jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2387

28/May/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nacional Celebración por el Día Nacional de la Papa viene precedida por el éxito en la recuperación de papas nativas gracias a la ciencia.

En la Variedad Está el Gusto

4 imágenes disponibles FOTOS 

Día Nacional de la Papa

Agricultores de Pisac (Cusco) viajaron a Huancayo para intercambiar experiencias.

En las alturas de Huancavelica, los agricultores Elvis Romero (30) y Aquilino Mamani (60) conversan al pie de una montaña surcada por cultivos de papas nativas. Muy cerca, el ingeniero René Gómez seduce a un pequeño auditorio con sus conocimientos sobre el tubérculo predilecto de los Incas y el botánico Dave Ellis observa fascinado el cinturón rojo que se forma al interior de una papa Puma Maki recién cosechada.

Todos han sido convocados por el Centro Internacional de la Papa (CIP), institución que asesora a los pobladores de San José de Aymará desde 1997 para que incrementen la producción de papas nativas a un menor costo y sin utilizar químicos.

PAPA DE EXPORTACIÓN

Los resultados son asombrosos: los agricultores de este centro poblado ubicado a más de 4,000 m s.n.m. se juntaron para crear Agropia, una asociación que exporta papas nativas en forma de chips a Francia, Alemania, Bélgica y muy pronto también a los Estados Unidos.

Mamani es el representante de los agricultores del Parque de la Papa, ubicado en Pisac (Cusco), y su presencia en San José de Aymará se debe a que el CIP busca fomentar el intercambio de experiencias entre pobladores de distintas zonas del país. Dar el salto a la exportación es una opción que aún baraja.

RETORNO AL LUGAR DE ORIGEN

“La sierra central es la región donde se encuentra mayor diversidad de papas nativas en un área que empieza en Mérida (Venezuela) y termina en Jujuy (Argentina)”, explica Gómez, Curador Senior del CIP.

Es por ello que, hace 44 años, la institución decidió instalar una Estación Experimental en Huancayo. Ahí se conservan las semillas de unas 4,500 variedades de papas originarias del Perú, las cuales han servido para devolver al campo una gran cantidad de papas extinguidas en su medio natural.

Esta “repatriación” ha beneficiado a unas 71 comunidades de todo el país, incluyendo a aquellas que sufrieron la barbarie terrorista de Sendero Luminoso viéndose forzadas a abandonar sus tierras.

“Es emocionante ver cómo los pobladores más antiguos lloran de alegría al ver que las variedades que sembraron sus padres o abuelos vuelven a sus tierras gracias a la ciencia”, comenta Gómez.

En otros casos, el deterioro de la variedad se debe a enfermedades que los campesinos no pueden combatir. Ante ello, el CIP utiliza la semilla botánica obtenida de las papas silvestres para mejorar genéticamente la variedad en peligro.

CONOCIMIENTO ANCESTRAL

El doctor Dave Ellis dirige la Unidad del Banco de Germoplasma en Lima. Una vez al año debe viajar a Huancayo para participar del fin de cosecha en la Estación Experimental del CIP, ocasión perfecta para entrar en contacto con el conocimiento ancestral de los agricultores.

“Hemos obtenido éxitos alejando a los gorgojos de las plantaciones de papa gracias al uso que los campesinos hacían de la mashua como cerco del cultivo de papas. Descubrimos que sus raíces resultaban sumamente amargas para los gorgojos y eso hacía que se fueran sin necesidad de usar insecticidas”, manifiesta Ellis.

LAS PAPAS QUEMAN

Hace 20 años las papas nativas podían crecer a 3,800 m s.n.m.; hoy eso ya no es posible. Debido al cambio climático, estas zonas han elevado sus temperaturas atrayendo a una serie de insectos perjudiciales para la siembra.

“El problema es que a más altura, hay menos terrenos disponibles”, explica Ellis, quien anima a todos los peruanos a consumir este exquisito fruto milenario como una forma de paliar las urgencias de los sabios agricultores andinos. (César Prado)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista