jueves 15 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2368

15/Ene/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre SociedadVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Acceso libre Lima 480 ANIVERSARIOVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Alfredo Barnechea
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Teatro Obra La Cautiva desnuda problema de comprensión lectora de las autoridades. Procurador Galindo anticipa denuncia.

Sinrazón Escénica

La Cautiva

Actores Nilda Bermejo, Alaín Salinas y Emilran Cossío podrían ser denunciados. Dice León: “Reconociendo su propia condición uno se sensibiliza. Eso hace el teatro”.

Luego de acomodarse en las butacas del Teatro La Plaza y ver La Cautiva, un militar se pronunció desde su asiento en uno de los diez foros que se llevaron a cabo inmediatamente después de la puesta en escena. “Tienen toda la razón, así fue”, dijo bañado en lágrimas. Un estudiante, desde el otro lado del salón, lanzó una pregunta hacia el escenario: ¿Quién fue Abimael Guzmán? Seguido por otro que preguntó qué era un terruco.

La Cautiva fue una de las diez obras elegidas a través del concurso anual de dramaturgia Sala de Parto, impulsada por el Teatro La Plaza. Esta, con premio especial frente a las otras de parte del jurado por ser “la más compleja, especialmente importante y con la mejor dramaturgia”, según su directora Chela De Ferrari, está siendo investigada por la Dircote y la Procuraduría Antiterrorismo por “apología del terrorismo”, desde que un alto oficial de las FF.AA. asistiera y grabara con su celular toda la obra el pasado 29 de noviembre.

León y De Ferrari

León y De Ferrari: “El 99% de los espectadores entendieron la obra”.

De Ferrari llegó de viaje el domingo pasado directamente a prender el televisor. “Las frases que sustentan la investigación han sido sacadas de contexto, como por ejemplo ‘guerra popular’ cuando la frase real era ‘mi papá odia mi quinceañero, tengo miedo cuando me habla de la guerra popular’”, explica y continúa: “Hemos trabajado para que la obra tenga un equilibrio, para que la metáfora principal, es decir, un pueblo tomado entre dos fuegos, sea evidente. La intención era criticar a Sendero por utilizar a jóvenes que no tienen idea de las arengas que expresan, y la escena muestra el horror de la niña”.

Por su parte, el pintor y autor de la obra Luis Alberto León, también negó la apología: “No estoy enunciando que el proyecto de SL es viable ni correcto. Más bien, condeno sus métodos y políticas”, explica.

Por eso mismo, se abrieron debates para que todo aquel que considerara que no era correcto se expresara. “Normalmente se queda un 10% de público en los foros en todo el mundo, en este se quedaba el grueso y la mayoría tenía comentarios de agradecimiento, mientras que otros se hacían preguntas en voz alta para que todos las recogieran”, comenta De Ferrari. “Lamentablemente no hubo el debate que hubiéramos querido: que gente que no comparta la visión de la obra se pronunciara”, continúa León.

Por su parte, el MinCul se ha pronunciado al respecto: “Hemos calificado la obra La Cautiva como una creación de carácter cultural, pues a través de una representación ficcional (…) promueve un encuentro de reflexión entre artistas y espectadores , con el fin de estimular la formación de una ciudadanía cada vez más participativa y democrática”. Al cierre de edición, el procurador antiterrorismo Julio Galindo, que no vio la obra, adelantó que la denunciaría por apología del terrorismo. Esperemos que el ministro haga un análisis más profundo que no termine, adelantándonos, en si no era apología, les pido perdón. (Ailen Pérez)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista