viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2443

30/Jun/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre SociedadVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Personajes Veterano fotógrafo de CARETAS Carlos Saavedra y su historia de trabajo con el padre de Pedro Pablo Kuczynski.

Doctor K en Camaná

Carlos Saavedra

Un jovencito Saavedra trabajó en el consultorio de Kuczynski padre durante nueve años. Ahí conoció al actual presidente electo.

Jamás lo vi tomar desayuno sentado. Comía un pan negro con una tajada de jamón del país. A veces, yo lo acompañaba”. Eso relata Carlos Saavedra (75), veterano reportero gráfico que antes de recalar en CARETAS trabajó por nueve años en el consultorio del doctor Maxime Kuczynski, padre del presidente electo.
Consiguió el trabajo en 1956, a los 14 años, en los avisos clasificados de El Comercio. Necesitaban un asistente de limpieza. “Yo era un chibolo”. En los 50 era normal que los chicos hicieran algo en sus tiempos libres. “Trabajaba en las mañana de 7 hasta mediodía, ya que en las noches estudiaba”, recuerda.

Kuczynski padre, de familia judío-polaca, obtuvo su doctorado en fisiología en 1912 en la Universidad de Berlín. En 1933 escapó de la persecución nazi hacia la Unión Soviética y tres años más tarde llegó al Perú invitado por el doctor Carlos Enrique Paz-Soldán. Trabajó en el Instituto de Medicina Social de la Universidad de San Marcos. Dos años después, en el mismo 1938 en que nació PPK, se traslada a la Amazonía y cumple una labor destacada en el combate de enfermedades tropicales y la lepra.

Tras el golpe de Odría en 1948, fue encarcelado. Era amigo de Víctor Raúl Haya de la Torre.

Maxime con sus hijos Michael y Pedro Pablo

Maxime con sus hijos Michael y Pedro Pablo.

A partir de entonces se dedicó a la práctica privada y allí lo encontró Saavedra, que recuerda que era el único médico que recibía a sus pacientes con un terno azul o beige. “Siempre bien pulcro. A todos los trataba de la misma manera, fuera embajador u obrero. No importaba si no tenían apellidos rimbombantes. A todos los saludaba de forma efusiva”. Solía no cobrarle a los provincianos, que lo retribuían con jamones y quesos.

Apenas ganó las elecciones, el propio PPK recordó con CARETAS que dormía en las camillas del consultorio, en el mismo edificio de Jirón Camaná 615 donde funcionó a partir de 1950 la primera redacción de esta revista. El número 302 era el del consultorio, y el 303-304 el de CARETAS. Luego de pasar por el Markham, en 1953 Kuczynski hijo fue al Rossal College de Inglaterra, para luego seguir estudios de música y universitarios en Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.
El doctor Kuczynski pasaba sus ratos libres leyendo literatura, La Prensa y CARETAS. Escuchaba música clásica, acompañada a veces con un trago en mano. Nunca fumó.

Maxime Kuczynski

Escapó del nazismo en 1933 y llegó al Perú luego de un paso por la Unión Soviética.

PPK le atribuyó a su padre su vena por el compromiso social: “Era una persona de gran corazón, pero bien seco emotivamente. De mucha sensibilidad pero un hombre duro con la familia” (CARETAS 2418).

Y rescató que “mi padre me decía que hay que tener altos estándares. No se puede tener mediocridad, criollada, porque con eso no llegamos a nada”.
Su vida siguió con un pie en el cuadrante. El martes 28, en su discurso de aceptación como presidente electo, PPK dijo que conocía muy bien el Teatro Municipal porque en 1959 pasó una temporada como la tercera flauta de la Sinfónica.

En 1967, a los 77 años, fallece Kuczynski padre al momento de bañarse.
Saavedra llegó a CARETAS. Pero, a pesar de la vecindad, el fotógrafo recién comenzó en 1975 y su paciente método por el que podía esperar días enteros para capturar a su objetivo llevó a hitos periodísticos, como el primer registro de Vladimiro Montesinos en 1983.

“Cubrí una conferencia del Banco Central de Reserva”, cuenta. “Pedro Pablo era panelista y nos saludamos a la distancia”. Cuando terminó el evento escuchó cómo PPK se despedía de otra persona para saludar “a un amigo”.
Saavedra sonríe. “Esas cosas te marcan”.

Del mismo modo, PPK defendió públicamente a Saavedra cuando en el 2010 el juez Raúl Rosales lo encañonó con un revólver y terminó en la carátula de la revista.

“Pedro Pablo es un campechano y es un privilegio que el Perú tenga este presidente”, concluye. “Yo sé su historia, la conozco”. (Y.O.)

Edificio Camaná 302

El edificio de Camaná. En el 302 estaba el consultorio. CARETAS era vecina, en el 303-304.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista