miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2342

10/Jul/2014
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre FútbolVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Brasil 2014VER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Economía Odebrecht pisa el acelerador. El gasoducto al sur estará operativo en diciembre del 2017, dijo Jorge Baratta, CEO de Odebrecht Latininvest.

Salto Cualitativo

3 imágenes disponibles FOTOS 

Baratta

Baratta: “Construiremos un ducto de líquidos paralelo. Es el momento”.

EL 24 de junio, General Electric adquirió en 12,350 millones de euros Alstom, la división de turbinas y terminales nucleares de Alstom, parte del complejo francés GDF Suez, Ello explicaría por qué GDF Suez se retiró sorpresivamente del concurso de subasta del gasoducto sur peruano el 26. Alstom es la mayor adquisición en la historia de General Electric. El retiro de Suez selló la suerte del Consorcio que integraba en el Perú con Transportadora de Gas Internacional (TGI) de Colombia, Tecpegas de Argentina y Gasoducto del Sur (CARETAS 2341). El consorcio no impugnó el proceso, pese al inicial piteo de su representante, Alejandro Segret. La firma debió presentar una fianza por US$ 35 millones para impugnar el proceso el jueves 3, lo que no ocurrió. El proyecto fue adjudicado al consorcio Odebrecht Latininvest – Enagás, que ofertó US$ 7,3 mil millones, el lunes 30. El viernes 4, Jorge Baratta, CEO de Odebrecht Latininvest, brindó en exclusiva para CARETAS la siguiente entrevista.

El diario Perú.21 denuncia que el presidente del comité especial de Proinversión del Gasoducto Sur Peruano realizó consultorías para Odebrecht en el pasado. ¿Es esto cierto?
–Los informes que dicen que fueron entregados por Edgar Ramírez a Conduit Capital datan del 2007 / 2008. Odebrecht compra Kuntur en 2011. Ramírez nunca ha trabajado para nosotros ni prestado servicios. Nosotros nos hemos enterado por el periódico. El único que podía saber de esas asesorías era Alejandro Segret, porque él era el gerente de Kuntur.

–La oferta del consorcio rival que fue descalificado ofertó casi US$ 200 millones menos que la de ustedes.
–Sacaron un papel con un número con US$ 7,198 escrito a mano. Qué coincidencia. Justamente un número más bajo. ¿Será que este era la oferta real?

–Segret abrió el sobre lacrado ante la prensa.
–¿Pero es el mismo sobre? En todo caso, a mí me gustó. Porque si fuera el valor real, quiere decir que hemos sido muy acertados con el precio. La diferencia con nuestra oferta es de solo 1,5%. Prácticamente nada. Directo a la vena. No nos hemos equivocado.

–El gasoducto al sur debe estar operativo en julio del 2019. ¿Cumplirán?
–En diciembre del 2016 tendremos listos el tramo B y el tramo 1. La central térmica de Quillabamba, Cusco, entrará en operaciones en la fecha. En diciembre del 2017 llegará al sur, 18 meses antes de los plazos. Significará un ahorro impresionante para el país. Cada día de diésel y carbón cuestan US$ 8 millones.

–¿Cómo marcha la estructuración financiera?
–Ya lo tenemos bastante avanzado. El sindicato de bancos lo preside Sumitomo Bank de Japón y lo integran un total de once entidades financieras.

–¿Hay demanda para el gas en el sur?
–Durante el proceso de licitación el gobierno hizo un sondeo pidiendo que las empresas interesadas en la compra de gas se registren. Las inscripciones sumaron 820 millones de pies cúbicos día (mppc). El proyecto parte con una expectativa de demanda de 800 mppc. El ducto tendrá una capacidad de 1,6 mil millones de mppc. El gobierno garantiza 500 mppc. Si pasamos, caduca la garantía. Entonces, es muy probable que nunca se use la garantía de red principal del gobierno. En Camisea esas garantías se devolvieron al cabo de siete años.

–¿Van a construir el ducto de líquidos?
–Hemos retomado el tema con Braskem, el brazo petroquímico de Odebrecht. Es una inversión que de realizarse en paralelo con el ducto de gas, se ahorra logística, supervisión, etc. Es el momento de concretar el proyecto.

–¿Cuáles son las condiciones contractuales para la construcción del ducto de líquidos?
–El ducto de líquidos a la costa es una opción, no una obligación contractual. El Estado concede el derecho a la agregación del ducto de líquidos a la costa en el marco de una negociación entre privados.

–¿Cómo es la arquitectura de la petroquímica?
–Brakem es una industria de polipropileno que nace a base del etano y genera una industria terciaria que es la industria de transformación de este plástico y que termina por generar un complejo petroquímico de transformación. Hemos hecho un estudio inicial que se llama FEEL 1 que define la viabilidad del proyecto hasta la etapa de construcción. Lo que demuestra es que el proyecto de petroquímica es viable y tiene mercado. Faltaba el ducto. El gobierno ya separó el terreno en Matarani donde establecerá el polo petroquímico.

–¿Qué pasó en el consorcio rival descalificado donde GDF Suez se retiró?
–Calcularon mal y debieron ir a sus directorios con más anticipación.

–GDF Suez tiene la Central Térmica de Ilo que debe entrar en operaciones también el 2016.
–A GDF Suez le interesa que el gas llegue cuanto antes, y sabe que el gas llegará antes con Odebrecht. Es una pieza más del ajedrez.

–¿Cuántos otros gasoductos está construyendo Odebrecht en Latino América?
–En Argentina hemos hecho en los últimos dos años más de 2,000 kilómetros. En México hemos firmado esta misma semana Los Ramones, un gasoducto de más de US$ 1,000 millones. Hay un volumen grande de gasoductos. El negocio de energía de gas es creciente. Los países latinoamericanos comienzan a percibir que requieren de una red de gas. Este movimiento en el Perú no es aislado. Colombia incluso está mucho más desarrollado que nosotros.

–¿En el segundo semestre del presente año son postores de alguna otra concesión?
–Estamos viendo el proyecto de Aguas de Cabecera, es un proyecto que capta aguas de deshielo para abastecer el río Rímac y garantizar un mayor abastecimiento de la ciudad de Lima en época de estío. (M.Z.)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista