domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2379

01/Abr/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Entrevistas El escritor chileno Alejandro Zambra presentará en Lima su último experimento formal, Facsímil (Editorial Estruendomudo), el 18 de abril en el II Festival de la Palabra.

Escribir Para Escrutar

2 imágenes disponibles FOTOS 

Alejandro Zambra

Presentación de la edición peruana de Facsímil será el 18 de abril en el CCPUCP. Acompañará a Zambra el escritor Dante Trujillo (Perú).

Cuatro libros publicados por Anagrama, dos poemarios y una recopilación de sus artículos visibilizaron la figura de Alejandro Zambra (Santiago, 1975) en el ámbito literario. Recientemente, un nuevo título se sumó a su bibliografía. Se trata de Facsímil, que parodia el formato de la prueba de aptitud verbal (aplicada en Chile desde 1967 hasta 2002 a los postulantes a las universidades) para aludir a las familias que pertenecemos o abandonamos, incursionar en la memoria, referirse a una época, celebrar las letras o ajustar cuentas.

En Facsímil, Zambra arma frases como estas: “No había que escribir, no había que opinar, no había que desarrollar ninguna idea propia: solo teníamos que jugar el juego y adivinar la trampa”. Este autor que también es docente de literatura de la Universidad Diego Portales será uno de los invitados del segundo Festival de la Palabra, organizado por el CCPUCP y que se realizará del 15 al 19 de abril. Asimismo, intervendrán Leonardo Padura (Cuba), Mariana Enríquez (Argentina), Piedad Bonnet (Colombia), Juan Bonilla (España), Antonio Ortuño (México), entre otros escritores, y se homenajeará a Alonso Cueto (Perú), además de otras actividades.

–¿El proceso de escritura de Facsímil fue más expedito que otras veces? ¿Pudiste liberarte de los géneros?
–Los géneros son como camisas incómodas y escribir es como llegar al momento en que la camisa es tuya y tiene la forma de tu cuerpo. Es un proceso intenso, donde el gozo y la incertidumbre coinciden. Creo que con Facsímil fue incluso más intenso. Me interesaba esa periferia de la literatura, ese alrededor. Estaban la alegría y el impulso de la parodia, y ese momento crucial en que la risa y el dolor se confunden. De otro lado, no tenía inquietudes necesariamente temáticas cuando escribía. Tomaba la música mala y la métrica bastarda de las opciones y de los ejercicios, y empezaba a bailar.

–¿Es la literatura el mejor profesor que has tenido?
–Sí. Pienso que escribir es olvidar el plan de redacción, ‘desformatearse’ y atreverse a empezar por el final, a desafinar la voz y a sacar la voz. Y, sobre todo, a hurgar en uno mismo, aunque no te guste lo que ves.

–¿Cuál sería tu mayor reparo sobre la reforma educacional que se está llevando a cabo en Chile, que para más de un analista atenta contra la inclusión educativa y pone en riesgo el funcionamiento de los liceos emblemáticos que son públicos, gratuitos y reconocidos por su calidad?
–Más que reparos, siento desconfianza. La reforma es radical, pero no confío en que ese espíritu sobreviva al parloteo del parlamento. Ojalá me equivoque.

–Sobre Roberto Bolaño, escribiste: “El narrador hace comprensible al poeta”. En tu caso, ¿cómo han sido tus idas y vueltas entre la prosa y la poesía?
–Nunca he dejado de escribir poesía. Lo que pasa es que hace años no escribo algo que me parezca publicable. Ahora estoy metido en un libro que se llama Mensajes No Enviados y que para mí es poesía, aunque está escrito en prosa. Me parece, en todo caso, que se exagera con las diferencias entre los géneros. Si en la prosa no hay poesía, no hay nada.

–De la literatura peruana, has manifestado tu gusto por la obra de Julio Ramón Ribeyro o César Vallejo.
–De Vallejo, valoro el sentido de la vanguardia. Al lado de Vallejo, muchos vanguardistas parecen tan tiesos, literarios y externos. Su poesía es la historia de una búsqueda, o la búsqueda extrema de una intensidad. Ahora que me preguntas por los dos, diría lo mismo de Ribeyro, aunque en principio son escritores muy distintos.

–¿Qué otro escritor peruano destacarías?
–A un montón. Del Inca Garcilaso de la Vega a Daniel Alarcón, pasando por Luis Hernández, Antonio Cisneros, Rodolfo Hinostroza, José María Arguedas, etcétera. Y debería hablar de las semanas inolvidables que pasé leyendo a Ricardo Palma. Me rehúso a contestar pormenorizadamente esta pregunta. La literatura peruana la siento muy próxima. (Entrevista: José Tsang)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista