martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2230

03/May/2012
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre CorrupciónVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Alfredo BarnecheaVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Internacional

Marcha Atrás

3 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2230-migrantes-1-c

Marcha de migrantes latinos en protesta por incremento de las deportaciones y leyes anti migrantes crecientemente duras.

Esta semana, la Corte Suprema de EE.UU. se pronuncia sobre la ley antimigrante de Arizona, mientras en Francia las urnas definirán no sólo la suerte de Nicolás Sarkozy, sino de millones de inmigrantes.

Cuando la política se trasforma en guerra, se buscan temas con impacto emocional para sumar soldados. Y uno de los temas más socorridos es el de la inmigración. Los reflejos xenofóbicos de la población son agitados contra los recién llegados que vienen a quitar trabajos y a aprovechar la seguridad social y los beneficiosde una sociedad desarrollada.

Al adversario se le acusa de ser “blando” en materia migratoria si la sociedad está pasando por una grave crisis económica, y peor aún si las ventajas entre los contrincantes son pequeñas. Los casos de Francia y Estados Unidos ilustran esa situación respecto a los inmigrantes.

EN ESTADOS UNIDOS

En EEUU las contradicciones son aún mayores, ya que es un país construido por inmigrantes. Los argumentos simplistas de la sustracción de puestos de trabajo por los inmigrantes, especialmente de México y América Central, quedaron de manifiesto con las pérdidas de cosechas sufridas por los pequeños agricultores de los estados que dictaron leyes contra los inmigrantes y provocaron su salida, dejando por detrás las cosechas sin levantar y sin que los agricultores consiguieran ciudadanos estadounidenses que quisieran hacerlo.

Esas leyes, que buscan aplicar las disposiciones migratorias por parte de los estados, están en curso de ser revisadas en lo referido a Arizona (SB1070) por la Corte Suprema de Justicia, que deberá pronunciarse en breve.

Se estima que en EE.UU. hay unos 12 millones de indocumentados.

El control migratorio asignado a las policías estatales por estas leyes ha estado en la base del fuerte incremento de las deportaciones que ha ejecutado el gobierno de Obama para indignación de la población latina.

Pero en el curso de la contienda electoral, Obama se ha visto favorecido, en lo que a la población latina se refiere, por las extremas posiciones adoptadas por los republicanos. Romney incurrió en el ridículo de postular que los inmigrantes indocumentados deberían “autodeportarse”.

Y, sin embargo, algo de eso parece estar ocurriendo. Un reciente estudio del prestigioso Centro Hispánico Pew llegó a la sorprendente conclusión que se están revirtiendo las tendencias migratorias de los mexicanos que han prevalecido durante más de 40 años.

En el período que va desde 2005 a 2010 regresaron a México 1.4 millones de personas, la misma cantidad que ingresó a EE.UU. De la cantidad que regresó, el 36% fueron deportados, de los cuales el 60% dijeron que intentarían regresar a EE.UU.

La combinación de la crisis económica en EE.UU., las medidas adoptadas por algunos estados contra los inmigrantes, el incremento de las deportaciones, el mejoramiento de las condiciones de empleo en México y la reducción de la tasa de fertilidad en este país lo explica.

EN FRANCIA

La decisiva elección del domingo 6 de mayo ha conducido al presidente Nicolás Sarkozy a la necesidad de contar con el apoyo del Frente Nacional de Marine Le Pen (CARETAS 2229). Esta agrupación, cuyo vocero se adelantó a negar que fuera “xenófoba”, ha adoptado desde el inicio una posición dura contra los inmigrantes, postulando que se debe preferir a los franceses cuando se trata de empleo y seguridad social y planteando sanciones a las empresas que emplean a inmigrantes ilegales.

Sarkozy, en su afán de lograr el apoyo de los casi 18% de electores que votaron por Le Pen, afirmó que si el empleo fue el tema de su campaña anterior, la inmigración será el de ésta, pues debe cerrarse las puertas de Francia a los indocumentados y reducir la cuota de inmigrantes legales. Aun así, según encuestas recientes, no logra seducir a suficientes seguidores de Le Pen.

El socialista Hollande ha optado por posiciones moderadas y poco definidas, tratando de mantener su delantera sin poner en peligro el apoyo de la izquierda y de los moderados, mientras persigue a quienes respaldan a Le Pen. Ha olvidado su apoyo al voto para autoridades locales de inmigrantes con cinco años de residencia.

Y sin embargo, las tendencias demográficas en Francia indican que, sin un fuerte influjo migratorio, pronto el país vería quebrada su seguridad social por falta de población joven que trabaje y pague impuestos. Todo esto sin contar los 3,000 millones de euros que aportan con su trabajo los inmigrantes franceses, según cálculos recientes.

Ninguna sociedad hoy en día puede prescindir de la inmigración, tanto por razones económicas como demográficas y culturales. Las posiciones simplistas y xenofóbicas impiden la solución de los problemas sociales y los empeoran en el largo plazo. (Escribe: Luis F. Jiménez)

¡Adelante!


2230-migrantes-4-c
El Presidente de EE.UU. Barack Obama anunció que el lema de su actual campaña presidencial es ¡Adelante! Sin duda Fernando Belaunde Terry se sonreiría de esta coincidencia política. En 1956, Belaunde, en un agasajo levantó el brazo derecho y rápidamente dijo !Adelante!, lo que se convirtió en un símbolo de Acción Popular. La legendaria foto fue tomada por Víctor Medina Muñoz, reportero gráfico de La Prensa. Las elecciones ese año las ganaría Manuel Prado, pero FBT se impondría en 1963 y 1980 siempre con el mismo lema. Ahora, 56 años después, Obama encara la reelección ante el conservador Mitt Romney confiado que el viejo lema populista le dé el triunfo en noviembre próximo.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista