sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2266

17/Ene/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Siglo XX!VER
Acceso libre InternetVER
Acceso libre HistoriaVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Entrevistas El Dr. Pumn nos explica lo que son homeopatía y fitoterapia.

Adelgazar no es Ningún Martirio

4 imágenes disponibles FOTOS 

2266-insolita-1-c

“Hipócrates tenía dos aforismos: lo contrario cura lo contrario, y lo similar cura lo similar. La Homeopatía, como la medicina general, parte de Hipócrates”.

El Dr. Luis Pun Chong (47), es un gran observador y su mirada, atenta y sagaz, que refulge entre los pliegues orientales de sus ojos, lo desnudan a uno. La sensación de que me estudia él más a mí que yo a él no me abandona a lo largo de la entrevista; sin embargo esa tradicional cortesía oriental hace que responda puntualmente a todas mis preguntas. Evidentemente le gusta mucho más escuchar que debatir, ya que da por bueno todo lo que uno pueda decir hasta que al final, en dos palabras acertadas, rompe la diatriba como por ensalmo sin que quede ningún vestigio de lucha de ideas. He aquí a un hombre paciente. Ahora, que el calor del estío aprieta y la gente se lanza a las playas exhibiendo sus cuerpos, creo que es acertado el objeto de esta entrevista, con un dietista de avanzada como es el Dr. Pun. ¿De qué forma la medicina naturista lucha contra la extinción de los excesos de adiposidad en el cuerpo? ¿Qué es la homeopatía? ¿Qué es la fitoterapia? ¿Quién es Luis Pun Chong? Todas estas preguntas tienen sus respuestas a través de la larga conversación celebrada en el restaurante Costa Verde con mi entrevistado. Sobran ya las palabras de presentación. Levantemos el telón. Aquí está el Dr. Pun.

–Preséntese.
–Soy Luis Pun Chong, de sangre china por los cuatro costados. Mi abuelo, Pun Luy On, llegó de China al Perú en la segunda mitad del siglo antepasado, él era un médico dedicado a la Medicina Tradicional China, Fitoterapia (tratamiento con hierbas medicinales) y acupuntura. Mi papá, Enrique, así como varios de sus hermanos también fueron médicos. El estudió medicina en Francia. Por otro lado, mi abuelo materno llegó de China a Ecuador, ahí nació mi mamá, Yolanda. Mis padres se conocieron en Ecuador, se casaron, fueron a vivir a Vinces, el París chiquito. Mi papá se convirtió en el médico del pueblo. Mi hermano mayor, Carlos y yo nacimos ahí. Él se dedica a la fisioterapia. Mi hermano menor, Ricardo, es médico, graduado en México y practica Medicina Homeopática conmigo. Varios de mis tíos, primos y sobrinos son también médicos o estudiantes de medicina, muchos nos dedicamos a la Medicina Alternativa. Como verá la medicina es una tradición familiar.

–Estudios.
–Estudié primaria y secundaria en el colegio María Reina, aunque también trabajaba. Y estudié Medicina en la Universidad de San Marcos.

–¿Trabajaba estando en secundaria?
–Sí, mi papá era bastante mayor cuando se casó con mi mamá, se llevaban como treinta años, así que yo imagino que temía morir sin dejarnos carrera. Durante la secundaria, él me hizo estudiar una carrera técnica en electrónica los sábados y domingos. Cuando empecé la universidad reparaba radios y televisores y al mismo tiempo daba clases de inglés en el ICPNA.

–¿Qué idiomas habla?
–Inglés, chino cantonés y mandarín (aunque no tan fluido como quisiera). Yo aprendí el chino al revés. Primero aprendí a escribir (con libros como Coquito, en los que enseñaban los trazos) y luego a hablar.

–¿Cómo andaba de joven con el sexo opuesto?
–Bien. Normal. Aunque he sido muy tímido y un tanto monse (sic). Tuve mi primera enamorada pasado los veinte años pero no la veía mucho por los estudios, el trabajo y los toques de queda, era la época del terrorismo agudo. Me hubiera gustado ser menos tímido y más juerguero.

–¿Dónde estudió Medicina?
–En la Universidad de San Marcos donde actualmente enseño Homeopatía en la Diplomatura (sic) de Terapias Alternativas y Complementarias de la Escuela de Post-Grado. También enseño en la Escuela Peruana de Medicina Homeopática. Estoy graduado como médico cirujano y he estudiado Homeopatía en Perú con el doctor Corbacho y he ido a Holanda, España, y Francia a cursos. Mi otra gran inclinación es la Fitoterapia que estudié en Hong Kong. Practiqué un tiempo en el Hospital de la Reina Isabel de esa ciudad.

–Sé que la homeopatía es una ciencia muy antigua, eso tengo entendido.
–La homeopatía, como la medicina general, parte de Hipócrates, en la antigua Grecia.

–Hipócrates, el del juramento hipocrático.
–Exacto. Él tenía dos aforismos: “Lo contrario cura lo contrario” y “lo similar cura lo similar”. El primer aforismo fue recogido por el médico griego Galeno por eso a los médicos se les llama galenos. En este caso de “lo contrario cura lo contrario” tenemos hoy que contra la depresión hay que aplicar antidepresivos, contra la infección hay que aplicar antibióticos, contra la inflamación antiinflamatorios, etc.

–Y con el segundo aforismo: “lo similar cura lo similar”, ¿qué ocurre?
–Un ejemplo: cuando te muerde una serpiente venenosa el antídoto es el propio veneno de la serpiente. Este segundo aforismo hipocrático da paso a los homeópatas pero ya no a través de Galeno sino a través de Paracelso y siglos más tarde por Hahnemann. Los homeópatas de hoy (mi caso) complementamos las dos hipótesis o aforismos de Hipócrates según sea necesario.

–¿Qué es la homeopatía exactamente?
–¡Uf! Sería larguísimo de explicar y realmente difícil de entender. A mí me costó mucho comprender la homeopatía en toda su extensión y aún hoy sigo estudiando.

–Haga el esfuerzo, quiero, queremos saber algo de homeopatía.
–Es una forma de tratamiento en la que se utilizan sustancias naturales de origen vegetal, mineral o animal en dosis muy pequeñas.

–¿Cuán pequeñas?
–Dosis infinitesimales. Un ejemplo: la quinina, planta oriunda del Perú (árbol de la quina, que aparece en el Escudo Nacional) fue utilizada para el tratamiento de la malaria. Y a su vez fue la primera droga probada homeopáticamente por Hahnemann. Le explico cómo se hace: Se diluye una gota de una sustancia en 99 gotas de agua y luego una gota de esta dilución en otras 99 gotas de agua y así repetidamente. Se llega a 1000 ó más diluciones sucesivas. Si tomamos este medicamento durante unos días aparecerán síntomas que desaparecen cuando dejamos de tomar la droga. Estas pruebas se llaman patogenesias y se realizan en voluntarios sanos, generalmente estudiantes de Medicina Homeopática. Los síntomas se anotan formando un manual que se llama Repertorio. Hay aproximadamente unas 3000 drogas ya probadas y se sigue investigando más sustancias alrededor del mundo. La teoría de Hahnemann, siguiendo la teoría de Hipócrates en la Grecia antigua nos sirve para detectar enfermedades, ya que “lo similar cura lo similar”.

–¿Cómo las detectan?
–Los voluntarios toman el medicamento y desarrollan ciertos síntomas que pueden ser físicos y emocionales. Pero no hacen la enfermedad, solo se presentan los síntomas, como temores o dolores de ciertas partes del cuerpo o a determinado momento del día. Cuando viene un paciente con estos mismos síntomas, el homeópata le da la dosis y la dilución del remedio apropiado y cura los síntomas y la enfermedad.

–Dígame algo de Hahnemann, el fundador de la homeopatía.
–Samuel Hahnemann fue un medico y químico alemán nacido en 1755, vivió 88 años, sorprendente para aquella época en que la expectativa de vida era mucho menor. No estaba totalmente de acuerdo con la Medicina de su época e investigando descubrió el segundo aforismo de Hipocrates, lo aplicó, experimentó sus resultados y lo enseñó.

–Pero usted es famoso por sus dietas y sus hierbas sobre todo para señoras.
–No solo para señoras. Hace 20 años sí podía decir que la mayoría de las personas en la consulta eran mujeres y solo un 5 % varones. Hoy el porcentaje de varones ha crecido hasta el 40 % de todas mis consultas. Creo, como usted afirma, que soy conocido porque las dietas que doy a mis pacientes no son de lechuga y pollo sancochado sino que más bien les ayudo a perder peso comiendo fideos, papa a la huancaína, arroz con pollo, lomo saltado o ají de gallina. Eso hace que no haya un desfase entre la dieta para bajar de peso y la dieta de mantenimiento.

–Estamos en verano, ¿las señoras o señoritas le piden que usted las ponga esculturales para estar de buen ver en la playa?
–No solo las mujeres, como le mencioné, también los hombres. Pero mi trabajo no consiste en que alcancen el peso ideal con fines estéticos sino que cambien su forma de pensar acerca de la comida sana. La mayoría siente que comer sano es un sacrificio, casi un castigo y yo trato de que sientan que comer sano es una virtud y un placer.

–Pero les da, como me ha dicho, ají de gallina y lomo saltado ¿eso es comer sano?
–En estricto, deberíamos comer solo alimentos crudos si pretendemos comer sanísimo. Pero dentro de toda la oferta de comidas que hay, yo empleo una técnica en la cual no hago mártires ni santos. Todo se combina. Además, les sugiero a mis pacientes el uso de hierbas medicinales desintoxicantes. Adelgazar no debe ser ningún martirio.

–Nómbreme algunas de estas yerbas.
–Flores de madreselva, flor de azafrán, semillas y hojas de llantén, hojas de bambú, de menta, etc. y también hierbas chinas como huang-ba, cong za y chuin bo, etc.

–¿Estas hierbas las receta una a una, por separado, o las combina?
–A diferencia de la terapia herbal americana en la que se utiliza una sola planta medicinal por vez, en la terapia china se utiliza una polifarmacia, poniendo las dosis adecuadas de cada planta según la formulación. Yo practico fitoterapia china y por lo tanto receto varias hierbas a la vez.

–¿Cuándo abrió su consultorio como dietista?
–Por bendición y casualidad. Estaba en una tienda miraflorina comprando un perfume y empecé a coquetear (cosa extraña en mí) con la vendedora y a mi lado estaba un señor que reía con mis comentarios, entró en la conversación y nos presentamos. Nos dimos cuenta de que los dos éramos médicos y me invitó a su consultorio en la calle Schell. Era el doctor Fernando Chavarri y como tenía una oficina vacía, después de una charla muy simpática me invitó a trabajar en su consultorio. Y allí empecé con mis tratamientos dietéticos y crecí profesionalmente. Es un alma grande y a quien le debo muchísimo, gran parte de mi éxito. ¡Imagínese, invitar a alguien a quien no conoces a tu oficina! Estuve 3 años ahí hasta que mi madre me ofreció toda la primera planta de su casa (salón, comedor, sala de estar y hasta azotea) recluyéndose ella en el segundo piso. Ella estaba feliz al ver su casa llena de pacientes. Actualmente tengo un centro médico en Surco y una oficina en el Bulevar del Megaplaza.

–Sé que después escribió un libro.
–Hace unos años escribí el libro “Piense y coma como flaco”, con el subtítulo “el método del doctor Pun para bajar de peso y sentirse saludable”. Fue considerado best-seller. Actualmente estoy escribiendo el segundo libro, usted será el primero en saber cuando esté listo.

–¿Cuándo se casó?
–Hace 15 años con Rocío Zumarán, ella es hermana de Olga que fue Miss Perú y finalista en Miss Universo. Rocío es especialista en interculturalidad y viaja constantemente por todo el Perú y en especial por la Amazonía visitando y dando apoyo a las comunidades nativas.

–¿Cómo la conoció?
–La conocí en mi consulta, quería adelgazar unos kilitos de más y sin pensarlo ambos nos hicimos amigos. Empezamos a salir. Ella era y es muy divertida, muy simpática, “va con la verdad en la boca” (sic) lo que llamó mi atención extremadamente. A los 6 meses nos casamos y ya llevamos 15 años de matrimonio. Tenemos 4 hijas: una hija mayor, Rocío a quien llamamos Siu Cheng (pequeño brillante) y luego llegaron las trillizas. que se llaman María Laura, María Sol y María Belén y en casa las llamamos Lay Cheng, Way Cheng y Soc Chen que significa en chino “Bonita”, “Inteligente” y “Buena”.

–Se llevarían un buen susto cuando supieron que venían tres de golpe.
–Una mezcla de susto con alegría. Las tres niñas están perfectas y muy sanas y las cuatro comen sano. Nos alegran la vida, aunque en aquel momento tuvimos que cambiar una serie de cosas. Por ejemplo, pasar de un departamento normal a una casa mucho más grande.

–Aficiones.
–Toco el saxofón (jazz, baladas, música latinoamericana). Estoy aprendiendo a tocar el violín, al principio por hacer que mis hijas repasen sus clases de violín, ahora por verdadera afición. Hago magia y asisto a las reuniones de la Unión Peruana de Ilusionistas. Hago deporte. Me encanta remar, bucear y correr en moto con mi Harley Davidson.

–Defectos y virtudes.
–Soy equilibrado, lo único malo es que soy exageradamente equilibrado. Soy exigente con mis hijas, con lo que comen, tal vez mucho. Soy tímido, la música y la magia me han ayudado mucho con esto. Creo que tengo buen humor y soy bromista. Soy ex fumador y ex glotón. También soy ahorrador aunque sin llegar a ser tacaño. Tengo mis manías o aficiones un poco raras como cultivar hortalizas orgánicas sin fertilizantes, haciéndolo todo yo.

–¿Las medicinas son tóxicas?
–Sí y no. Cuando un medicamento (sea convencional o natural) está bien recetado por su medico, será de gran ayuda y le curará. Pero en el Perú hay mucho de automedicación, en esos casos sí podemos ver efectos no deseados. (Por: José Carlos Valero de Palma)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
‘Hay que Recuperar el Parlamento‘ (Caretas 2307)
‘El Pandillaje se ha Extendido’ (Caretas 2306)
Embajadora Peruana del Ciclismo (Caretas 2305)
La Música Como Instrumento de Paz (Caretas 2304)
La Vida de Chabuca Granda en su Intimidad (Caretas 2303)
‘El Mundo Está Hoy Robotizado’ (Caretas 2302)
La Música es la Esperanza Para Lograr un País Mejor (Caretas 2301)
Las Cosas Pasan Cuando Tienen Que Pasar (Caretas 2300)
‘Buena Educación Versus Fuerza’ (Caretas 2299)
Las Vidas Paralelas de Pepe Torres (Caretas 2298)
Fiestas Patrias Peruanas en la Casa Blanca (Caretas 2296)
¡Que Viva la Música Criolla! (Caretas 2295)
Empecé a Modelar a los 14 Años (Caretas 2294)
¿Qué Hacer por la Seguridad Ciudadana en el Perú? (Caretas 2293)
La Igualdad de Sexos es Necesaria (Caretas 2292)
Hablemos de Sexo sin Tapujos (Caretas 2291)
Luchar Contra lo Efímero (Caretas 2290)
La Educación en el Perú es Totalmente Nefasta (Caretas 2289)
La Amistad no Tiene Fronteras (Caretas 2288)
Disfruto el Amor en Todas sus Facetas (Caretas 2287)
Viviendo a Velocidad de Vértigo (Caretas 2285)
‘La Familia es lo Primero’ (Caretas 2284)
¿El Perú Potencia en Fútbol? (Caretas 2283)
Un Cuento de Hadas (Caretas 2282)
Estamos Perdiendo La Brújula (Caretas 2280)
Mano Dura Contra la Delincuencia (Caretas 2279)
Solo el Turismo Salvará al Perú (Caretas 2278)
Un Personaje Muy Suelto de Huesos (Caretas 2277)
Estamos Forjando Peruanidad y no Nos Dejan (Caretas 2276)
Soy un Espécimen Raro (Caretas 2275)
Capitán del Diseño (Caretas 2274)
Al Amor Hay Que Tenerlo en Vilo Para Que Siga Latiendo’ (Caretas 2273)
‘El Cine Me Destapó el Cerebro’ (Caretas 2272)
David Contra Goliat (Caretas 2271)
La Arquitectura y la Psicología Van Unidas (Caretas 2270)
Nacer y Morir Constantemente (Caretas 2269)
El Inmenso Caos Regional (Caretas 2268)
Dejé mi Niñez a Muy Corta Edad (Caretas 2267)
‘Amar un País es Amar su Historia’ (Caretas 2265)
Búsqueda | Mensaje | Revista