martes 23 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2427

10/Mar/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Historia Escribe: Adolfo Cabrera Iwaki | Bestseller chileno incluye inexactitudes, errores y mentiras sobre Miguel Grau y la Guerra del Pacífico.

Revisionismo Histérico

Jorge Baradit

La corbeta chilena Esmeralda se enfrentó al monitor peruano Huáscar en el Combate de Iquique del 21 de mayo de 1879.

Algunas cicatrices parecen no cerrarse con el tiempo. Hay otras que difícil lo harán. El libro Historia secreta de Chile (Editorial Sudamericana/Penguin Random House, 2015) parece ser un nuevo punto de choque en las ambivalentes relaciones con el vecino del sur. La obra escrita por Jorge Baradit (Valparaíso, 1969), ha tenido un éxito rotundo en ventas a lo largo y ancho del territorio mapocho. Ha vendido más de 30 mil ejemplares, va por su sexta edición y tuvo bastante notoriedad en la Feria Chilena del Libro del año pasado.

El libro está compuesto por 12 relatos que se ubican en diferentes épocas de la historia chilena. Baradit cuenta diferentes anécdotas de personajes como el patriota independentista Manuel Rodríguez (1785-1818) y el expresidente Salvador Allende (1908-1973).

Pero hay un capítulo que llama la atención. Se titula “El marinero olvidado que saltó con Prat”, y va desde la página 125 hasta la 133. En esas páginas, Baradit hace una reconstrucción histórica (fiel a su estilo) de los últimos momentos de Arturo Prat (1848-1879), héroe nacional chileno de la Guerra del Pacífico (1879-1883), durante el Combate de Iquique del 21 de mayo de 1879.

Historia Secreta de Chile
Como se recuerda, allí se enfrentaron el monitor Huáscar, al mando de Miguel Grau, y la corbeta chilena Esmeralda, al mando de Prat. La victoria fue para los peruanos.

CARETAS consultó con el historiador Antonio Zapata para que diera una opinión sobre el texto. El experto considera que “se trata de una historia novelada que puede servir como literatura. Un relato patriótico, más o menos, entretenido”.

Sin embargo, el investigador Daniel Parodi tiene otra opinión. “No creo que un historiador del siglo XXI deba caer en el juego de establecer con exactitud la verdad o falsedad del relato de Jorge Baradit”, explica. “Lo que hay que señalar primero es que la narración es obsoleta al punto de remitir la vieja historia romántica y nacionalista del siglo XIX en la que se novelaba las batallas para resaltar el valor del combatiente y así exaltar el patriotismo”.

Uno de los personajes que menciona Baradit es Luis Ugarte, quien acompañó a Prat en sus últimos momentos de vida. A Parodi le llama la atención y considera que “hay pasajes que son sencillamente indemostrables en el texto”.
Parodi dispara. “Baradit cuenta que Luis Ugarte, al momento de morir, avanza con la respiración entrecortada, los latidos al tope y los ojos desorbitados, con las manos agarrotadas y mirando en todas las direcciones durante cinco larguísimos segundos”, explica.

“Todo esto es incierto. ¿Cómo sabe Baradit que Ugarte respiraba entrecortado, que tenía los ojos desorbitados y, sobre todo, que miró a los lados no cuatro, ni seis, sino exactamente cinco minutos. Nadie pudo haberle tomado el tiempo en esas circunstancias. Eso es muy difícil”, argumenta.

El investigador peruano aborda el tratamiento extranjero que Baradit le da a Grau y el Huáscar. “La narración presenta a Miguel Grau y el Huáscar como protagonistas crueles e inclementes”, dice. “Iquique fue un combate desigual que, naturalmente, se prestaba al predominio del acorazado peruano. Luego, en una parte del texto se afirma que ambos barcos poseían tecnologías de siglos distintos, pero no del XX y el XIX como dice Baradit, sino del XIX (en el caso del Huáscar) y el XVIII (La Esmeralda), por lo que el monitor peruano poseía una innegable ventaja que utilizó a su favor”.

“Pienso que no es correcto que a los estudiantes peruanos se les enseñe que a Prat lo mataron de un cacerolazo, no en estos tiempos”, agrega Parodi. “Esa, más bien, es una percepción chilena que da cuenta de la vigencia de una rivalidad que se sigue llevando al terreno de la historia y que debe superarse algún día”, continúa.

Pero en lo que sí está de acuerdo es en el momento final del héroe chileno. “Es verosímil, como dice el autor chileno, el gesto de Arturo Prat al momento de morir de desvainar su espada. Eso lo mencionó el mismo Miguel Grau en su correspondencia con la señora Carmela Vda. de Prat”.

Parodi, además, resalta cómo el chileno relató la caballerosidad final de Grau. “Con todo, Baradit distingue correctamente que mientras Grau rescató del mar a los sobrevivientes chilenos de la Esmeralda, Carlos Condell, el capitán de la Covadonga, ametralló a los sobrevivientes peruanos de la Independencia, la que se hunde luego de encallar en un banco de arena”. Al menos algo nos reconocen.

Antonio Zapata y Daniel Parodi

Antonio Zapata y Daniel Parodi. “No es un referente histórico fiable”, dice Parodi.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista