miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2398

13/Ago/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TurismoVER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre TeatroVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Libro José Luis Rénique revisa el pasado radical del Perú en Incendiar la Pradera e Imaginar la Nación.

Relatos Salvajes

José Luis Rénique.

Rénique habla sobre el radicalismo andino: desde el desastre de la guerra con Chile hasta Sendero Luminoso.


José Luis Rénique está de paso por Lima y CARETAS aprovechó para entrevistarlo. El historiador es profesor en Lehman College desde 1991. También dicta en el Centro de Graduados de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

–¿Sus libros intentan recuperar la memoria del país?
–Son libros dirigidos a una audiencia inconforme y crítica cuyo mensaje refleja los logros y frustraciones de una época en la historia del Perú.

–Pienso en Incendiar la pradera (La Siniestra ensayos, 2015). ¿En quién se imagina cuando se refiere a una ‘audiencia inconforme’?
–Me imagino a un lector joven que no se siente a gusto con fenómenos como la globalización y que se pregunta qué es lo que realmente va a pasar con el país.

–¿El radicalismo de Manuel González Prada tenía que ver con el quebrantamiento del pasado?
–En el Discurso del Politeama González Prada define al Perú como una “República de la Mentira”. Para él no éramos una nación. Consideraba que la nación peruana no eran únicamente los criollos y los mestizos de la franja costera, sino también los indígenas de la sierra.

–En su libro Imaginar la Nación (IEP, 2015) se habla sobre intelectuales peruanos en la búsqueda de la identidad nacional
–Imaginar la Nación es el análisis de nueve figuras centrales que se sitúan en la transformación de la nación peruana y buscan, desde el fin de la guerra con Chile hasta los años 30, la identidad del país. Manuel González Prada, Clorinda Matto de Turner, Enrique López Albújar, Ventura García Calderón, José de la Riva Agüero, Abraham Valdelomar, Luis E. Valcárcel, José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre.

José Luis Rénique.
–¿Qué aportó José Carlos Mariátegui?
–Él entiende que la transformación anhelada por dos o tres generaciones anteriores, desde el fin de la guerra (con Chile) requiere un vehículo político, porque si vas a hablar de una revolución, se debía contar con actores del cambio. En ese sentido, Mariátegui consideraba que el Perú no se había reencontrado con su pasado indígena y que a partir de 1917 el vehículo fue el Partido Socialista.

–¿Y Sendero Luminoso?
–Lo que pasó fue que para derrotar a Sendero Luminoso había que demonizarlo. Al hacerlo nos hemos visto impedidos de pensar políticamente sobre el tema producto de la experiencia traumática que se vivió en el país.

–¿Ese no fue el punto más grave del radicalismo en la historia del país?
–Sendero Luminoso atacaba la voluntad del pueblo peruano. Se trata de un actor no solamente político sino perverso porque no midió las consecuencias de lo que hicieron. Sendero Luminoso es el heredero de guerrillerismo que deriva desde la revolución bolchevique. Es el representante precoz del terrorismo del new age y el terrorismo internacional. (AC)

Búsqueda | Mensaje | Revista