jueves 15 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2432

14/Abr/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Autos
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Personajes Escribe: Silvia Crespo | Anécdotas e historias escolares de Keiko Fujimori, la candidata presidencial de Fuerza Popular.

Memorias de una Recoletana

Keiko Fujimori

Foto tomada a Keiko durante el desayuno presidencial de 1990. Risueña y sin brackets.


En 1990 nadie imaginaba que Alberto Fujimori llegaría a la presidencia del Perú. Ni siquiera los compañeros de colegio de Keiko Fujimori. Antes de la primera vuelta electoral el profesor Franklin Portales, quien dictaba el curso de Educación Cívica en el colegio Sagrados Corazones Recoleta, preguntó a los 40 alumnos del salón: ¿Por quién (si pudieran) votarían en las siguientes elecciones? Alguno mencionó a Luis Alva Castro del APRA, otro a Henry Pease de Izquierda Unida, pero el que ganaba de lejos era Mario Vagas Llosa del Frente Democrático. Hasta que le tocó el turno a Keiko, quien con 14 años y cursando el tercero de secundaria, dijo: “Alberto Fujimori, mi padre. Él será el próximo presidente del Perú”. Después de esas palabras, una carcajada multitudinaria se escuchó en el salón. “Tú padre está postulando ¿no?”, mencionó el profesor Portales en sorna.

Promoción 92, La Recoleta

Promoción 92, La Recoleta. Keiko (en círculo) al lado de amiga Wendy Takahashi.


Keiko y sus hermanos Kenji, Hiro y Sachi estudiaron en el mismo colegio y fueron educados bajo la fe religiosa de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, de origen francés. Fue en el recinto de La Molina donde los Fujimori tuvieron el primer encuentro con el padre Hubert Lanssiers, quien dictaba los cursos de Filosofía, Religión y Educación Sexual. Forzado por la situación, años más tarde Fujimori nombraría a Lanssiers presidente de la comisión de indultos para personas injustamente condenadas por terrorismo. En sus incontables visitas a los penales el padre logró la liberación de 743 presos entre 1997 y 1999.

La mayor de los Fujimori fue descrita por sus compañeros como una buena alumna, responsable y madura. Keiko junto a su inseparable amiga Wendy Takahashi era muy entusiasta a la hora de participar en las olimpiadas escolares. Otras de sus amigas íntimas eran Ana Cecilia Skrabonja, María Luisa Águila y Marisela Alvarado.

Fujimori con Keiko, Sachi, Kenji e Hiro.

Fujimori con Keiko, Sachi, Kenji e Hiro.

Cuando Fujimori asumió la presidencia algunas cosas cambiaron en La Recoleta. La seguridad se incrementó y era común que un helicóptero sobrevolara la zona una vez al mes. Los hermanos llegaban al colegio en carros diferentes, cambiaban de ruta todos los días y cada uno tenía guardaespaldas personales que resguardaban las puertas de sus salones. En una ocasión se corrió la voz de que había una bomba en el baño. Los guardaespaldas reunieron a los alumnos en el patio principal, revisaron las instalaciones y descartaron la amenaza.

Keiko también vivió el amor en los pasillos del colegio. Durante tercero y cuarto de secundaria estuvo con José Antonio González Clapham. Al parecer la relación se extendió hasta un año después de dejar el colegio. Hoy su examor reside en España.

La mayor de los Fujimori invitó en una oportunidad a todos sus compañeros a desayunar en Palacio de Gobierno. Tiempo después Sachi celebraría sus quince años en la casa de Pizarro.

Keiko no pudo asistir al viaje –Tacna, Arica, Santiago– que realizó la promoción por motivos de seguridad. Tampoco estuvo presente en el reencuentro por los 20 años de graduados, realizado en el 2012.

Pero quizá lo que los alumnos nunca olvidarán es la graduación de 1992, donde el mismísimo presidente entregó los diplomas.

Excandidatos presidenciales como Nano Guerra García y Julio Guzmán pasaron por La Recoleta. Fernando Belaunde Terry, dos veces presidente del Perú, también egresó de aquellas aulas. ¿Keiko se sumará a la lista presidencial? Veremos.

Búsqueda | Mensaje | Revista