sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2272

28/Feb/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Siglo XX!VER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Alfredo Barnechea
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Policiales Policía acusa a requisitoriado ‘Mitchel’ de ser quien disparó a matar en filmado asalto a la Notaría Paino. Quedan piezas por encajar.

El Asesino de la Notaría

8 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2272-asesino-1-c

Martes 26, 9:00 pm. ‘Mitchel’ cantó en el 4to piso de la Dirincri. Admitió que participó en el espectacular asalto.

Álex Mejía Espinoza, ‘Mitchel’, a quien la Policía sindica como el asesino de la Notaría Paino, deja caer sus 90 kilos de peso sobre los muebles de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), mientras susurra: “me han hundido”.

La Policía le echó el guante la tarde del martes último en Huachipa. Fue interrogado por más de 5 horas hasta que admitió que participó en el asalto a la Notaría Paino, de Surquillo, y el consecuente asesinato del contador Félix Gonzales, el miércoles 20.

“Mitchel”, de 26 años, sostuvo que solo fungió de “campana”, es decir, un vigía de los delincuentes que irrumpieron en el local, pero informantes de la División de Investigación de Robos (DIR) lo han acusado de ser el que disparó contra Gonzales, matándolo.

César Huamán Parra, abogado de ‘Mitchel’, declaró que su defendido no tiene “nada que ver” con el asalto. Admitió que está requisitoriado por el robo de un vehículo, incidente ocurrido hace 2 años, pero argumentó que en el caso de la notaría es inocente.

Coincidentemente, el fiscal Eduardo Egúsquiza, ha mostrado su preocupación por el procedimiento policial llevado a cabo en la detención de “Mitchel”. Según fuentes de su despacho, ningún fiscal participó en su captura y, sin huella digital o prueba de absorción atómica de por medio, no hay cómo ligarlo con la escena del crimen.

“Cuidado que este señor puede salir libre en cualquier momento”, advirtió Egúsquiza. Pero la Policía sostiene lo contrario.

El jefe de la Dirincri, general César Cortijo, dijo a CARETAS que los informantes que delataron a “Mitchel” son “sumamente confiables” y además él mismo admitió su participación en los hechos.

Cortijo añadió que se está a la espera de los resultados de la prueba de identificación biométrica sobre la base de las imágenes del video de la Notaría Paino, lo que permitiría zanjar la discusión.

La detención de “Mitchel”, a una semana de ocurrido el espectacular asalto, podría ser la pieza que arme el rompecabezas.

EL SOSPECHOSO

Pascual Cusilayme Yanqui, el hombre que llevaba el maletín con los S/. 280,000 y que recibió un balazo en la pierna, continúa siendo sospechoso de haberse coludido con los asaltantes.

Sus declaraciones han sido contradictorias y aún no explica convincentemente por qué llevó todo ese dinero en efectivo a la notaría.

José Gonzales, hermano de la víctima, dijo a la Policía que, según el contrato de compra y venta, Cusilayme debía abonar S/.90,000 de la alcabala por la adquisición de la cochera de 2.000 metros cuadrados en la cuadra 7 del jirón José Gálvez, en Magdalena.

Cusilayme argumentó que retiró los S/. 280,000 a pedido de sus socios, unos empresarios puneños, para realizar “otras transacciones”.

Tras retirar el dinero de dos bancos en Miraflores, Cusilayme cogió un taxi rumbo a la Notaría Paino. Llegó allí a las 3 y 05 pm. e hizo una llamada telefónica. Los delincuentes arribaron justo en ese momento al estacionamiento de la notaría en un auto Sedan de lunas polarizadas.

Aguardaron a que éste ingrese al local con el maletín cargado de dinero y luego, a las 3 y10 pm., irrumpieron en la notaría a punta de balazos.

Una hipótesis policial es que Cusilayme pretendía estafar a sus socios puneños apropiándose de todo el dinero, del cual solo le pertenecía S/. 30,000, según fuentes confiables.

Otros dos sospechosos son José Gonzales, el hermano de la víctima, y el abogado de la notaría, José Ahumada, quien era el encargado de la transacción.

SEGURIDAD CIUDADANA

Según una reciente encuesta difundida por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), que compara cifras del 2011 y 2012, el número de víctimas de un hecho delictivo, como un asalto, robo, secuestro o estafa, se redujo en 6.8%.

El subjefe de la institución, Aníbal Sánchez, precisó que el porcentaje de las víctimas de un hecho delictivo en 2012 fue de 38.3%, cifra menor al 45.1% registrado el año anterior.

Sin embargo, la tasa de crímenes ha crecido en un 50% en los dos últimos meses y la percepción de inseguridad es todavía alta (86.7 %), según el INEI.

El asalto a la Notaría Paino, ubicada a pocos metros de dos grandes unidades policiales, como la Dirandro y el Complejo Policial Aramburú, avivó esa percepción ciudadana de inseguridad.

El asesinato del fotógrafo del diario El Comercio, Luis Choy, a manos de un sicario en Pueblo Libre, alarmó aún más a la población.

Resultó escandaloso que los policías que resguardaban ambas unidades, sobre todo la Dirandro, no se hayan percatado de la balacera en la notaría.

El exministro del Interior, general PNP (r) Miguel Hidalgo, contó a CARETAS que cuando él comandó la Dirandro, entre 2007 y 2009, existía un protocolo de seguridad según el cual los numerosos centinelas que custodiaban dicha dependencia debían intervenir vehículos sospechosos y reaccionar ante cualquier incidente extraño.

En agosto del 2011, el gobierno de Ollanta Humala dejó sin efecto este protocolo y redujo el número de centinelas de los edificios policiales.

Ese mismo mes, el entonces ministro del Interior, Óscar Valdés, retiró a los policías de las ‘Águilas Negras’ de los bancos, dejando a las agencias crediticias de todo el país a merced de ‘marcas’ y asaltantes.

Búsqueda | Mensaje | Revista