domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2387

28/May/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nacional Laboralista Javier Neves separa la paja del trigo en temporada de paros.

Huelgan Motivos

Laboralista Javier Neves

“La idea es presionar al gobierno de salida y a los candidatos”.

¿Qué particularidades encuentra en esta temporada de paros?
–La idea es presionar al gobierno de salida para que haga algunas concesiones al menos a nivel político y a los demás candidatos para que asuman un compromiso que luego, igual, incumplirán. La mayoría de las huelgas tiene como causa el incumplimiento de convenios colectivos. Hay un círculo vicioso: se declara una huelga por mejoras económicas, se celebra un pacto que las otorga y finalmente no se ejecuta, por lo que se declara otra. De otro lado, a medida que la organización sindical que convoca la huelga tenga un nivel más alto –una confederación más que una federación y una federación más que un sindicato– el contenido es más político que laboral.

–¿Dónde inscribiría la huelga de EsSalud?
–Es más política. Piden la destitución de la doctora Virginia Baffigo y están rechazando una supuesta privatización de la salud. Además reclaman una cantidad de dinero impago. Pero deben ser conscientes de que no están en una entidad cualquiera sino en un sector altamente sensible, y que el presupuesto tiene que manejarse de modo razonable entre el derecho legítimo de los trabajadores a mejores remuneraciones y el derecho preferente de los usuarios a una mejor atención.

Paro contra Shougang

Paro contra Shougang terminó con un muerto en Marcona. Tercerización de la planilla en centro del conflicto.

–La situación se agrava con la exoneración permanente de descuentos en gratificaciones. ¿Qué opina?
–Me parece un crimen exonerar de manera permanente las gratificaciones de la contribución a EsSalud y las pensiones. Es desfinanciar el futuro. Constitucionalmente, el mecanismo para mejorar las remuneraciones es la negociación colectiva. ¿Qué ha hecho este gobierno al respecto? Nada. Y como no ha hecho nada por el mecanismo natural de fomento ahora utilizan otro indebido para reactivar la economía. No corresponde. Y EsSalud tiene grandes problemas. En parte por ese Estado irresponsable que no paga las contribuciones sociales de sus trabajadores. Y ahora le quita contribución incluso de los privados.

–El ministro de Trabajo Daniel Maurate anunció el fin del paro minero pero una huelga contra una minera como Shougang se acaba de cobrar un muerto. ¿Qué está detrás?
–Una de las peticiones fundamentales de los mineros es contra la tercerización. Las mineras tienen una planilla cada vez más chica. La Federación se está solidarizando para que ingresen a la planilla y reciban utilidades de la empresa principal. Lo prometieron García y Humala. Ambos lo incumplieron. Hablamos de tres de cuatro trabajadores. Para la empresa principal es un ahorro enorme.

–El paro de educadores es anti reforma magisterial pero lo patrocinan elementos radicales.
–Refleja la conflictividad interna entre sindicatos, federaciones y confederaciones. Hay directivas muy amenazadas por sectores radicalizados que quieren reemplazarla. Siempre es posible ponerse a la izquierda de alguien. Y ese chantaje opera muchísimo. Yo soy el más auténtico, el más combativo. Eso incluso llegó a facilitar la penetración de Sendero en los sindicatos. Más a la izquierda no era posible, rayaba la locura. (E.CH.)

Búsqueda | Mensaje | Revista