domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2443

30/Jun/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre SociedadVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nacional Luis Castañeda cedió terreno a empresa del Sodalicio para construir cementerio. Exvicario Germán Doig fue su sobrino.

Solidaridad Sodálite

2 imágenes disponibles FOTOS 

Germán Doig y Luis Castañeda Lossio

1972. Jóvenes Germán Doig y Luis Castañeda Lossio en el sepelio de Benjamín Doig Lossio, padre del exvicario del Sodalicio y medio hermano del alcalde de Lima.

Una fotografía captada 44 años atrás echa algunas luces sobre los nexos entre el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, y el antiguo jerarca del Sodalicio de Vida Cristiana. La Asociación Civil San Juan Baustista –una empresa vinculada a este movimiento religioso– consiguió que el Concejo Metropolitano, con votos mayoritarios de Solidaridad Nacional (el partido liderado por Castañeda), ratificara el 16 de junio el cambio de zonificación de un terreno de más de 40 hectáreas destinado a un parque metropolitano para construir un cementerio privado.

Castañeda Lossio es medio hermano del arquitecto Benjamín Doig Lossio, padre de Germán Doig Klinge, Vicario General del Sodalicio hasta diciembre del 2001, año en que falleció de un infarto. Benjamín Doig, al igual que el alcalde, fue hijo de Ida Lossio. Fue Benjamín quien diseñó la Vía Expresa al ser teniente alcalde durante la gestión de Luis Bedoya Reyes. Falleció en un accidente automovilístico en noviembre de 1972 a los 42 años. En la foto que acompaña esta nota aparecen el alcalde Castañeda cuando tenía 27 años y un jovencísimo Germán Doig, por entonces de 15. Era el hijo mayor. En ese momento Luis Fernando Figari ya había fundado el Sodalicio en diciembre de 1971. Dos años más tarde, a pocos meses de la muerte de su padre, Doig Klinge conocería a Figari y se uniría al movimiento. “Castañeda conoce bien a los directivos del Sodalicio”, remarca la periodista Paola Ugaz.

Doig

Doig fue Vicario General del Sodalicio.

Cuando Germán Doig falleció en el 2001 sus funerales fueron presididos por el sacerdote Jaime Baertl. Según Ugaz, Baertl es quien controla los negocios del Sodalicio a través de Inversiones San José SAC. “San Juan Bautista es una empresa de ellos para manejar los cementerios. Son claves, porque la ganancia es bastante amplia, no pagas el 18% del IGV ni el impuesto a la renta. Es un abuso del concordato firmado en 1980 entre el Vaticano y el gobierno de Morales Bermúdez”, explica.

De hecho, según un documento de compra venta de derechos celebrada por la Asociación Civil San Juan Bautista en enero del 2001, figuran como sus representantes José Ambrozic Velezmoro y Raúl Guinea Larco. Guinea es director general del cementerio Parque del Recuerdo desde noviembre de 1998 y, junto con Ambrozic, han ejercido liderazgo dentro del Sodalicio.

Predio en Controversia

El terreno de 83 hectáreas se encuentra en la Pampa de Piedras Gordas, a unos metros del penal de máxima seguridad de Ancón. La iniciativa privada de la Asociación Civil San Juan Bautista fue declarada de interés público en el Concejo Metropolitano el 28 de enero del 2016. A cambio de que la comuna le cediera 43 hectáreas del total del terreno para poner en marcha el cementerio, la empresa invertiría entre US$ 10 y 12 millones en construir las instalaciones de un parque zonal de 40 hectáreas que sería administrado por SERPAR.

Serpar

43 hectáreas de un futuro parque zonal fueron privatizadas para construir cementerio del Sodalicio

“Con esta decisión Lima no gana un parque, ve reducida la posibilidad de tener un parque de 80 hectáreas a la mitad. Se está apresurando el cambio de zonificación del terreno sin que les cueste un sol. Habría que saber el valor del terreno y cuál es la expectativa de ganancia del privado”, critica el regidor de oposición Hernán Núñez.

A juicio de Ana Zuccheti, jefa de SERPAR durante la gestión de Susana Villarán, el proceso careció de transparencia. “Debería haber un proceso mínimo de convocatoria de una inversión privada habiendo la opción de que haya diversos postores”, apunta. “Esa zona estaba incluida dentro del plan especial para Ancón que se hizo en el marco del PLAM 2035 para Lima. Esos terrenos se mantenían como parques porque en lotes colindantes iba a haber un proyecto del Ministerio de Vivienda y un parque industrial”.

Proyecto presentado por Asociación San Juan Bautista

Proyecto fue presentado por la Asociación San Juan Bautista, vinculada al Sodalicio.

Para ejecutar la propuesta de la Asociación Civil San Juan Bautista se dejó de lado el “Parque Ecológico Metropolitano de Piedras Gordas”, proyecto de SERPAR cuyo costo iba a ser aproximadamente de S/ 9 millones, según el SNIP. La actual gestión ya había contratado una consultoría a Enviro Evolutions SAC por S/ 395 mil para elaborar el expediente técnico en octubre del 2015, pero la iniciativa privada, respaldada por Castañeda, la enterró por completo. (Juan Rosales)

Búsqueda | Mensaje | Revista