martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2379

01/Abr/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Nacional CHOSICA: Huaycos vuelven a enlutar el populoso distrito al Este de Lima.

Yungay en Potencia

5 imágenes disponibles FOTOS 

Chosica: Yungay en Potencia

Llanto que anuncia El Niño. El alud en la quebrada Rayo de Sol mató a nueve pobladores el lunes 23.

Si llueve más de una hora, sabemos que va a haber huayco”, explicó Luis Salazar de la Municipalidad de Chosica, el jueves 26, agotado, a las 72 horas del devastador alud que cobró nueve vidas en el poblado al Este de Lima, el lunes 23. Ya el viernes y sábado, días en que empezó a llover, se habían activado las quebradas de Rayos de Sol, Carossio, y Libertad, y empezó a correr el agua desde las alturas por las calles chosicanas.

“Y el lunes 23 había llovido más de dos horas”, narró a CARETAS el funcionario edil.

Ver los riesgos en Chosica

De manera que junto a un contingente de brigadistas y maquinaria, Salazar marchó rumbo a la quebrada Rayo de Sol, apenas a un kilómetro de la Plaza de Armas de Chosica, río arriba, a la espera de la avalancha. “Cuando estábamos a 20 metros, estalló el huayco”, describió aún preso del susto.

“No sabemos de dónde salió el agua. A nuestras espaldas se desmoronó un cerro. La gente quedó atrapada entre dos huaycos. Fue aterrador”, narró. La tromba de piedra, lodo y agua se desató a las 5 p.m. y arrasó con 300 viviendas en su camino y se cobró la vida de la hija del alcalde de Cocachacra y dos amigas que salían del colegio, y dos hermanas y el bebe de una de ellas.

Otro huayco esa nefasta tarde bajó como una tromba a sólo dos manzanas de la Municipalidad de Chosica, destrozando el sistema de agua y desagüa y anegando el casco histórico de aguas putrefactas.

En total se activaron 12 quebradas en Chosica, sepultando la Carretera Central y la vía férrea en un largo tramo de nueve kilómetros, desde el km 31 hasta el km 40. El ingreso de productos agrarios al Mercado Mayorista de Santa Anita de la Sierra Central cayó a la mitad la semana pasada. El desabastecimiento disparó los precios de los alimentos en la capital.
Leer: Tren de Vida

Y, esta vez, Chosica tuvo suerte. Mucha suerte.

El 9 de marzo de 1987, a las 4 p.m., un huayco mató a por lo menos 100 personas y destruyó más de mil casas en la Quebrada Pedregal al Oeste de la Plaza de Armas. Poco o nada se aprendió de esa experiencia. La población de Chosica se ha duplicado desde entonces, a 220 mil personas según el INEI. La urbe se ha encaramado sobre los cauces naturales de los huaycos.

“El mejor camino para que estos hechos no se repitan es la reubicación de todas aquellas personas que viven en todas las quebradas secas de Chosica”, dijo Guadalupe Masana García, jefa del Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres, CENEPRED.

Fue un milagro que la quebrada de San Antonio no se activó esta vez, donde existen 46 manzanas, habitadas por 1,200 personas, en grave riesgo de morir.

Pero la tragedia podría desatarse en cualquier momento.

Otros flujos torrenciales que cayeron sobre Chosica se registraron en 2012, 2002, 1985, 1983, 1976, 1972, 1967, 1959, 1955, 1954, 1952, 1950, 1939, 1936, 1926, 1925, 1915, 1909, registró el investigador César Abad Pérez del IFEA.

Al punto que cada quebrada es un animal con nombre propio.

El huayco de 1925 ligado al peor fenómeno de El Niño del siglo 20, similar al de 1983, incluso dañó la leal hidroeléctrica de Huinco.

En 1970, un masivo alud como resultado del desprendimiento del Nevado Huacarán sepultó la localidad de Yungay, en el Callejón de Huaylas, Áncash, matando a 50,000 personas.

Ocurre. Y Chosica es una de las localidades más pobladas y vulnerables a una catástrofe mayor en el mapa de riesgo del país.

Chosica Puede Ser Borrado del Mapa

Mapa de la zona de Chosica afectada por los huaicos (2015).

Inminente Tragedia.- El letal alud en la quebrada de Rayo de Sol cayó sobre la población a las 5 de la tarde del lunes 23, Otra avalancha pasó como una tromba a sólo dos manzanas de la Plaza de Armas de Chosica, por la quebrada Libertad.

El lunes 23 de marzo, doce huaycos cayeron en el pueblo de Chosica, matando a nueve personas e interrumpiendo la Carretera Central cuatro largos días. Pero la tragedia pudo ser mucho peor. La población del distrito supera las 200 mil personas, quienes han construido sus casas sobre el mismo cauce de los aludes. El cambio climático augura aún peores tragedias.

Leer también: CARETAS 2378 - El Niño Primeros Pasos

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista