jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2280

25/Abr/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre FotografíaVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Transporte Proponen instalar “cajas negras” en buses interprovinciales para frenar masacre en las pistas. Van 200 muertos este año.

Registro Negro

2 imágenes disponibles FOTOS 

2280-accidentes-1-c

Dos accidentes en Cusco y La Libertad dejaron 45 muertos en menos de una semana.

El pasado lunes 15, un ómnibus de la empresa Siwar se volcó en el kilómetro 22 de la carretera Interoceánica, en Cusco. El total de víctimas sumó 23 heridos y 4 muertos, entre ellos un niño de 5 años.

Dos días antes, un bus de la empresa Horna que viajaba de Huamachuco a Trujillo con 49 pasajeros a bordo cayó a un abismo a la altura del kilómetro 70.5, en la provincia de Otuzco, La Libertad.

Murieron 40 pasajeros.

Las condiciones del tiempo eran perfectas, y el ómnibus escalaba una subida, cuando se despistó por razones que aún se desconocen.

Al menos 200 vidas se han perdido en lo que va del año, producto de accidentes mortales de ómnibus interprovinciales en el país.

El promedio de siniestros se sostiene año tras año.

El año pasado se registraron 2,060 accidentes de buses interprovinciales. El saldo trágico fue de 855 muertos.

Al cierre de esta edición, se tenía prevista la presencia del ministro de Transportes Carlos Paredes para que informe sobre lo que está realizando su despacho para frenar esta problemática mortal.

2280-accidentes-3-c

Las “cajas negras” pueden colocarse en el espejo retrovisor de un vehículo. Graban imágenes y registran si se condujo de manera errática, e incluso si los cinturones estaban bien abrochados.

CAJA DE CAMBIOS

En EE.UU., el presidente Barack Obama promulgó una ley, según la cual todos los automóviles nuevos que se vendan a partir de septiembre de 2014 deberán contar con una “caja negra”, similares a las que usan los aviones de todo el mundo.

Estas cajas, del tamaño de un teléfono, preservan y almacenan las acciones del conductor y las respuestas en sus vehículos.

Registran la temperatura del día, el calentamiento de los sistemas vehiculares, la velocidad; si se condujo de manera errática e incluso si los cinturones de seguridad estaban bien abrochados.

El precio oscila entre US$ 200 y US$ 350, según el modelo.

“Estas cajas negras darían mayores luces sobre las incidencias de un desastre. Deberían ser complementarias con el GPS al que están obligados a usar todas las empresas de transporte interprovincial”, declaró a CARETAS el presidente de la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso, Rogelio Canches.

Canches dijo que propondrá en la Comisión de Transportes el uso de cajas negras en los vehículos de transporte interprovincial.

Nadie garantiza que los transportistas vayan a adquirirlas.

El gobierno de Alan García lanzó en noviembre del 2006 el “Plan Tolerancia Cero” para sacar del mercado a los buses-camión y disminuir los accidentes, pero este dejó de aplicarse en 2008.

Un año después, el Ministerio de Transportes emitió el Decreto Supremo No 017 que ordena a las empresas de transporte a nivel nacional instalar el sistema GPS en 8,000 buses.

La medida fue acatada parcialmente y el problema persiste hasta hoy.

“A muchos empresarios del sector les interesa solo las ganancias y muy poco la vida humana”, denunció Canches.

El presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe, coincide con Canches. “La desidia está matando personas”, se lamenta. (Eduardo García)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista