martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2430

31/Mar/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre DebateVER
Acceso libre InternetVER
Acceso libre LibroVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Arte Escribe: César Prado | Cuatro artistas le dan algunas pinceladas a la campaña política. A punto estuvieron de arrojar el caballete con los estrepitosos fallos del JNE.

Pintas Electorales

7 imágenes disponibles FOTOS 

Delfín

Delfín, al pie del acantilado, mira el horizonte electoral sin optimismo.


Ni paisajes diáfanos ni colores tenues. Esta contienda electoral solo ofrece hoscas texturas y claroscuros inquietantes. Víctor Delfín, Gerardo Chávez, Fernando Bryce y Alfredo Márquez no solo tienen arte sino también parte en esta campaña política. Desde distintas trincheras, los cuatro artistas expresan sus puntos de vista o más bien sus cuitas y aflicciones.

DELFÍN, EL LÚCIDO

Víctor Delfín, animador del movimiento contra Fujimori desde los años noventa, compara a la política con una plaza de toros. “El candidato sale con furia, pero luego viene el banderillero y el capeador, que vendrían a ser las transnacionales, la Iglesia y el Ejército, y le dicen cómo debe gobernar. Al segundo año de su gobierno ya está listo para su estocada final”.

El octogenario escultor mira el horizonte sin amor. “Vivimos treinta años oscuros, primero con Sendero Luminoso y después con Fujimori. Y qué pena que la gente quiera otra vez esa misma oscuridad. Somos como esos bichitos que viven debajo de las piedras y que cuando salen al sol se mueren”, sentencia.

CHÁVEZ, EL FIRME

Gerardo Chávez, hijo de una militante acérrima del APRA, cree que estas elecciones se asemejan más a un circo romano. “El pan y circo llevado al grado sumo”, dice. Sin saberlo, ha pasado los últimos meses esculpiendo una muralla humana que se ajusta como anillo al dedo a esta campaña.

Hombres que se arremolinan por escalar la cima y otros que se descuelgan exánimes a la mitad del camino.

“Mientras la política es por definición turbia, el arte debe ser transparente”, dice el artista trujillano. Amigo de Alan García y César Acuña, de quien recibió algunas medallas por honor al mérito en su tierra natal, ahora lo fustiga sin piedad. “Acuña ha hecho cosas de consecuencias infernales”, dice.

¿Y Alan? “Que no se olvide que fue el Apra el que lo llevó al poder”, responde con genuino corazón hayista.

BRYCE, EL RADICAL

Fernando Bryce, acopiador de la memoria histórica reciente, cree que vivimos en un estado de semibarbarie cultural. “Esto es una vergüenza. Barnechea y Mendoza son los dos únicos candidatos que tienen un discurso más allá del continuismo neoliberal”, afirma no sin antes desdeñar la candidatura de su principal representante, Keiko Fujimori.

Desde Berlín, donde reside hace varios años, expresa su apoyo a la candidatura de Verónika Mendoza. “En cuanto a los programas con relación a la cultura, el del Frente Amplio es de lejos el más elaborado, serio y progresista de todos”, sugiere quien se muestra orgulloso junto al logotipo de ese partido en su página de Facebook.

MÁRQUEZ, EL IMPÍO

Alfredo Márquez es un artista forjado en la movida subte y como tal no entra en cuentos. “Todo el sistema político está podrido con la benevolencia y la complicidad de los mismos peruanos”, dice junto a sus cuadros que retratan a personajes tristemente célebres como Santiago Martin Rivas o Vladimiro Montesinos.

Esta especie de versión anti Cherman no ensalza la memoria colectiva, más bien la recrudece en cada uno de sus cuadros. Por ello, pase lo que pase, exhorta a no votar por Keiko Fujimori. “Representa al régimen oscuro, despótico, criminal y corrupto de su padre”, dice tarareando God save the queen. En la versión de Sex Pistols, por supuesto. Buen provecho.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista