martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2317

16/Ene/2014
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre TecnologíaVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Urbanismo El plan de concesiones de las principales troncales de Lima convertirían la capital en un imposible tragamonedas.

Lima: Ciudad de los Peajes

Lima la ciudad de los peajes
Se han entregado en concesión con la administración edil de Susana Villarán la vía de Evitamiento (Línea Amarilla) y la Panamericana Sur hasta Pucusana. También se plantea concesionar un túnel que uniría La Molina con Miraflores, por debajo de la remodelada Av. Primavera, la Av. Javier Prado y la extensión de la Vía Expresa. En cada caso, el operador privado tendrá derecho a cobrar un peaje por el uso de la vía.

En ese plan, los limeños tendrían que pagar por el uso de las principales troncales que unen la metrópoli. Y hay quienes reclaman la entrega en concesión al capital privado de la vía costanera de la Costa Verde. Es paradójico que esto suceda durante la administración socialista de Villarán.

Lima Metropolitana es una megápolis que urge de grandes obras de infraestructura de transportes, de saneamiento, de energía, de vivienda y de áreas verdes. Pero el presupuesto acumulado de Lima y sus distritos, incluyendo el Callao, no alcanza para desarrollar una ciudad que en el 2025 tendrá 12 millones de habitantes. Es necesario que el gobierno central cofinancie las grandes obras de infraestructura como sucede en las principales urbes del mundo. La relación entre el gobierno central y Lima Metropolitana nunca han sido buenas o fluidas. En la presente administración poco ha cambiado en ese sentido.

Excepciones a la regla son la recientemente inauguración de planta de tratamiento de Taboada y el tramo dos del Tren Eléctrico que salen del bolsillo del gobierno central. El último está valorizado en US$ 6,000 millones. Se trata de una cifra sideral, a costa del desarrollo de otras necesarias obras. El gobierno central debe financiar otras grandes obras de infraestructura de Lima para evitar convertir la capital en un imposible tragamonedas. (Por: Alberto Sánchez Aizcorbe*)

-------------------
*Alcalde de La Victoria.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista