la arquitectura, la poesía, el canto, el teatro y la música tenga un lugar destacado en nuestra capital. Para eso ha tenido que sortear diversos problemas como el miedo provocado por el terrorismo, los inesperados apagones, el incendio del Teatro Municipal –donde se quemó toda la escenografía de un espectáculo que estaban a punto de estrenar– y el desorden e incomodidad que provocaba la refacción de las calles del Centro Histórico. Esto en un contexto donde las empresas privadas no tienen el incentivo suficiente para apoyar un espectáculo cuya taquilla, en el mejor de los casos, sólo cubre el 40% de la inversión.

Así las cosas, el próximo 6 de octubre se homenajeará a Luis Alva con una Gala Lírica de Aniversario y luego contará con la escenografía que Franco Zeffirelli ha facilitado a Prolírica para las 4 funciones – 21, 23, 28 y 30 de octubre– de “La Bohème”, famosa ópera de Puccini, que recrea los galanteos e ilusiones de un grupo de irreverentes músicos, pintores, poetas y filósofos. Entre sus devaneos, encontrarán el amor, lo que les procurará una breve felicidad que en realidad será el preámbulo de la tragedia final.

Búsqueda | Mensaje | Revista