miércoles 19 de junio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2448

04/Ago/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre TecnologíaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre GastronomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Desde el CampusVER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Justicia A propósito de un reportaje sobre el feminicidio y el caso Pozo-Contreras.

Prensa, Justicia y Ajusticiamiento

Cindy Arlette Contreras

Cindy Arlette Contreras: víctima de Adriano Pozo.

En pleno debate sobre el feminicidio en el Perú, a este medio se le ha ajusticiado virtualmente por cumplir con la regla más elemental del periodismo: acudir a la fuente.

No está demás decirlo: escuchar a la otra parte no implica suscribirla ni apoyarla. Es simplemente informar, modesta misión que intentamos cumplir en esta revista. El trabajo periodístico implica levantar el teléfono, dejar la computadora en la mesa y confrontar a personajes muchas veces impopulares, infames y hasta nefastos. Desde terroristas hasta dictadores, entrevistados que esta revista ha conocido bien a lo largo de 65 años. Y a todos se les ha pretendido tratar con la misma distancia y profesionalismo.

Leer: #NiUnaMenos

Las críticas empezaron la noche del miércoles 3 de agosto en la cuenta de Facebook de esta casa editora, cuando la revista ni siquiera estaba en los kioscos. Algunos no quisieron esperar a leer la entrevista completa para formarse una opinión al respecto.

Valga la perogrullada: esto es periodismo. No es el tribunal del pueblo ni ‘chapa tu choro’. La impunidad y la injusticia diaria indignan, y mucho. Pero no es nuestro rol ajusticiar. No defendemos los linchamientos físicos. Tampoco los virtuales. Después de todo, la entrevista intenta conseguir respuestas. Nada más.

Pero de ninguna manera pretendemos mantener una cómplice neutralidad. Basta una primera mirada a la portada de la última edición para constatar que las tintas están cargadas contra el indignante fenómeno del feminicidio.

Esta revista es firme en su sanción a este flagelo y a la violencia en general. Su posición es clara y contundente desde la carátula (“Violencia Sexual”), los titulares (“Pozo sin fondo”, "#NiUnaMenos"), las bajadas (“#NiUnaMenos: de las redes a las calles”, "Movilización del 13 de agosto visibilizará violencia contra la mujer. El rol de los medios está en debate.") y hasta las leyendas (“Adriano Pozo: agresor de Arlette Contreras”). Y también en ambos textos, evidentemente, trufados de estadísticas contundentes sobre el feminicidio en el Perú, el segundo país más violento de la región.

Leer: ‘Pozo sin Fondo’

La salud mental del agresor no es un atenuante, como queda claro en el reportaje. El agresor (y su apoderado responsable) es, en todo caso, doblemente responsable por consumir alcohol y descuidar el tratamiento respectivo. Esta revista quiso advertir sobre los peligros sociales que arrastra la salud mental a nivel macro y la necesidad de políticas públicas que llenen ese vacío. El cóctel de machismo, insania e impunidad judicial es una tragedia diaria a escala nacional.

Habiendo dicho esto, se aceptan las críticas respetuosas y también las otras.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Justicia
Pozo Sin Fondo
Prensa, Justicia y Ajusticiamiento

Búsqueda | Mensaje | Revista