viernes 20 de julio de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2453

08/Set/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre DebateVER
Acceso libre TeatroVER
Acceso libre ExposicionesVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Debate Mercedes Aráoz ensaya propuestas de incentivos para mejorar la calidad de la televisión peruana.

Meche TV

Mercedez Aráoz

“Puedo ponerle control parental al cable o filtrar la computadora de mi hija. Pero ¿cómo hacer con la televisión?”, dice Aráoz. Derecha: Malú y el valor de su verdad.

Están usando una carretera que se les dio como concesión”, explica Aráoz. “Y en esa carretera no se puede ir a más de 100 km por hora; de lo contrario, sería la ley de la selva”, advierte la segunda vicepresidenta. “No solo queremos competencia en el rango de las combis: también la queremos en el rubro de los carros”. Desde su despacho, planea una fórmula para mejorar los contenidos de los medios sin caer en el riesgo del controlismo. “Hay una televisión fácil que no nos está dando productos de calidad”, dice. “La violencia diaria te golpea en el noticiero matutino”.

El problema tiene varias aristas. Una es la autorregulación, un sistema que, en la práctica, es utilizado como autoprotección por parte de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRTV). “Hay que ver si realmente se autoimponen las sanciones”, agrega Aráoz. “¿A dónde van esas multas? Quizás sería mejor que ese dinero fuese a parar a fondos concursables o a algún mecanismo para generar productos de calidad”.

Cabe resaltar que el 83% de las estaciones de radio y televisión no han presentado un Código de Ética, marco de referencia indispensable según la Ley de Radio y Televisión. “Tener un código de ética es parte de pertenecer a una empresa del siglo XXI”, dice Aráoz. “Ya existen muchas transnacionales que, debido a sus Códigos de Ética, no pueden anunciar en ciertos programas”.

Malu Costa
El ángulo publicitario, precisamente, también está siendo estudiado. “Cuando fui ministra en el gobierno aprista, la publicidad estatal era restringidísima”, recuerda la también congresista. “Los últimos cinco años se gastó demasiado; no sé si tuvo un manejo adecuado”, cuestiona. “Debería estar relacionada no solo al rating, sino también a los buenos contenidos”.

Y el espinoso tema del rating también se pone sobre la mesa. “Hay muy poca medición: el rating no se está midiendo provincias”, dice, a propósito de los 450 televisores limeños que miden el rating. “Hay que meter a la TV pública a ser evaluada por el rating. No para que imite el modelo comercial, sino para evaluar la respuesta de la gente a estos contenidos valiosos”.

Otro ángulo es el de los incentivos dentro del mercado. “Creo que podemos generar mejor competencia desde el Estado”, explica con optimismo y poniendo de ejemplo el nuevo canal cultural de TVPerú. “La economía es la ciencia de los incentivos”, dice la economista. No descarta las certificaciones como parte de estos incentivos. “Queremos que la sociedad civil colabore con temas de calidad en contenidos. En Chile y Brasil hay entretenimiento exportable, de alto nivel y con capacidad de influir en valores”.

Finalmente, una reflexión: queremos que la TV respete al público. “No puede ser que a las 2 p.m. cuando uno está en horario familiar, solo escuchemos de la TV chismes subidos de tono sobre tríos”, reniega Mercedes Aráoz. “El morbo alrededor de la belleza femenina se convierte en una cosificación de la mujer”, desarrolla. “No se trata de ser cucufata”. Tal y como la vicepresidenta argumenta, los canales no respetan el horario de protección al menor. Sobre todo a la hora de propalar adelantos o resúmenes de sus programas estelares en horario matutino.

Un ejemplo es El Valor de la Verdad. “Te van adelantando lo que va a pasar y te generan expectativa a lo largo de la mañana”, explica. Ella plantea una diferencia: no es lo mismo informarse y sensibilizarse que saturarse e insensibilizarse. Y defiende otra división: separar la opinión de la información. “No sé si está en la madurez para ser un tema legislativo”, advierte. Por lo pronto, Mercedes Aráoz ha convocado a la gente de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión para una reunión este viernes 9 de setiembre. Valga agregar que los gerentes generales de los canales 2 y 4 forman parte de la directiva. (CC)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista