domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2266

17/Ene/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Siglo XX!VER
Acceso libre InternetVER
Acceso libre HistoriaVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Seguridad Detrás de ‘La Gran Familia’: una cadena delincuencial que cosecha millones en el norte y emplea a sicarios adolescentes como ‘Gringasho’.

Extorsión Trujillo SAC

5 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2266-trujillo-1-c

“La Gran Familia”, una de las mayores bandas de extorsionadores del norte del país, fue desbaratada en diciembre pasado. Cayeron 17 por lavado de dinero. Se les atribuye un total de 30 asesinatos.

En Trujillo se mata por menos de 500 soles. La vida allí vale menos que una TV Plasma o una refrigeradora.

En la ciudad de la eterna primavera florece el crimen organizado.

Según la última encuesta de victimización de la Organización Ciudad Nuestra, el 57% de trujillanos, más de la mitad de la población, se siente en riesgo de ser víctima de un acto criminal.

El año pasado, el sector construcción en Trujillo creció 12.7%, según la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad.

La extorsión es el delito que más ha repuntado, a la par del crecimiento económico, en el norte del país.

Las organizaciones criminales trujillanas habrían cobrado el año pasado S/. 25 millones producto de la extorsión, de acuerdo con el Departamento Antisecuestros y Extorsiones de la División de Investigación Criminal de Trujillo (Divincri).

Se reportaron 669 casos de extorsión, pero apenas hubo una denuncia formal interpuesta ante la Policía. En 2011 se registraron 5.

Hay una explicación para ello: los empresarios temen ser asesinados por los delincuentes trujillanos si no pagan los “cupos”.

Las bandas de extorsión han reclutado adolescentes para convertirlos en asesinos a sueldo. Alexander Pérez Gutiérrez (17), ‘Gringasho’, es solo el más famoso de ellos (CARETAS 2265).

‘LA GRAN FAMILIA’

En vista de que casi no hay denuncias concretas, la Policía busca otros mecanismos para echarle el guante a los extorsionadores.

En diciembre pasado, por ejemplo, fue desarticulada la más grande organización de extorsión del norte del país.

Cayeron 17 hampones a los que se les pudo probar lavado de dinero producto de la extorsión. Como lo recordó el premier Juan Jiménez en CARETAS 2264, el más famoso gángster norteamericano, ‘Al Capone’, cayó por evasión de impuestos.

Los delincuentes operaban en Trujillo, Chiclayo y Piura. Dado el gran número de sus miembros, la Policía la bautizó como “La Gran Familia”.

De acuerdo con el Ministerio Público, la red cobraba el 1% por cada contrato en obras de construcción en el norte del país. Habría ‘blanqueado’ cerca de US$ 30 millones, según la acusación fiscal.

La Policía, además, le atribuye a “La Gran Familia” un total de 30 asesinatos. También habría contratado a adolescentes como sicarios.

SIN PORVENIR

Entre 2011 y 2012, la Policía de Trujillo detuvo a 207 adultos y 73 menores de edad por extorsión, homicidio y asociación ilícita.

La mayoría de ellos proviene de El Porvenir, la zona más caliente de Trujillo. Antes era conocida como la “capital del calzado”, pero hoy es cuna de delincuentes y sicarios.

Allí operan “Los Lobos”, “Los Pulpos” y “Los Malditos de Río Seco”, una de las más sangrientas bandas de la extorsión en Trujillo.

El cabecilla de esta última organización ha sido identificado como Roberto Gutiérrez (26), ‘El Soli’. Es el tío de ‘Gringasho’.

Actualmente purga una condena de 30 años por homicidio en el penal El Milagro, pero la Policía sospecha que aún controla el negocio.

‘El Soli’ es experto en el adiestramiento de sicarios sin DNI. Primero lo hizo con un adolescente apodado ‘Niño Jesús’ y después con otro llamado ‘El Bolas’.

Su sobrino y ‘Pelao Gerson’ reemplazaron a los dos primeros cuando estos cumplieron la mayoría de edad.

‘Gringasho’ se crió en El Porvenir con su tía abuela desde que sus padres lo abandonaron cuando apenas tenía cuatro años.

El 14 de diciembre del 2009, ‘Gringasho’ secuestró y mató de un balazo en la cabeza a Daysi García Tooth (19), quien era enamorada de su primo, David Loyaga Contreras, y esperaba un hijo de él.

Fue su iniciación en el sicariato.

Las organizaciones criminales suelen reclutar entre tres y cuatro adolescentes como sicarios dentro de sus filas, según la Policía.

“Primero los endulzan con ropa, zapatos y viajes. Cumplen órdenes de disparar a pecho o cabeza nomás y reciben una propina de entre 300 y 500 soles”, reveló el capitán PNP Carlos Alvarado, quien prestó servicio como jefe de la Unidad de Robos del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Trujillo.

El año que pasó, Trujillo registró la cifra récord de 219 homicidios, según la Dirección Territorial Policial (Diterpol) de La Libertad.

La altísima tasa de crímenes tiene su correlato en la facilidad para obtener un arma de fuego. En 2012, la Policía decomisó 512 armas ilegales, 8% más que en 2011.

El Ministerio del Interior ha anunciado que destinará S/. 42 millones este año para “repotenciar” la infraestructura policial en el Sólido Norte, pero el problema es más profundo.

Lugares como El Porvenir o La Esperanza son zonas prácticamente abandonadas, donde campea libremente el hampa.

En medio de una economía boyante, sin presencia policial, prende la hierba mala del sicariato.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista