martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2379

01/Abr/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Medios Evento organizado por Vargas Llosa cerró filas contra dictadura chavista. Pero en política y libertad de prensa hay bemoles.

Apretones Liberales

2 imágenes disponibles FOTOS 

Aécio Neves y MVLl

Con Aécio Neves, líder de la oposición brasileña. Neves criticó exacerbación del clasismo y lo que más le preocupa es la predictibilidad.

Una colaboradora de Lilian Tintori se acerca para recordarle al reportero que la esposa de Leopoldo López es, más que política, madre y activista de derechos humanos. Como para que lo tome en cuenta con sus preguntas.

Un equipo de periodistas chilenos que la sigue en su gira por la región registra todos sus movimientos. En las próximas semanas presentarán su documental en las universidades de Santiago y luego lo volverán viral por la red.

La estruendosa, interminable ovación, que recibieron Tintori y Mitzy Capriles, esposa del también preso alcalde de Caracas Antonio Ledezma, marcó el inicio del seminario América Latina: Oportunidades y Perspectivas, cuyo anfitrión fue Mario Vargas Llosa y se celebró la semana pasada en la Universidad de Lima.

Tintori se ha convertido en un personaje a lo largo del año y dos meses que lleva preso su marido.

Corre el jueves 26 de marzo y ambas mujeres esperan todavía la posibilidad de ser recibidas por el presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia.

“Que nos reciban. Hoy es un día importante para que lo puedan hacer. Estamos disponibles y dispuestas”, dice Tintori.

Y revela a CARETAS un gesto de Heredia:

“Le agradezco a la Primera Dama el mensaje de solidaridad y el abrazo que nos envió. El Presidente estaba muy pendiente del caso venezolano. Si está tan pendiente es el momento de reunirnos y que alce su voz. Si es un demócrata es el momento de exigir las libertades de los presos políticos”.
(Leer la Entrevista con Lilian Tintori)

Vargas Llosa ya había roto fuegos al presentar a las invitadas. Si bien celebró el encuentro que sostuvieron con la ahora ex premier Ana Jara y el canciller Gonzalo Gutiérrez, lamentó “profundamente que el presidente Humala y Nadine Heredia no les hayan abierto las puertas y no las hayan recibido con los brazos abiertos”.

La distancia de los Vargas Llosa con el régimen se había sentido la tarde anterior, el miércoles 18, cuando su hijo Álvaro declaró que el probable candidato presidencial del oficialismo, el exministro del Interior Daniel Urresti, “es capaz de apuñalar la democracia por la espalda”.

Mario y Álvarito no siempre coinciden y varias veces han discrepado públicamente sobre sus juicios de coyuntura política. Pero esta vez cabe imaginar que se encuentran alineados.

Urresti –un militar retirado acusado por la fiscalía de participar en el asesinato de un periodista– es difícilmente una opción potable para el Nobel de Literatura que endosó su prestigio a una candidatura que, en 2011, se enfrentaba al fujimorismo y necesitaba legitimar su paso de La Gran Transformación a la Hoja de Ruta. La tibieza con la dictadura chavista y otros puntos de contingencia mencionados en la edición anterior de CARETAS –como la deficitaria perspectiva presidencial en torno al Lugar de la Memoria– no tienen al escribidor en la misma sintonía que el gobierno peruano.

MATICES PROFUNDOS

La defensa liberal de los valores democráticos resulta intachable frente a un caso extremo como el venezolano.

Pero a través del cristal economicista, la visión no es igual de nítida.

Aécio Neves, excandidato a la presidencia de Brasil que estuvo a punto de arrancarle la victoria en la segunda vuelta a Dilma Rousseff, respondió a la pregunta de Álvaro sobre las que serían sus prioridades de ganar mañana la primera magistratura de su país.

Respondió que lo primero sería la generación de predictibilidad. Luego la disciplina fiscal y, finalmente, la justicia social.

Neves criticó que los gobiernos populistas tienden a buscar la división entre clases cuando se fragilizan. Puede ser cierto. Pero este enunciado de sus prioridades bien puede facilitarles el clasismo.

Fernando Berckemeyer Olaechea, joven director de El Comercio, no estuvo muy lejos de Neves cuando consideró que el principal riesgo que enfrenta la democracia peruana es la desaceleración económica, porque “cuanto más gente esté en pobreza, más estará dispuesta a negociar sus libertades para satisfacer sus necesidades básicas”.

Llamó la atención que no aprovechara la ocasión para responder a los severos cuestionamientos que enfrenta la concentración de medios del grupo que representa.

En su momento, el propio Vargas Llosa criticó duramente la compra de Epensa por parte de El Comercio, lo que le otorgó a este el control de la circulación del 80% de diarios en el Perú, con las consecuencias de manipulación de agenda política y competencia desleal que ello implica.

El abogado Enrique Ghersi trabaja con Epensa y es el colaborador de primera fila de MVLl en la organización de estos eventos. Sin duda, la salida de la controversial Martha Meier de Miro Quesada del decano ha calmado los ánimos por el lado del novelista.

Pero en lo que respecta a la prensa, el liberalismo reunido en la Universidad de Lima puso los reflectores solo sobre situaciones gravísimas pero de alguna manera “clásicas”, en la que un gobierno autoritario –Venezuela, Ecuador, incluso Argentina– limita el ejercicio de la libertad de expresión y compra medios.

Faltó reconocer la otra cara de la moneda. La concentración de medios por parte de grupos privados acaba de ser discutida en audiencia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el caso de la prensa peruana es clamoroso, si bien lamentablemente no es el único, en el continente (CARETAS 2378 – Liberales en el Papel).

Una cosa es el autoritarismo represivo y otra los oligopolios de prensa. Ambas son graves amenazas a la salud de la democracia. Y ambas deberían ser rechazadas por liberales consecuentes.

El académico y exjefe de la oposición canadiense Michael Ignatieff recordó que la democracia liberal “es un sistema de contrapesos, basado en la sospecha, donde mucho poder corrompe”.

Mary O Grady, editora del Wall Street Journal, se refirió a los excesos de los últimos años y consideró que “si la población no cree en la moralidad del mercado, la destruirá”.
Principios que caen como tinta al papel.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista