miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2379

01/Abr/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Internacional Alberto Nisman, el Fiscal que iba a denunciar a Kirchner.

’El Muerto Está más Vivo que Nunca’

Alberto Nisman

El Fiscal Nisman fue hallado muerto el 18 de enero al costado de una pistola Bersa. Arriba, Kirchner de Argentina y Ahmadinejad de Irán.

Escribe: Luis F. Jiménez

Información sobre entendimiento de Chávez, Irán y Cristina Kirchner enriquece la denuncia del asesinado fiscal Nisman y abre pista sobre la tecnología nuclear argentina, los lazos con el terrorismo y el tráfico de drogas.

La frase del título pertenece al filósofo argentino Santiago Kovadof ante la campaña oficial que busca destruir la imagen de Alberto Nisman que llegó al punto negativo culminante a partir de la información publicada por la revista brasileña Veja sobre un pretendido entendimiento entre los entonces presidentes Chávez y Ahmadinejad con el matrimonio Kirchner.

Las sospechas se ciernen sobre el gobierno argentino tras la muerte del fiscal Nisman el día anterior a que concurriera al Congreso para presentar las pruebas sobre el encubrimiento con que la presidente Cristina Fernández de Kirchner (CFK) buscó liberar de responsabilidad a altos funcionarios iraníes que la justicia argentina sospecha que participaron en el atentado contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires en 1994 que dejara 85 muertos.

LA INVESTIGACIÓN DE VEJA

La investigación de la revista brasileña Veja (“Chavistas confirman conspiraçao denunciada por Nisman” 14-3-2015) plantea inquietantes detalles de un entendimiento en 2007 entre Hugo Chávez (HC), presidente de Venezuela, y Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán, que reforzaría la denuncia presentada por Nisman sobre el encubrimiento que ejecutó CFK y otros.

La revista afirma que obtuvo la información de tres altos colaboradores de HC que luego de su muerte se asilaron en EE.UU. (uno de los cuales fue su edecán) y que buscan obtener su residencia a cambio de brindar información valiosa sobre tráfico de drogas y actividades terroristas. Aduciendo razones de seguridad, la revista no brinda los nombres de los colaboradores de Chávez.

LOS INTERCAMBIOS DEL ACUERDO

Según los informantes, HC ofreció interceder ante CFK para responder a los deseos del iraní: obtener tecnología que posee Argentina que permite obtener plutonio a partir del uranio natural (y producir armas nucleares sin necesidad de enriquecer uranio) y eliminar las órdenes de captura de Interpol (alertas rojas) que afectan a altos funcionarios iraníes. A cambio de ello, Ahmadinejad se comprometía a brindar abundantes recursos a CFK.

HC procedió con prontitud. La compra por parte de Venezuela de bonos de la deuda argentina, que se había estado realizando, fue la forma de avanzar en el acuerdo. En 2007, Venezuela adquirió 1,8 mil millones de dólares en bonos de la deuda argentina; a fines del 2008, Venezuela poseía seis mil millones en bonos argentinos. Grande era la gratitud del matrimonio Kirchner rayaba pues debido al default del 2001 Argentina sufría permanentes estrecheces financieras.

DINERO EFECTIVO CLANDESTINO

Otra contribución iraní –hasta hoy desconocida como tal– fueron los US$ 800.000 que intentó ingresar a Argentina el venezolano Guido Antonini Wilson destinados a la campaña electoral de CFK. Antonini llegó en un vuelo privado procedente de Caracas en el que también viajaba el presidente de PDVESA, Rafael Ramírez; los dólares fueron descubiertos por una vista de aduana.

Según Veja, Chávez se empeñó en hacer parecer que los dólares eran de PDVESA, ocultando su procedencia iraní. Según uno de los testigos, Chávez habría dicho que no podía afirmar que CFK conociera el origen iraní de los dólares pero sí que ella sabía que era dinero de procedencia “clandestina”. La causa judicial iniciada en Argentina sobre el ingreso ilegal de dólares acaba de prescribir. Antonini Wilson regresó a Florida inmediatamente y estuvo enredado con el FBI.

“AEROTERROR”

Según Veja, el dinero iraní llegaba a Argentina vía Caracas y se llegó a establecer un vuelo Caracas – Damasco – Teherán para facilitar los intercambios; al parecer, la cúpula chavista denominaba al vuelo “aeroterror” y operó, entre marzo de 2007 y setiembre de 2010, dos veces por mes.

Los testigos afirman que desde Caracas el avión volaba cargado de droga, documentos y equipos que eran descargados en Damasco. La droga era proporcionada a Hizbollah, la organización terrorista radicada en Líbano y financiada por Irán.

Los vuelos de regreso traían dinero en efectivo y terroristas requeridos internacionalmente que empleaban pasaportes venezolanos. Uno de ellos, según Veja, fue Moshen Rabbani, acusado por Nisman como autor del atentado contra la AMIA.

Cabe señalar que Nisman había escrito un informe de 500 páginas sobre la penetración de Irán en América Latina que daba una idea de la importancia concedida por los persas a la región.

LA EMBAJADORA

Los testigos que declaran a la revista no pueden afirmar que los documentos vinculados con la producción de plutonio fueran objeto de las conversaciones con los iraníes, pues ellas estaban reservadas exclusivamente a los ministros de defensa venezolano e iraní. La contraparte argentina era la entonces embajadora en Caracas, Nilda Garré, que hoy es embajadora ante la OEA y fue ministro de defensa de Argentina.

Consultada por CARETAS, la embajadora Garré reiteró los términos de su carta al director de Veja rechazando por falsa la “imputación (de haber sido) la interlocutora argentina de los ministros de Defensa de Irán y de Venezuela en conversaciones sobre un supuesto programa nuclear argentino en el que el presidente iraní habría tenido interés.” También afirma que la revista Veja le adjudica, “sin un solo elemento que permita presumir un chequeo de fuentes, la posesión de secretos sobre temas nucleares.”

El testigo venezolano no pudo afirmar que los iraníes hubiesen obtenido los secretos de desarrollo de la energía nuclear que buscaban pero sí que los beneficios legales (bonos de la deuda argentina) e ilegales (valijas de dinero) obtenidos por Argentina revelaban que entregaba algo que los iraníes valoraban.

LA MARAÑA INTERNACIONAL

El interés iraní en la tecnología nuclear argentina tiene interés para la comunidad internacional cuando los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las NN.UU. más Alemania negocian un acuerdo con Irán que garantice que no será capaz de fabricar un artefacto nuclear.

La tecnología nuclear argentina permitiría producir plutonio a partir del uranio natural y haría difícil controlar que su destino no fuera una bomba nuclear. De allí el interés iraní que, según Veja, era una cuestión de “vida o muerte” para Ahmadinejad. La información revela el gran interés iraní y su impaciencia frente a personas, como Nisman, que entorpecieran el alcance de sus objetivos.

Debe tenerse presente que los atentados contra la embajada de Israel en Buenos Aires (1992) y contra la AMIA (1994) siguen a la decisión del gobierno de Carlos Menem cuando detiene la cooperación nuclear con Irán al aproximarse estrechamente a Estados Unidos. Observadores calificados consideran que los atentados fueron la respuesta iraní a ese giro de política.

No es por ello de extrañar que la investigación de Veja haya sido invocada en sesiones de las comisiones de relaciones exteriores del congreso de EE.UU. El Wall Street Journal también abordó el asunto. El asesinato de Nisman en Argentina fue considerado parte de este sórdido entramado.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Internacional
’El Muerto Está más Vivo que Nunca’
Suicidio en Los Alpes

Búsqueda | Mensaje | Revista