jueves 18 de abril de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2301

19/Set/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre PérdidasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Narcotráfico Viajes aéreos del congresista aprista Elías Rodríguez corrían por cuenta de la minera de Fidel Sánchez Alayo, acusado de lavado de dinero del narcotráfico.

Los Vuelos de Elías

6 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2301-sanchez-1-c

“No tuve ni tengo vínculos con Fidel Sánchez Alayo. No sé quién quiere hacerme daño”, insistió el congresista Elías Rodríguez.

Documentos y fotografías obtenidos por CARETAS confirman la relación, hasta hoy negada, del congresista aprista Elías Rodríguez Zavaleta (39) con la familia Sánchez Paredes, especialmente con Fidel Sánchez Alayo, quien es procesado junto a su padre y tíos por lavado de dinero del narcotráfico.

Rodríguez figura en la lista preliminar de 7 congresistas que, según el sociólogo Jaime Antezana, estarían vinculados al narcotráfico y/o al lavado de activos (CARETAS 2298).

En febrero del 2008, CARETAS 2015 publicó un documento firmado por Fidel Sánchez Alayo, según el cual Rodríguez recibió US$ 10,000 de este para la compra de muebles para su oficina.

La Comisión de Ética del Congreso, entonces presidida por la parlamentaria Elizabeth León (UPP), abrió investigación a Rodríguez, pero la archivó al poco tiempo bajo el argumento de que el documento era apócrifo.

Esta versión fue esgrimida por el propio Rodríguez, pero carece de sustento. Fidel Sánchez Alayo nunca dijo que el documento era falso.

Por el contrario, interpuso una denuncia ante la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) por el “robo” de documentos de las oficinas de una de sus empresas: Minera Santa Marina S.A.

El archivamiento definitivo de la investigación en la Comisión de Ética le permitió al trujillano Rodríguez continuar en su escaño y volver a postular al Congreso en los últimos comicios generales.

De hecho, Rodríguez fue uno de los 4 legisladores reelectos por el APRA en 2011. Obtuvo 39,690 votos como representante de La Libertad.

“No tuve ni tengo vínculos con Fidel Sánchez Alayo. Ya superé ese capítulo de mi vida”, insistió Rodríguez a CARETAS.

LA LISTA

Un extrabajador de Minera Santa Marina S.A., que pidió mantener su identidad en reserva por temor a represalias, declaró a CARETAS que Fidel Sánchez Alayo realizó numerosas contribuciones al congresista Rodríguez, como aportes a sus campañas, “donaciones” en efectivo y regalos para él y su familia.

“Le pagaba hasta los pasajes aéreos Lima-Trujllo-Lima”, contó.

Según la ONPE, el congresista Rodríguez no ha presentado sus gastos de campaña en ninguna de las tres fechas programadas.

El testigo entregó a esta revista abundante documentación que vincula al parlamentario trujillano con Minera Santa Marina S.A., la compañía del investigado Fidel Sánchez Alayo.

Aparece, por ejemplo, una extensa relación de los pasajes aéreos comprados por Minera Santa Marina entre los años 2006 y 2007.

En la lista de beneficiarios –junto a trabajadores de la minera y el propio Fidel Sánchez Alayo– figuran el congresista Elías Rodríguez y su esposa, Patricia Canchucaja.

Rodríguez, según la documentación, realizaba unos dos viajes Lima-Trujillo-Lima al mes y todo corría por cuenta de Minera Santa Marina S.A.

EL ASESOR

En el listado de pasajes aéreos se repite también el nombre de Marco Peralta Castañeda, asesor principal del congresista Rodríguez.

Correos electrónicos internos de Santa Marina S.A. muestran que Peralta mantuvo una fluida comunicación con Enrique López Sanca, representante de Santa Marina S.A. y hombre de confianza de Fidel Sánchez Alayo.

López Sanca estuvo inmerso en dos investigaciones del clan trujillano: en el presunto desvío de insumos químicos al narcotráfico de la Compañía Minera Santa Rosa (Comarsa) y en el triple crimen protagonizado por guardaespaldas de Manuel Sánchez Paredes y de sus hijos frente al Poder Judicial de Ica, el 3 de febrero del 2011.

El testigo señala a Peralta Castañeda y a López Sanca como los “nexos” entre el congresista Elías Rodríguez y Fidel Sánchez Alayo.

Esta revista obtuvo una fotografía en la que aparecen, abrazados, el parlamentario y López Sanca.

A cambio de su “colaboración”, Rodríguez debía servir políticamente a los intereses empresariales de Fidel Sánchez Alayo, según el testigo.

Uno de ellos tiene que ver con el yacimiento de oro de cerro El Toro, ubicado a 10 minutos de Huamachuco, en La Libertad.

Santa Marina S.A., de Fidel Sánchez Alayo, compró parte de los derechos mineros de El Toro –por US$ 1 millón y medio– a la empresa San Antonio, el 12 de junio del 2006.

Sin embargo, sus operaciones fueron interrumpidas por la presencia de unos 3,000 informales en cerro El Toro.

Fidel Sánchez Alayo, según el testigo, decidió “atacar desde varios frentes”, presionando a las autoridades involucradas en el problema.

El congresista Rodríguez fue uno de los caballitos de batalla.

El 8 de noviembre del 2007, por ejemplo, Rodríguez –en su calidad de parlamentario– envió el oficio No 100-2007-2008-ENRZ/CR al alcalde de la localidad de Sánchez Carrión, Alberto Loyola, pidiéndole información sobre “las acciones que se vienen adoptando contra la minería informal en la zona denominada cerro El Toro”.

El testigo aseguró que los oficios que Rodríguez envió a diversas autoridades eran redactados, en realidad, en las oficinas de Santa Marina S.A.

Por cierto, Rodríguez continúa como miembro activo de la Comisión de Energía y Minas del Congreso de la República.

El parlamentario recibió a CARETAS el martes último y negó que sus viajes aéreos y los de su esposa hayan corrido por cuenta de la minera de Fidel Sánchez Alayo. “Eso es imposible. Los pasajes los paga el Congreso. Nunca me han prestado plata”, dijo.

Aseguró que no conoce a Enrique López Sanca y, cuando se le mostró la fotografía en la que aparecen juntos, dijo que él se toma fotos con mucha gente y que eso no implica que necesariamente los conoce a todos.

“Es ridículo que se diga que he escrito cartas para beneficiar a una minera”, zanjó Rodríguez. “No sé quién quiere hacerme daño”. (Américo Zambrano)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista