martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2280

25/Abr/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre FotografíaVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Local Asu Mare o la muy peruana idealización de la figura materna, en palabras de una psicoanalista.

Honrarás a tu Madre

4 imágenes disponibles FOTOS 

2280-asumare-1-c

La película Asu Mare es el homenaje del actor Carlos Alcántara a la madre que lo sacó adelante a pesar del padre ausente.

La madre es el primer Otro y su mirada es el espejo en el cual todo se refleja. Es el centro y la periferia de ese universo cerrado en sí mismo que es el ombligo. Es todo y sigue siéndolo, a pesar del paso de los años, en el peruano promedio. Algo de eso explica la psicoanalista Matilde Caplansky.

–¿Es el Perú un país especialmente apegado a la imagen materna o se trata de una característica latinoamericana?
–Si bien es cierto que el apego a la madre está muy presente en la cultura latinoamericana, siento que en el Perú su impronta es aún más acentuada. El censo nacional consigna que un 43% de los hogares peruanos son mantenidos exclusivamente por mujeres. Creo que este dato tiene mucha importancia desde varios ejes. Uno de ellos es que la mujer es la que lidera el hogar. Esto, a su vez, debe tener repercusiones psicológicas muy importantes en la prole.

–¿La figura de la madre omnipresente se complementa con la del padre ausente?
–La madre es omnipotente y omnipresente en el hogar. Claro que eso debe estar relacionado con el abandono paterno. La proporción de madres solteras es mayor y los casos ya no son mal vistos. Además, las madres peruanas sienten, muy claramente, el sentimiento de ser propietarias de sus hijos.

–¿Esta idealización mariana entra en conflicto con la dimensión femenina que también tiene toda madre?
–La Iglesia ha contribuido mucho en esta visión binaria de la mujer desde el Concilio de Trento, donde el status de la Virgen se consolidó por razones políticas. Yo sí creo que es una propuesto malsana desde su origen. Virgen y madre. Es una paradoja biológica insostenible. Además, ¿qué tiene de malo ser madre y tener relaciones sexuales? Es una más de la aberraciones de la Iglesia Católica.

–¿Quizás esa idealización complica nuestra capacidad para aceptar la libertad sexual femenina?
–Es interesante comprobar que la fuerte idealización de la figura de la madre vaya pareja con una intolerancia a la feminidad, muy acentuada hacia las parejas y hermanas en general.

–¿El cancionero y el humor popular han ahondado en esta perspectiva? Pienso en el vals “El rosario de mi madre” y en esa frase absurda que dice “todas las mujeres son putas excepto mi madre”.
–Esa visión binaria de madre y puta está generalizada en todo el Perú. Creo que esto trae problemas muy serios en las relaciones familiares y, en especial, conyugales. Ese vals criollo lo vemos casi a diario en la consulta.

–¿El rechazo al padre está relacionado con el rechazo a cierta figura autoritaria?
–El odio o rechazo al padre, en el caso de Mario Vargas Llosa, por ejemplo, es el paradigma de una situación más generalizada en los hombres peruanos. Quizás el aporte freudiano con su noción de angustia de castración o complejo de Edipo no sea, finalmente, un mito, sino una realidad psíquica para ambos géneros.

-¿Ha contribuido esta ausencia paterna a la consolidación de una figura de madre autoritaria que reemplaza al padre? Hay estereotipos públicos como la incorruptible (policía Fénix), la estricta (Natalia Málaga) y la lideresa con mano dura (Alcorta, Cuculiza y un largo etcétera en la política).
–Pienso que sí contribuye a que las mujeres sean autoritarias y perversas, tanto como los hombres. Hay estudios que han demostrado que las mujeres con poder, durante un buen tiempo, imitaban o tenían los mismos caracteres masculinos. (CC)

Búsqueda | Mensaje | Revista