jueves 23 de mayo de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2410

05/Nov/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre LibroVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Cuotas de humor y patetismo en nueva cinta peruana.

Como en el Cine

Gold, Salas y Sibile

Gold, Salas y Sibille protagonizan el primer film de Ladines.


Gonzalo Ladines es, junto con Bruno Alvarado, el creador de “Los cinéfilos”, la conocida serie web. Ahora, estrena “Como en el cine”, su primer largometraje, que pronto entrará en la cartelera.

El cine peruano de los últimos años ha retratado a jóvenes de diversos temperamentos y extracciones. Están los de las películas de Eduardo Quispe (“1”,”2”,”3”,”4”,”5”), en permanente deriva por una Lima ajena para todos, o los de Juan Daniel Molero en “Videofilia, y otros síndromes virales”, en trance de disolución en el mundo de la red. Los de Ladines, clasemedieros y casi rozando la treintena, viven en un estado de regresión crónica hacia tiempos que evocan mejores. Los de su adolescencia universitaria.

Por eso, el trío conformado por Manuel Gold, Pietro Sibille y Andrés Salas decide cumplir al fin el sueño frustrado de aquellos años: hacer una película. Y se lanzan con todo en el empeño. En el camino surgen mil tensiones, pero la gracia de esta comedia de acentos neuróticos proviene del carácter lunar, entre distraído, extraviado y torpe, de sus protagonistas.

Ladines se concentra en el diseño de esos seres apocados e inseguros en su relación con las mujeres. Y dosifica las cuotas de humor y patetismo que conforman esta comedia de situaciones desventuradas. El “toque” del director privilegia los acentos contrastados y la modulación del humor antes que el delirio bufo. Retratos como el del personaje de Gisela Ponce de León, y sus ánimos volátiles, tienen más peso que el desarrollo de las acciones, un tanto previsibles.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista