miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2366

23/Dic/2014
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre Resistencia 2014VER
Acceso libre TecnologíaVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Fútbol Edwin Oviedo prometió devolverle la credibilidad a la FPF. Acto seguido, despidió al DT.

Del Ingenio a la Cancha

Edwin Oviedo

En un tributo al bilardismo, Oviedo saltó de una lista a otra en busca del resultado. ¿Así jugará Perú? Foto: LUIS JULIAN

"La hizo linda”, se oyó en radios, taxis y plazas después de la elección de Edwin Oviedo (43) como presidente de la FPF. Como si se tratara de un gol anotado en jugada de Fair Play, se celebraba la astucia del nuevo presidente de la FPF de cambiar a última hora un rol secundario en la lista de Federico Cúneo por el protagónico en la de Agustín Lozano. Culminadas las celebraciones nacionales por la salida de Manuel Burga, y en un país donde el mal menor siempre es peor en potencia, el transfuguismo de la antesala no resulta prometedor. Lo que ocurrió fuera del fútbol, tampoco.

EL BAILE DEL AZÚCAR

Antes de invertir en el Juan Aurich y asumir su presidencia, en octubre del 2008, el empresario también “la hizo” en el negocio azucarero de Lambayeque. En menos de cinco años, la familia Oviedo –cusqueños de Urcos– había logrado la reactivación productiva e industrial de los cañaverales de Pomalca y Tumán, de accionariado compartido con el Estado.

Ese último detalle resultó la garantía de su crecimiento. Bajo el amparo de la Ley de Protección Patrimonial –que protege los bienes del Estado de la cobranza coactiva–, el Grupo Oviedo creció sin pagar las deudas laborales y tributarias de Pomalca y Tumán. En el 2011, una investigación de la revista Poder reveló que el grueso de las ventas de las azucareras van a los intermediarios del mismo grupo empresarial a un precio mucho menor que el ofrecido a los minoristas. Así, el mayor margen de ganancia permanece con el Grupo Oviedo, en lugar de ingresar a las empresas que también pertenecen al Estado.

La extensión anual de la protección patrimonial –las ‘leyes Oviedo’– ha mantenido esa dinámica, mientras que la contribución a la vigencia y competitividad del Aurich ha reforzado el lazo con la población lambayecana.

CUESTIÓN DE IDENTIDAD

Concluida la votación del jueves, la prensa deportiva saludó la llegada al sillón del Oviedo empresario, pero fue el Oviedo gamonal quien habló al micrófono: “Pablo Bengoechea no está en los planes de nuestra gestión. Un despido en cámaras inédito en nuestra televisión.

Más allá de las formas, Oviedo buscará resultados. Sin embargo, para todo lo que se habló del vínculo clientelista entre Burga y las ligas departamentales, su elección fue asegurada con los mismos votos, posiblemente atados a compromisos similares. Todos los miembros de su directorio han expresado su apoyo al ascenso por Copa Perú y, en algunos casos, su deseo de eliminar la Segunda División. Media docena de ellos tiene investigaciones por lavado de activos. Con ellos se buscará –o se negociará– la reforma.

Por ahora, Oviedo ha confesado que aún no está muy informado sobre el funcionamiento de la FPF, pero promete un plan de trabajo para el 5 de enero. Urge conseguir un entrenador para la selección mayor, pero, sobre todo, redescubrir una idea común de juego para todas las divisiones nacionales.
Quizá ya se avanzó algo al respecto. Si jugar como peruano era ser “vivo” en la cancha, el flamante presidente no lo hace mal. (Liliana Michelena)

Burga

“A ese 7% que me apoyó, si pudiera conocerlos les daría un abrazo”, afirmó Burga.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista