Edición Nº 1823


Ud. Puede anunciar aqui
 

Portada
Secciones
Nos Escriben...
Mar de Fondo
Ellos & Ellas
Culturales

Caretas TV
Columnas
Olla a Presión
Por Raúl Vargas
Artes & Ensartes
Por Luis E. Lama
Lugar Común
Por Augusto Elmore
Mal Menor
Por Jaime Bedoya

Artículos
Ilave Tempestad
en el Lago

Testimonios
Que Acusan

Billete a la Vista
Irak: Salvajismo Islámico
Tropelías Aliadas
En la Red del Enredo
No es Amor al Chancho
¡Ciao Chiara!
México: la Revolución
del Voto

Marceau Habló

El Altar Real
Cecilia sin Estación

Cremas Botox
Esencia de Mujer

De Museos y Saqueos
Salva Sagrado
Dura de Chacchar
Mala Semilla
¿Carga Santa?
Misterio de una Muerte
Educación Tísica
El Misterio de
la Poesía

 

 

ARTICULO

13 de mayo de 2004
Paginas 10 y 11 de la edición impresa.


Foto: OSCAR MEDRANO: Lunes 10 de mayo. 1:00 p.m. Cuatro mil pobladores de comunidades campesinas toman la ciudad.

ILAVE
Tempestad en el Lago

Tras el linchamiento, rebeldía. La ciudad puneña sigue sin retomar su cauce y más bien parece desbordarse.

n

Edgar Larijo Cutipa, con orden de captura por muerte de alcalde Robles, arenga a la población aymara a resistir a la autoridad y pide salida de Alejandro Toledo del gobierno. Al lado, participación de las mujeres fue decisiva en el paro. Inclusive, fueron las más agresivas.

 

Escribe CARLOS HIDALGO

"Tenemos información de que hay unas trescientas personas merodeando por la zona, pero la situación está controlada. No hay mayor novedad", dijo el general PNP, Luis Vizcarra, encargado de la custodia del orden en Ilave, a un grupo de periodistas cuando faltaban quince minutos para la una de la tarde del lunes 10. Hasta ese momento, el paro de 72 horas convocado por el Frente Nacional Aymara en esa localidad pasaba de largo, sin nada relevante. Unos cuantos pobladores en la plaza, el mismo discurso, las mismas demandas. Vizcarra miraba tranquilo las noticias en su oficina de la comisaría de Ilave. A la una de la tarde, el ruido hizo que se parara de su asiento y saliera a la calle. A una cuadra, la plaza se había llenado de bote a bote.

Con una sincronización propia de un ejército perfectamente adiestrado, cuatro mil pobladores de las comunidades campesinas de las zonas alta, media y baja aledañas a Ilave, hacían su ingreso a la Plaza de Armas desde los cuatro flancos. A su pedido de liberar a los seis implicados en la muerte del alcalde Cirilo Robles -uno de ellos, el teniente alcalde Alberto Sandoval-, presos en el Penal La Capilla, ahora se sumaba la inmediata destitución de Arnaldo Chambilla, designado por el Jurado Nacional de Elecciones como nuevo alcalde de Ilave.

De poco sirvió la visita del flamante ministro del Interior, Javier Reátegui a Puno, acompañado de una comisión de alto nivel designada por el gobierno. No sólo no se reunieron con dirigente alguno de Ilave -sólo entablaron diálogo con representantes de Ayaviri, poblado que presenta el mismo problema- sino que a Reátegui el soroche, al parecer, le jugó una mala pasada. La única propuesta concreta del gobierno: la designación de Chambilla como burgomaestre fue tomada como una afrenta por los pobladores, debido a que éste era hombre de confianza de Robles. Desde su cama en el Hospital Manuel Núñez Butrón, Chambilla aceptó la designación a media gana, no sin antes solicitar garantías para su vida y la de su familia. "En cuanto me recupere volveré a Ilave, pero tengo miedo", dijo la tarde del domingo.

n

Tumba del linchado alcalde de Ilave, Cirilo Robles Callomamani, en el cementerio de Puno. Al lado, no sólo Ilave se encuentra en convulsión. Existen otros poblados con problemas.

La respuesta a sus declaraciones revoloteaba entre los manifestantes durante la marcha de ese lunes. "Si viene ese corrupto (Chambilla), lo matamos. Con este nombramiento el gobierno nos está declarando la guerra", repetían al unísono.

ARENGAS Y PIEDRAS

El asesinato de Cirilo Robles ha destapado una caja de Pandora inimaginable, que excede la simple ecuación alcalde-corrupto-ajuste de cuentas. Al menos eso queda claro para los dirigentes campesinos que el lunes, luego de marchar de manera pacífica por la Plaza de Ilave, realizaron un improvisado mitin en la placita de Balsave, caserío ubicado a cien metros del puente internacional de Ilave.

Tierra de nadie, sin presencia policial. Hasta ahí llegó el mar de manifestantes, luego de aplanar la ciudad al ritmo de consignas de extrema izquierda y de rozar las chaquetas y armas del impasible contingente policial que desde Lima y Arequipa llegó a la zona.

"Aymara marka. Vamos a agarrar a todos los que nos vengan a buscar. Los aymaras sabemos resistir. Desde este momento, todos somos dirigentes. Jallalla Túpac Catari", decía Edgar Larijo Cutipa, secretario del Frente de Juventudes Aymaras, sobre el que pesa orden de detención por presunta responsabilidad en la muerte de Robles.

Larijo, al igual que Rubén Pari y Rudy Roque Lima, los otros dos oradores esa tarde, fustigó a la población con un discurso político y racista. La salida de Alejandro Toledo del gobierno, en un mensaje que tuvo mayor eco que las bravatas que hacen ciertos políticos respecto a este tema en Lima, dominó toda su alocución al igual que la reivindicación de la nación aymara. La tensión llegó a tal punto que los periodistas tuvieron que identificarse ante la masa y algunos fueron hostilizados debido a la línea informativa de sus medios.

n

Puente Internacional de Ilave. Más de seiscientos policías de Puno, Arequipa y Lima supervisan el orden en puntos estratégicos. Al lado: Pobladores bloquearon peaje en carretera Puno Ilave, el martes 11.

 

Esa es otra de las aristas de la problemática. Por sobre el interés político de los agitadores, se encuentra la población que no entiende de plazos constitucionales ni de leyes, ni de jurados de elecciones. Sólo tienen un profundo desarraigo de lo que significa Estado y desconfían de todos y de todo lo que representa ese orden. La manera como los medios han tocado el asunto, en muchos casos, representa para ellos un ataque alevoso.

Al día siguiente, doscientos pobladores llegaron desde el puente internacional, fuertemente custodiado por la PNP, hasta Ilave y se dirigieron al peaje de la carretera que conecta esta ciudad con Puno. Bloquearon la carretera por más de tres kilómetros sin que policía alguno lograra disuadirlos. Por el sur, a la altura de Pilcuyo, el puente Zapatilla se encontraba también bloqueado y los manifestantes cobraban cupos para que los camiones pudieran pasar. "Ya ve", decía un poblador riéndose, " aquí está el más trabajo para Toledo", mientras tiraba piedras a lo largo de toda la carretera. Al igual que el día anterior, se fueron de vuelta a sus poblados.

En estos días, diversas versiones corren en Ilave. Desde que los policías han llegado sin dinero y viven de la suya, hasta la probabilidad de que dos mil comuneros se encuentren escondidos en el mercado, dispuestos a atacar. Hasta el cierre de edición, no se descartaba ninguna posibilidad de enfrentamiento, por más parsimonia que la PNP muestre ante las provocaciones de los campesinos. Inclusive, éstos no descartan la posibilidad de viajar hasta Juliaca y tomar el Penal La Capilla para liberar a los seis detenidos. Lo cierto es que la situación va in crescendo, sin visos de solución aparente. El gobierno no ha aceptado la liberación de los presos y los campesinos no tienen intención de hablar con autoridad alguna si es que no es en Ilave y aceptando sus demandas. Diálogo muerto.

"Informe con la verdad, cuente la verdad", dice Rosario, una ilaveña que hace su cola para comprar el periódico que llega a la una de la tarde a la ciudad. Complicado, ya que nunca como ahora la verdad tuvo tantas caras diferentes, en donde todos creen tener la razón.

 

 

n
Aclaración
La edición 1822 de CARETAS presentó una foto proporcionada por la Policía. Fuentes del Ministerio del Interior identificaron la escena como perteneciente al día de la turba, pero esto es inexacto, pues se trata de una celebración religiosa ocurrida días antes. Por otro lado, los vídeos en los que se observa al teniente alcalde Alberto Sandoval en los momentos en que Cirilo Robles y sus regidores eran asesinados, fueron ya visionados por el Ministerio Público.

 

 

 


../secciones/Subir

Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Culturales | Ellos & Ellas | Cine TV | Olla de Presion | Lugar Comun | Artes y Ensartes | Mal Menor

Siguiente artículo...

 

  

  
Pagina Principal