Edición Nº 1852


Portada

SECCIONES
Nos Escriben...
Mar de Fondo
Ellos & Ellas
Culturales

Caretas TV
Mundo Mezquino

COLUMNAS

China Te Cuenta Que...
Por Lorena Tudela Loveday
Lugar Común
Por Augusto Elmore

ARTICULOS
El Caso Distinto
del MRTA
El Violador
El Inviolable
Los Enemigos del TLC
Consejo Asorochado
Alturas del Cusco
Aquí en la Tierra
Como en el Cielo
Facultad de Letras
Cómo Tratar
Periodistas
Del Cuento a la Alameda
Centro Siempre
Su Majestad ‘Maju’
Sexo en el Dial
Crónica de una
Canción Afinada
Somos Dieciocho
Navidad Digital
Mercado Regalado
Quedó el Cubismo
Edición Combustible
Olor a Tinta
El Block de Notas
Agarre Playero
El Misterio de
la Poesía



 

 

 

 
ARTICULO 9 de diciembre de 2004
Paginas 52 y 53 de la edición impresa.

Estirpe de reina envuelta en natural elegancia. Maju Mantilla, 20 años. Su reinado ha comenzado.Foto ALDO HUAMÁN (Multident) Der.: En Sanya, China, Maju estaba sola y tuvo que maquillarse y peinarse para el concurso. Queda claro que es una experta.

Su Majestad `Maju'
El mundo tiene nueva soberana. María Julia Mantila, trujillana y real.

n

Dulzura, fe y confianza. Tres conceptos claves que, tal parece, marcaron la infancia de María Julia. Der.: Para ser Miss Mundo hay que saber modelar. Con clases y juntando experiencia, Maju persigue a la postura perfecta.

 

SI Dios es trujillano, María Julia Mantilla es también diosa de nacimiento. La belleza de la mujer norteña, representada por firmes pantorrillas y enormes sonrisas de tanto bailar marinera, es hoy reconocida en todo el mundo. Es oficial. La unanimidad electrónica (ver recuadro) y el complacido consentimiento de un jurado especializado así lo han dicho. Ha nacido la nueva Reina del Mundo, la más bonita. Hoy el Sol brilla más que nunca entre Huanchaco y Delicias.

Tuvieron que pasar 37 años para que el país pudiera volver a decir que la mujer más hermosa de este mundo es peruana. Tremenda afirmación fue cierta por primera vez en 1967, gracias a Madeleine Hartog.

El prodigio actual se debe a María Julia, y es papá Olmedo quien da cuenta de sus inicios. "Todo comenzó cuando la nombraron Reina de Cachimbos en la Universidad Nacional de Trujillo el anteaño pasado". Después, la radiante trujillana de 20 años fue Reina de la Universidad. Entonces la institución la propuso como candidata y se convirtió en Señorita Trujillo. Este año fue nombrada Miss Perú Mundo y se fue a China a participar en el Miss Mundo. Para no perder la costumbre, también ganó. "Si no me ha dado un infarto es porque todavía soy fuerte", dice el orgulloso papá.

Y es que parece que ni siquiera el cielo es límite para María Julia. Antes de destacar por su evidente belleza, ya era conocida por sus logros deportivos. Tiene 60 medallas por victorias en atletismo, y en el 2001 fue la atleta más completa a nivel nacional. Ha sido campeona de las Olimpiadas Interescolares y en el Campeonato Nacional, y hasta en el Miss Mundo se las arregló para obtener el tercer puesto en la categoría de deportes. Esa constante actividad tuvo, de hecho, mucho que ver con que Maju mantuviera una atlética figura y un saludable espíritu deportivo que la preparó para ganar bien, o saber perder.

 
n
  Con Elvia, su mamá, y siempre acompañada por su familia, que "le da fortaleza". Der.: Como buena norteña, Maju baila marinera. Así lo demostró en el Hotel Sheraton, donde falda, pañuelo, pies y manos se movieron justo como se debe.
Por otro lado, y en sintonía con las costumbres de la sociedad actual, María Julia pasó por el consultorio del Dr. Morillas, encargado oficial de potenciar la belleza de las representantes peruanas. Porque no se trata exclusivamente de bisturíes, sino de ejercicios, oxígeno, tiempo y electricidad. "Con María Julia me tocó lo más difícil: hacer más bella a una mujer bella", dice el doctor, quien admite que prácticamente se dedicó a contemplarla. Jessica Newton, organizadora del Miss Perú que Maju ganó, explica por qué hoy en día cualquier participante en un concurso de belleza puede hacerse ajustes las veces que quiera y donde mejor le parezca: "el problema es cuando se nota". Y a la reina peruana lo que se le nota es la naturalidad. Para ella, la Clínica Morillas fue más un segundo hogar, pero con gimnasio, máquinas, clases y otros sacrificios ajenos al facilismo del quirófano (ver recuadro). Cesar Morillas, que además de ser trujillano como ella conoce y aprecia a sus padres, la ha auspiciado y protegido desde que llegó a Lima y todo le parecía ancho y ajeno.

De ahora en adelante, la reina enfrentará sola las responsabilidades y aventuras que vienen con su nuevo puesto, y a nadie sorprenderá que le vaya mucho mejor de lo acostumbrado. Como flamante Miss Mundo -y poseedora de los envidiables $ 100,000 que vienen con la corona-, ella vivirá durante el próximo año en Londres, en una casita dentro de la mansión de Julia Morley, presidente de la Organización Miss Mundo, quien dice que el evento es "una celebración de la belleza, la cultura, la paz y el entendimiento". Maju dedicará sus días a crear conciencia social y al apoyo de diferentes obras en el mundo entero, ayudando a niños y a causas benéficas de la organización, que a través del programa `Belleza con un Propósito' ha conseguido superar los £ 250 millones para caridades dedicadas a los niños a nivel mundial desde su lanzamiento en 1951, entre las cuales se cuentan el Fondo Nelson Mandela. A tan admirables y necesarias actividades se sumarán otras más mundanas, si se tiene en cuenta que anteriores Miss Mundo se han convertido, por ejemplo, en el rostro oficial de la marca de cosméticos Maybelline y participado en campañas internacionales. En ese caso lo más probable es que María Julia, con tanta belleza y simpatía a cuestas, recibirá más de una oferta. Hay que contar, asimismo, su nueva posición como Embajadora de la Amistad, cargo que el mismo presidente Toledo le ha ofrecido y que ella ha asegurado acogerá con empeño y dedicación.

Así las cosas, el futuro de la nueva Miss Mundo se anuncia más que brillante. La esperan los flashes, el trabajo y la buena voluntad. Larga vida a la reina. (Romina Massa)

 
 
n

Consejos de Maju

Cuando se preparaba para Miss Perú, y una vez ganada esa estación, cuando tenía que estar lista para el Miss Mundo, la Clínica Morillas fue una de las bases de Maju Mantilla. Un día normal en su majestuosa vida significaba una agotadora y a la vez revitalizadora rutina según los estándares internacionales. Para empezar, temprano por la mañana, el gimnasio con el conocido entrenador Javier Talavera. Luego, una visita a la cámara hiperbárica la proveía de oxígeno al 100%, para vivir el día a día y no envejecer en el intento. La cosmiatría, seguidamente, se encargaría de perfeccionar su piel con máscaras de barro, masajes, microagujas que emiten disparos eléctricos para combatir la celulitis y otros prodigios de la tecnología estética. Además, máquinas biomoleculares y de corriente secuencial para endurecer la piel y la grasa. No olvidar las sesiones con una nutricionista y un psicólogo para asegurar su salud física y mental. Y también clases de inglés, marinera, yoga, modelaje y desenvolvimiento. En pocas palabras, todo el conocimiento y la ciencia del universo estético al servicio de su belleza. Y como salta a la vista, con los mejores resultados.

 

 
 
n

Por primera vez, el mundo eligió a su Miss. Se podía votar vía Internet, teléfono o SMS. Para evitar que las candidatas de países grandes lograran una ventaja injusta, se creó una fórmula para tabular los votos que, además, favorecía a las preferidas por países que no fueran los propios. Por eso no hay pero que valga. La mayoría votó por Maju.

 

 

 
 

 

María del Pilar Mantilla fue reina en 1973. 20 años antes, en 1953, reinó su hermana Lydia. der.: La tocaya de Maju vivió su reinado en 1969. Al lado: La tía Martha fue Miss Libertad en 1958. Der.: Tía Maria Julia en CARETAS (Ed. 398), 1969.  
  LINAJE DE REINA.- La mujer más bonita del mundo es de familia noble, al menos en términos de belleza nacional. Las cuatro hermanas de su padre fueron Señorita Libertad, y una de ellas, María Julia Mantilla, llegó a ser Miss Perú y fue semifinalista en el Miss Universo. Su tía Lydia fue reina local y quedó en segundo puesto en el Miss Perú. Finalmente, Martha y María del Pilar fueron Miss Libertad. Y con esa descendencia, no cabe duda. Aunque sus propios méritos son, además de merecidos, evidentes, Maju nació con ventaja genética.  

 


../secciones/Subir

Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Culturales | Ellos & Ellas | CineTV | Mundo Mezquino | Lugar Comun | China Te Cuenta Que...

Siguiente artículo...

 

   

   
Pagina Principal