martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1839

09/Set/2004
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Modas
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Piedra de Toque
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Página Webb
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Investigación Sicario asesinado y sus hermanos traficaban droga junto al nieto de ‘Mosca Loca’

Cuestión de Sangre

6 imágenes disponibles FOTOS 

1839-ainv-p

Jesús Flores Matías fue asesinado por dos sujetos en moto que le dispararon tres veces en la cabeza. Su acompañante, Estelita Gómez, recibió dos balazos en el estómago, pero sobrevivió. Flores tenía una vieja relación con el empresario Fernando Zevallos. Los asesinos son buscados en Tingo María.


Al sicario Jesús Flores Matías lo mataron en el cruce de las avenidas Morales Duárez y Universitaria, en San Miguel. De inmediato, la Policía inició las investigaciones.

No era para menos. Flores Matías fue un personaje fundamental en la historia del empresario Fernando Zevallos y el crimen en cuestión recordaba a un trabajo de la mafia colombiana. El rastro llevó a la Dirincri a Tingo María, Huánuco. Hasta allí llegó el domingo 5 de setiembre un grupo de agentes de la división de homicidios. Allí es donde tienen identificadas y ubicadas a las dos personas que asesinaron a Flores Matías la noche del viernes 13 de agosto.

GENEALOGÍA NARCO

Flores Matías pasó algunos años en la cárcel por el asesinato del narcotraficante Leonardo Martín Gonzales Álvarez. Y ese hecho de 1989 marcó el inicio de los problemas públicos para el entonces ambicioso dueño de Aerocontinente. Flores Matías y su cómplice, Juan Carlos Angulo Ruiz Tanchiva, fueron los primeros que, en sus manifestaciones policiales, acusaron a Zevallos de estar detrás del crimen y lo ligaron al tráfico ilícito de drogas. Con el paso de los años, lo señalaron y se retractaron. Una y otra vez.

Angulo fue presentado como testigo en el nuevo juicio contra Zevallos. Según fuentes del Ministerio del Interior, fue nada menos que Flores Matías quien acudió a persuadirlo para que desista al penal de Huaral, donde Angulo purga condena por tenencia ilegal de armas. Flores Matías llegó al punto de intentar sospechosamente que trasladaran a Angulo al penal de Huánuco (CARETAS 1836).

Luego de 27 días de investigación policial que incluyó visitas a cárceles de Lima y provincias los agentes se han topado con muchas sorpresas.

Uno de los jefes de las unidades de inteligencia de la Dirandro dijo a CARETAS lo que ya le había transmitido a la Dirincri. Flores Matías y sus hermanos mantuvieron vínculos con Vidal Cárdenas Ruiz, sujeto experto en emular a su abuelo, el famoso narcotraficante Guillermo Cárdenas Dávila (a) “Mosca Loca”.

La fuente de la Dirandro se remonta hasta mayo de 1995.

Entonces existía en la Panamericana Central la garita de Corcona, Matucana. Allí eran destacados, por mucho, dos agentes antidrogas para controlar a los autos y camiones que llegaban a Lima desde las diferentes cuencas cocaleras y de otras provincias del Perú. La garita ya no existe.

El 12 de mayo de 1995, Percy y Elmer Flores Matías cayeron con casi un kilo de clorhidrato de cocaína escondido entre los asientos de la camioneta Nissan propiedad del primero.

“A partir de ese momento”, cuenta el oficial, “empezaron a ser capturados más integrantes de la familia”. Operativos en varios puntos del país terminaron con las detenciones de José, Jaimes y Mary Luz Flores Matías. Otros integrantes de la banda eran Henry Domínguez Tello y Walter Rojas Domínguez pero no se ha podido confirmar si tenían vínculos de sangre con los Flores Matías.

Todos, excepto la mujer, purgaron condenas. Dos de ellos, José y Jaimes, reincidieron y en 1997 fueron de nuevo capturados en San Juan de Lurigancho con medio kilo de cocaína.

Fue en ese momento, narra la fuente policial, que Jaimes señaló a Vidal Cárdenas Ruiz como la cabeza de su organización. Sin embargo, recién iría preso el 15 de setiembre del 2001, fecha en la que fue trasladado al penal de Lurigancho. Fueron incautados 10 kilos de cocaína en su domicilio de Magdalena. Salió libre con comparecencia restringida en enero del 2002.

El nieto de ‘Mosca Loca’ fue secuestrado durante la primera semana de agosto de este año y se vieron involucrados algunos policías en actividad. Todo indica que fue liberado luego que su familia pagara el rescate, pero no ha vuelto a aparecer. Según las fuentes de Dirandro, Vidal era el encargado del envío de 200 kilos de clorhidrato de cocaína escondidos en jeans y sillones que saldrían por el aeropuerto Jorge Chávez con destino a España. La droga fue incautada por la policía el 4 de junio de este año y sólo hubo un detenido.

“Lo secuestraron porque no canceló la deuda”, continúa el oficial. “La droga nunca llegó a su destino y él era el responsable”. Este caso sigue bajo investigación pues la Dirandro cuenta con un informante, quien declaró que Vidal Cárdenas sigue en el negocio junto con los hermanos Flores Matías, ahora libres. A la fecha, sólo José y Lincoln se encuentran entre rejas. Vidal se encuentra en la clandestinidad, pues se encuentra con requisitoria.

Sobre los homicidas de Jesús Flores Matías, la Policía parece haber recibido la información más detallada de parte de su hermano Lincoln, recluido en Lurigancho. Al cierre de esta edición, las inspecciones en la casa del asesinado culminaban con el hallazgo de algunos manuscritos en chino. Ese nuevo misterio viene siendo develado en las oficinas de la Dirincri. Mientras tanto, el cerco de Tingo María se hace cada vez más estrecho.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista