Edición Nº 1848





Ud. Puede anunciar aqui
 

Portada

Secciones
Nos Escriben...
Mar de Fondo
Ellos & Ellas
Culturales

Caretas TV
Mundo Mezquino

Columnas
Lugar Común
Por Augusto Elmore
China Te Cuenta Que...
Por Lorena Tudela Loveday
Artes & Ensartes
Por Luis E. Lama


Artículos
El Inventario de
un Asesino
El Rumbo del Proceso
Caso Almeyda:
Nudo Panameño
Ferrero en el
Herradero
El Drama del
Presupuesto
Onassis vs. el Perú
Caras de la Moneda
Marina entre Mares
Oasis, Agua
como Cancha
El Nuevo Prado
Contra la Amnesia
El Viaje es la Noticia
La Voz del Ciego
Ana en el Arenal
El Corridón
Fumando Espero
La Metrobiblia
El Misterio de
la Poesía
Suplemento
de Salud
Informe Gestión
Edil

 
11 de noviembre de 2004


Nudo y Descenlace
Jorge Eduardo Eielson ganó el premio Teknoquímica de pintura y desde Milán le responde a Caretas.

i

"Creo poseer una suerte de matriz genética que me permite trabajar con materiales y códigos muy heterogéneos".

 

-¿Pronto?

-Con Jorge Eduardo

Eielson, por favor. Desde el otro lado de la línea, se extendió un prolongado silencio que en realidad no duró más de dos segundos. La excusa para la impertinente llamada era la concesión del premio Teknoquímica de pintura 2004 -que desde el 62 lo han recibido Szyszlo, Shinky, Tilsa, Tola y Chávez, entre otros-. Para quienes solo conocen al poeta Eielson (Lima, 1924) es bueno señalar que su obra plástica se ha presentado en las bienales de Venecia de 1964, 1966, 1972 y 1988, en la Documenta V de Kassel (1972), en la III Bienal de Trujillo (1988) y en la III Bienal de La Habana (1988). Además, en 1993, la Galería Crédito Valtellinese de Milán concretó una retrospectiva de su trabajo y en 1997 el Kings College de Londres realizó un Congreso Internacional alrededor del mismo. Sin embargo, Eielson ha señalado que no se considera "poeta-pintor", ni "pintor-poeta", ni nada que se le asemeje. Advertidos de su delicado estado de salud le enviamos -vía fax- un breve cuestionario en el que más allá de rótulos indagamos en procesos, métodos e influencias.

-¿Existe alguna diferencia -más allá de formatos y materiales- en la génesis de su creación plástica y poética?

-Creo poseer una suerte de matriz genética (en el sentido de la música sería post-dodecafónica, por ejemplo) que me permite trabajar con materiales y códigos muy heterogéneos, manteniendo al mismo tiempo una unidad poética. Cada objeto, evento, pintura o texto que sea, se anuncia sólo al interior de su propia naturaleza, de su propio lenguaje. Mi trabajo es hacerlo visible, audible, legible, tocable. En una palabra: digerible. Por lo menos eso es lo que intento.


n

Una completa restrospectiva de su obra plástica será expuesta en marzo del 2005 en el ICPNA.

-Es sabido que ud. corrige muy poco cuando de poesía se trata. ¿En su faceta plástica sucede igual?

-No, absolutamente. En la actividad artística se usan materiales concretos, por efímeros que sean. Plasmar emociones y pensamientos en el mármol, el bronce, la madera, la piedra, la arcilla, los colores, los textiles, el espacio, la luz y, sobre todo, en el cuerpo humano -comprendido, a veces, el del mismo autor- es una batalla en la que no hay vencedores ni vencidos, aciertos ni errores. Es una maravillosa batalla, y nada más.

-¿El mar y la música de qué manera han influido en su obra?

-Para un limeño, el mar es un espacio privilegiado físico e interior. Es apertura y aventura, sed de conocimiento y, a la vez, lo desconocido. Claro, hay también la euforia misma del mar, su potente belleza, su energía, la arena, el cielo, el agua salobre, su olor inolvidable, su intensa sensualidad, seguramente ancestral, puesto que el origen de la vida está en el mar. En mi trabajo, el espacio marítimo y desierto está presente en mis "cementos", como los llaman aquí, desde hace más de 40 años. Una serie infinita que, justamente, he titulado el "Paisaje infinito de la costa del Perú".

En cuanto a la música, simplemente, sin ella, la vida es imposible. Y no sólo espiritualmente, lo cual ya bastaría, por cierto. La más avanzada teoría física -la teoría de las cuerdas- nos presenta la estructura fundamental del universo como una formidable sinfonía, debida a las vibraciones de infinitas cuerdas de violines cósmicos. Pero lo extraordinario es que esta teoría -rigurosamente matemática- coincide con la así llamada "música de las esferas" de los antiguos pre-socráticos. Más cerca a nosotros, me gusta mucho una reciente invitación de la Alcaldía de Madrid, el Museo Reina Sofía y la Residencia de Estudiantes, para realizar un trabajo sonoro en las calles de la capital española. No sé si podré hacerlo, dadas mis condiciones de salud, pero, de todos modos, la cosa me estimula mucho. Como me estimula mucho el reciente premio de Teknoquímica. Un reconocimiento que no hace sino reforzar mi profundo afecto por mi tierra natal. (J. C. Méndez)


 

Todas las Artes Todas
Danza, teatro, música, pintura y fotografía en festival "Plataforma".

 
i

La Casa Moreyra de San Isidro acogerá desde el 19 de noviembre a esta "infame turba".

 

SIEMPRE y erróneamente se ha tenido la idea de que el arte es para la elites. Maria Pía Zamora decidió acabar con este concepto y presentó un anteproyecto al alcalde Jorge Salmón Jordán para realizar un festival artístico. Pero no era un simple evento en donde las obras se restringen a las paredes frías y neutras de una galería. Esta vez el arte tomaría las calles y éstas al mismo tiempo irrumpirían en los espacios creativos. Así, con la ayuda de la Municipalidad de San Isidro, la empresa privada y un manojo de artistas como Ramón Ortiz, Christians Luna, Herbert Rodríguez, Sebastián Solari y Haroldo Higa nació el Festival de Arte Contemporáneo Plataforma.

La casa Moreyra, que acogerá al festival, tendrá por primera vez en Sudamérica celulares hi-tech y las paredes de una capilla como soporte artístico, además de gigantescas esculturas que reaccionan con el pasar de los espectadores. Las inmediaciones de la casa se llenarán de gigantografías, origamis de perros peruanos gigantes y hasta una banca sacada de la misma iglesia Virgen de Pilar. Finalmente reconocidos músicos como Muma y Micky González, la cuenta-cuentos María Angélica Vega y la bailarina Karine Aguirre animarán las noches del festival. El arte sacudirá las calles desde el 19 al 27 de noviembre. Avisado.


 
 
n

Trazo Bizarro

Sus cuadros serían el telón de fondo perfecto para un ritual. Misteriosos e indefinidos personajes a medio camino entre la forma humana y la animal. Los colores álgidos teniendo al negro como soporte y marco. El trazo bizarro de Jorge Castilla-Bambarén asoma nuevamente por las salas locales con la misma carga desprejuiciada que lo asocia con lo prehispánico, lo chamánico-selvático y demás manifestaciones de lo primigenio. Desde el 11 de noviembre en Dédalo, Av. Sáenz Peña 295, Barranco.

 

 


 


Por JOSE B. ADOLPH

Arte y/o Artesanía

ALLÁ por los ya míticos años setentas del siglo pasado se desató una tormenta en el vaso de agua de la cultura peruana en torno a un Premio Nacional de Cultura en el rubro de artes plásticas.

Un grupo de artistas encabezado por un pintor abstracto protestó vehementemente por la decisión de la instancia correspondiente de otorgar el premio al ¿artesano? ¿artista? cusqueño Joaquín López Antay, autor de célebres retablos. Las acusaciones contra ese Consejo General de Cultura afirmaban que se trataba de comunismo, populismo, demagogia y -por supuesto, acorde con la época- velasquismo. La frase clave de las críticas era que no se trataba de arte sino de artesanía.

Ahora, treinta años después, se me ocurre que sí y no. Consulté en conocidos diccionarios y con conocidos lingüistas, artistas y consumidores de artes y artesanías acerca de en qué se diferenciaban arte y artesanía y cómo definir a esta última en contraposición al arte.

Los diccionarios iban de la conchudez (artesanía es lo que hacen los artesanos) a la inutilidad (lo que se reproduce mecánicamente). Los especialistas en lenguaje se rascaron figurativamente la cabeza y expresaron sus dudas. Uno de ellos reprodujo exactamente lo que ya se me había pasado por la mente: Miguel Ángel, subido a su andamio y con la ropa manchada de pintura, ¿era un artesano además de un artista? ¿En qué momento las melodías campesinas en manos de Beethoven se convierten en arte? Las reproducciones mecánicas del "Grito" de Munch ¿ya son artesanías? Etcétera.

Los retablos con la firma de López Antay, cada uno una delicada pieza, ¿no dan el paso de la artesanía al arte? ¿Dónde está la frontera, si la hay? ¿A qué venía en realidad la protesta? Quiero creer que no se trataba de un mezquino "¿por qué no me lo dieron a mí o a uno de mis patas?", sino de un mero intento de delimitación entre "formas superiores" e "inferiores". Lo que ya de por sí es discutible.

Me encantaría leer opiniones (de preferencia discrepantes).

 

 

 


../secciones/Subir

Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Culturales | Ellos & Ellas | CineTV | Mundo Mezquino | Lugar Comun | China te cuenta... | A rtes & Ensartes

Siguiente artículo...

 

  

  
Pagina Principal