lunes 22 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2412

19/Nov/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EditorialVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre FotografíaVER
Acceso libre HistoriaVER
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre GastronomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Acceso libre LiteraturaVER
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Internacional Escribe: Carlos E. Aramburú * |La última hornada de chinos.

La Generación Más Engreída

Población en China

La política de hijo único en China produjo el efecto 4 – 2 – 1: cuatro abuelos, dos padres y una sola criatura.

El gobierno de China acaba de anunciar un cambio en la política oficial del hijo único que regía desde 1980. China, el país más poblado del mundo con 1,375 millones de habitantes, adoptó esta política de control natal luego de la muerte de Mao en 1976 en un intento de modernizar la sociedad, y aliviar las presiones demográficas sobre el agua, la vivienda, la salud, etc. Se estima que el 36% de las parejas adoptaron esta política, y un 53% la de tener solos 2 hijos, en especial en las áreas rurales.

Según cifras oficiales entre 1980-2015 se evitaron unos 400 millones de nacimientos adicionales. La fecundidad bajó de 3.6 a 2 hijos en tan solo la década de 1975 a 1985. Pero diversos estudios señalan que los costos han sido considerables. Las sanciones a las parejas (mayormente urbanas) que tenían 2 o más hijos incluían multas altas, eran presionadas para abortar, se les retenían hasta el 5-10% del salario por 10 años por el tercer hijo y hasta 20% del salario por el cuarto y quinto hijo y los padres debían pagar todos los gastos médicos y educativos entre otros.

El infanticidio femenino se generalizó y se evidencia en que entre los menores de 1 año hay 116 niños por cada 100 niñas, cuando la tasa mundial es de 104-105 niños por cada 100 niñas. Así, en China hay un exceso de varones: 34 millones más que mujeres. El cambio de política se debe al acelerado proceso de envejecimiento de la población china y a la reducción de un 7% en la fuerza laboral por emigración.

Las consecuencias culturales de la política del hijo único han sido menos trabajadas, pero cabe postular el efecto del 4-2-1: cuatro abuelos, dos padres y un solo hijo. Es decir, seis adultos pendientes de un solo menor. Estos hijos únicos no han tenido hermanos y en una generación tampoco primos. ¿Estaremos ante la generación más engreída en la historia milenaria de China?

* Antropólogo (PUCP) y Demógrafo (LSE), profesor principal de la
Pontificia Universidad Católica del Perú

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Internacional
Chile se Dispara al Pie
La Generación Más Engreída

Búsqueda | Mensaje | Revista