sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2427

10/Mar/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Arte Maestro de Shodou, Ryuho Hamano, estuvo en Lima y explicó a CARETAS acerca del arte de la caligrafía japonesa.

Alma de las Letras

Maestro Hamano

Maestro Hamano escribe una dedicatoria en japonés.

El camino de la escritura”. Esa sería la traducción más exacta de Shodou, el arte japonés de la caligrafía. Pero Shodou no implica solamente escribir. Es armonía y, sobre todo, es actitud sobre la vida.

“En una línea que una persona escribe se puede ver todo lo que ha vivido”, dice Ryuho Hamano, maestro de Shodou de Japón.

Hamano nació en Toyohashi, una ciudad de maestros de la caligrafía japonesa. Fue a los cinco años de edad que agarró por primera vez un pincel e, inmediatamente, se vio envuelto en un camino del que no pudo renunciar.
“Desde esa vez siempre he practicado constantemente para perfeccionarme. El Shodou es una forma de vida”, cuenta.

“Cada trazo y cada línea es una manifestación del carácter y el alma de la persona. No importa si lo hace bien o mal, sino cómo lo hace”, dijo Hamano.
Según cuenta, Hamano estudió con Gaki Fukuse, uno de los más respetados maestros de Japón. Su talento lo ha llevado por distintos lugares del mundo: España, Estados Unidos, Singapur, Italia, entre otros.

En un mundo conquistado por lo digital, Hamano tiene fe de recuperar la escritura tradicional. Hamano toma un papel y empieza a escribir. “Ese es un problema de Japón y, en realidad, de todo el mundo. Los teclados han reemplazado a los lápices y pinceles”, dice con cierta decepción. (AC)

Pinceles para el Shodou

Pinceles o Fude que se utilizan para el Shodou.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista