Edición Nº 1814

 

Portada
Secciones
Nos Escriben...
Mar de Fondo
Ellos & Ellas
Culturales

Caretas TV

Columnas
Piedra de Toque
Por Mario Vargas Llosa
China Te Cuenta Que...
Por Lorena Tudela Loveday
Lugar Común
Por Augusto Elmore
Artes & Ensartes

Por Luis E. Lama
Los Bienes Publicos
Por Richard Webb

Artículos
En Un Hotel de Londres

Cómo Administrar
una Bonanza

¿Colaboro, Luego Existo?
PPk Bajo La Lupa
La Sazón de Acurio

Tilsa de Pintura
¡Ollanta Canta!
¿Quién es la
China Tudela?

¿El Evangelio Según
Mel Gibson?

El Cau Cau de Eros
Alada Leslie
El Circo de los Juegos
Olor a Tinta

Un Dalí de Aquí
Pasión y Muerte
de un Periodista

Sociedad de la
Desconfianza

Medios en Jaque
Block de Notas
Locos por un Premio
El Misterio de la Poesía

 

 

 

ARTICULO

11 de marzo de 2004
Paginas 44 y 45 de la edición impresa.

Sonia Goldemberg.- Ciertos rasgos de ingenuidad que caracterizan a Sonia Goldemberg, son también muy propios de la China. Al lado:Katia Condos.- Físicamente es quien más podría parecerse a la doctora Tudela Loveday. Abajo: Mariella Balbi.- La China es deslenguada, irreverente, iconoclasta e inteligente. ¿Cómo Mariella Balbi? Der.: Susy Dyson.- La China comparte todo el cosmopolitismo y glamour de Susy. Al lado: Susana de la Puente.- La China tiene un discurso global pero con el valor agregado de lo limeño, como diría la propia Susana. Abajo: Inés Temple.- Visión empresarial e impecable presentación, rasgo en común entre ambas.

¿Quién es la China Tudela?
Publicación de nueva antología de la China Tudela provoca identificación de musas que inspiraron el personaje.

n

"Como se trata de humor, la China se permite todo. Un lector debe leerla también con humor".

 

RAFO León es un humorista audaz pero discreto. Por eso, cuando le pedimos nombrar a las musas que inspiraron -hace 25 años ya- ese entrañable personaje que es la China Tudela, solo se limita a darnos ciertas pistas que le permitieron construir, y seguir modelando por cierto, a la famosa China. La galería de mujeres es nuestra y al parecer no nos equivocamos mucho. Por lo menos el autor no dijo ni sí ni no. Lo cierto sin embargo es que hay otras damas de la década del cincuenta que Rafo tomó como referente: Mocha Graña, Carola Aubry, Viruca Miró Quesada y Doris Gibson: "Compartían con la China -dice él- esta cosa tan individual, tan limeña, tan deslenguada, tan manipuladora y tan autónoma que las hacía libres y cuyo único límite era el mal gusto". Lo más exacto, finalmente, es que según Rafo, quien mejor ha percibido a la China es el dibujante Mario Molina.

Pero la China, adorada por unos, aborrecida por otros, enjuiciada por menos, incomprendida por muchos y hasta cuya muerte se ha deseado, ha ido cambiando con el tiempo. Como todo el mundo sabe ella se gana la vida, además de haciendo asesorías internacionales, ejerciendo el psicoanálisis. "Lo del psicoanálisis lo recogí de un estereotipo. Ocurre que había un grupo de mujeres que estudiaban conmigo en la Universidad Católica, en los años setentas, que hacían unos pegotes extrañísimos entre ser de los sectores más altos con la militancia en Trinchera Roja y los estudios freudianos. Esa ensalada me encantaba". En esa primera etapa, lo asegura el propio Rafo, la China era ingenua, un poco idiota, volátil, la realidad se le escapaba por las guachas, buenísima y tolerante. "Si bien la China mantiene su carrera profesional fue dejando la idiotez en el camino y se transformó en lo que ahora es: una persona ferozmente cínica y que hace de la intolerancia una especie de bandera. A la vez, la China tiene un lado de ternura muy interesante. No es solamente una hija de puta", sentencia Rafo.

La China ha sido enjuiciada una vez. La demanda la entabló en 1996 aquel inefable sujeto de nombre Santiago Sanguinetti por desacato a la figura de Alberto Fujimori. Todo concluyó luego de un largo y surrealista comparendo en el que el abogado de Rafo León se despepitó explicándole a la fiscal Julia Eguía que éste no era la China Tudela y que ésta no era sino un personaje de ficción imposibilitada de acudir a cualquier juicio. Judith de la Matta amenazó con llevarla a los tribunales por difamar a Alan García, pero el asunto quedó solo en eso, en una amenaza. "En una columna la China se mandó con 460 insultos a medida del cuerpo de García -recuerda Rafo-, después se quedó supercontenta, no por los insultos, sino por lo cómoda que se sentía en CARETAS de poder escribir lo que le daba la real gana".

Y claro, la China también se ha enamorado en incontables oportunidades. "Diego García Sayán será su cruz, su calvario, su piedra en el zapato. Ha tenido algunos encontrones con José Ugaz porque él entiende muy bien eso de los choques y fugas y ciertos zamacones con Gino Costa, porque como no ha sido madre, con Gino se le despertó todo el instinto materno". ¿Qué dicen estos señores de la pasión de la China? A Rafo León, si lo ven, ni le mencionan el tema. "Hay una independencia del personaje respecto a mí, no soy chispeante ni burbujeante como la China, cuando se dirigen a mí, a ella la anulan". Afortunadamente.

El hecho es que ahora Rafo publica una nueva antología "La panaca real y la China Tudela" (Editorial Norma). "Me pareció que después de la primera en la que se había cubierto básicamente la etapa Fujimori, le tocaba el turno a Toledo. "Esta vez se han introducido algunos cambios en relación a la anterior, las crónicas están agrupadas por temas: costumbres, política, cuestiones afectivas y hay cuatro ilustraciones especialmente hechas por Molina para la edición". "Te confieso que cuando cayó Fujimori sentí un poco de miedo porque pensé que me quedaba sin argumentos, sin martas, sin Montesinos, sin nada. Pero el reemplazo fue espectacular. La tendencia facilista me hubiera llevado a prenderme del tema racial de Toledo y dar duro con eso, pero quien me ayudó a ver las cosas con mucho más creatividad fue Eliane, ella fue mi tabla de salvación".

No obstante, no todas son buenas noticias. Nos referimos a los planes de Rafo León respecto a la China. "Tengo planes literarios y actualmente estoy en eso, estoy emprendiendo un texto, un género intermedio: crónicas de viaje y viajes interiores. Entonces creo que en cierto momento debo desprenderme de las cosas que en el campo de la ficción me han venido guiando. No quiero decir con eso que mañana voy a estrangular a la China Tudela". Es probable, más bien, que como ella es privatizadora y está en una AFP, se jubile antes de tiempo. (Teresina Muñoz-Nájar)

 


 

La Panaca Real
El 25 de marzo se presenta el libro. Aquí, un escrutinio de todos sus personajes.

n

Pachi (Pachacútec Toledo) Manco Inca Sairitúpaj.
Qué quieres que te diga: si no lo conoces, es bien fácil de hacerle identikit. Ojos de cuy de tómbola, nariz de apu visto de costado, jeta ampliada por perifoneo de vendedor de fresa justo cuando una hace la siesta. Cuerpo de galleta, patitas de llama, tetilla negra, pie reducido (para bajar rápido los escalones de Sallacmarca). Pero así y todo, pipiléptico, feo como el pecado y cutrero, es nuestro demócrata y hay que apechugar con él aunque mueeeeeras por el Chino.

Madame Carrot, la colla transplantada.
Ahora que ha dicho que no hay que dedicarle ni medio segundo a la prensa, pucha, puedo explayarme un poco más porque no me va a leer (¡ja!). Me encanta verla vestida de amazona, así con la pelambrera de fuego fatuo suelta al viento. Dicen que es vegetariana pero creo que el asunto es más grave: solo come zanahoria, y rallada, para ser más exactos. No me quiere mucho y yo no sé por qué. Debe ser porque se maneja una neura categoría exorcista. Fue hippie y mantiene ciertos rezagos de época, como no practicar la ducha diaria ni nada que le limite su libertad, ejem. Mueeeeere por los nativos y se casó con uno. Si quieres verla echar chispas por las orejas, dile alguna de estas dos cosas: o que Zaraí es su vivo retrato o que en las encuestas por el Día de la Mujer yo salí más popular que ella.

Willi, el Tukuyrikuy azambado
Hija, algo ha de tener el muchacho cuando una Townsend Diez Canseco se animó por él. Me encantó su juramento como asesor de Pachi: "Más que tú, solo Dios, solo Dios". Y nada te digo cuando, mismo Clinton explicando las cornetas de la Lewinsky, se mandó un speech televisado a nivel nacional sobre su renuncia. Mi tía Ana Luisa Tudela habría dicho de él, "pero qué tanto piensas en ese sujeto, si ni siquiera existe".

Coqui, el warachico upper class
Hija, de esos hay horrores en Miami y cuando los ves, pucha, pones pestillo a la puerta del auto. Tiene un primo igualito que una vez se quiso ir sin pagar de una discoteca de pamperas en Barranco. Con razón ya no hay jardineros.

Don Anatolio, el orejón law profile
Pucha, a mí sí me gustan así, o sea, los originales, llenos de identidad telúrica. Debe ser de esos que no come fruta fresca porque el frío le hace mal al riñón, yo sé que tú me entiendes. Es de postal, hija, y la verdad que no deberían cambiarlo mucho porque el turismo cae.

Margaracha, la warmi nepotista
Chola, se casó a los sesenta con el rey del olluco, en una ceremonia en el Casino de Miraflores a la que la Carrot no fue porque según sus palabras "esó está distorgnionadó, los indiós no bailán el meneitó". Es leal como una boticaria de antes, no sabes. Por eso ha querido siempre meter a toda la parentela en el gobierno, tú sabes cómo son ellos. Pero, pobre, mucho chance en la vida, que tú digas, no tiene.

Maiman, Pollack, los otros
Pucha, mejor no digo lo que pienso, no vaya a ser que después me acusen, como a Mel Gibson, yo sé que tú me entiendes. Fue de una ternura bíblica cuando a Pollack le secuestraron a la mujer (que vende estampitas de Tierra Santa, cómo te explico) y cuando él tuvo que negociar el rescate, parece que dijo, "¿Un millón de dólares?... dos mil ahorita y si no aceptan, se las regalo". (Rafo León).

 

 

 

 


../secciones/Subir

Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Culturales | Ellos & Ellas | Cine TV | Piedra de Toque| Lugar Común | China te Cuenta Que... | Artes y Ensartes

Siguiente artículo...

 

   

   
Pagina Principal