martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2387

28/May/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Salud Con 2,800 casos anuales de cáncer de pulmón en el Perú, tabacaleras apuntan ahora al público femenino. Muerte avisada ante Día del No Fumador.

Nuevas Cortinas de Humo

5 imágenes disponibles FOTOS 

Día del No Fumador

Para Uriel García los medios deben divulgar más información sobre los riesgos del tabaquismo.

Butano, cadmio, metanol. Cada cigarrillo contiene más de 3 mil sustancias tóxicas para el cuerpo humano. Nicotina, ácido acético, arsénico. Todos estos agentes debilitan el funcionamiento del sistema inmunológico. Amoníaco, monóxido de carbono y un largo etc. El desenlace es ampliamente conocido.

La clave fue el contexto. El consumo del tabaco se disparó con la guerra. Fue un fenómeno cultural. Javier Manrique, director del Departamento de Prevención del Cáncer del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) explicó a CARETAS que “el consumo masivo de tabaco se inició en los países desarrollados como Estados Unidos y encontró un foco de consumo importante en los soldados que fueron a la Segunda Guerra Mundial. Cuando estos jóvenes llegaron a la adultez empezaron a aparecer casos de cáncer de pulmón”.

Los tiempos han cambiado las circunstancias del consumo. Manrique piensa que la población masculina ya ha asumido el reto de la reducción del consumo de cigarrillo. Por eso las empresas tabacaleras han encontrado otro grupo de consumo: el femenino. “Con la mayor capacidad económica de las mujeres en la actualidad, ellas se han convertido en un objetivo. En países de Latinoamérica como Argentina, Chile y Colombia las mujeres están fumando tanto como los varones”, afirma. Y no solo eso. El acceso se ha democratizado, demográficamente hablando. “Es muy fácil comprar cajetillas para jóvenes que ni siquiera han llegado a la mayoría de edad”.

A pesar de la publicidad negativa, las cifras siguen siendo contundentes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que cada año mueren más de 5 millones de personas a causa del consumo de tabaco. Manrique especifica: “según la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC) en nuestro país tenemos anualmente cerca de 2,800 casos de cáncer de pulmón como consecuencia del tabaquismo. De esta cantidad de enfermos, 2,500 van a fallecer. El número de víctimas de la neoplasia se está incrementando cada año”. El rango de edad de las personas que sufren de cáncer de pulmón oscila entre los 55 y 75 años.

A ello se le suma el factor adictivo. La nicotina es el principal elemento que genera dependencia por parte de los consumidores. Es responsable inmediato de consecuencias irreversibles como la disminución de neuronas, la variación en el estado de ánimo y la pérdida de la concentración. Además, contribuye al deterioro del funcionamiento del corazón y los pulmones.

¿Hay una buena estrategia para reducir el consumo de tabaco? Si bien es cierto que en el capítulo 7 de la Ley 28705 queda especificado que “las cajetillas de cigarrillos y en general toda clase de empaques o envolturas de tabaco deben llevar impreso en un cincuenta por ciento (50%) de una de sus caras principales, frases e imágenes de advertencia sobre el daño a la salud que produce el fumar”, esta estrategia no ha tenido un impacto significativo.

En ese sentido, Uriel García –exministro de salud durante el segundo gobierno de Fernando Belaúnde Terry– considera que no hay un trabajo efectivo para concientizar a la población sobre las consecuencias del tabaquismo. García considera que “falta apoyo de los medios de comunicación para crear conciencia en los consumidores”.

Once exministros de salud –incluyendo a Javier Arias Stella, Luis Solari y al propio Uriel García– han suscrito una carta al Tribunal Constitucional (TC) pidiendo que no prospere la demanda de un grupo de vecinos a favor de las áreas para fumadores en los establecimientos públicos. Se han sumado a la lucha alcaldes como Marco Álvarez (San Borja) y miembros de la Comisión Nacional Permanente de Lucha Antitabáquica (COLAT). Que sigan firmas. (Adolfo Cabrera Iwaki)

No se Haga Humo

Métodos y adminículos para dejar de fumar de forma gradual.

Cigarrillo electrónico: este vaporizador electrónico es un inhalador diseñado para simular el humo de tabaco. Se recomienda su uso con aromas.

Parche de nicotina: Se aplica sobre la piel durante un tiempo determinado y combate el deseo de consumir cigarrillos.

Goma de mascar: Se utiliza vía oral y proporciona nicotina al cuerpo para disminuir los signos de abstinencia cuando se deja de fumar.

Spray de nicotina: Es necesario aplicarlo en las fosas nasales y lo recomendable es usarlo con una o dos dosis por hora.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista