Edición Nº 1796


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Olla de Presión
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    30 de octubre de 2003

    Paginas 36 y 37de la edición impresa.


    Ministro Fernando Rospigliosi, contralmirante Alfonso Panizo, y su sucesor, general EP (r) Daniel Mora. No pueden participar.

    Tensa Recompensa
    El Gobierno ofrece hasta US$ 5 millones a quien delate a "chuponeadores" y entregue audios y videos fruto de esta actividad. Haga cola frente al local del FEDADOI.

    Los interesados deben acudir al FEDADOI donde se les dará una clave secreta. El Decreto Supremo que establece una suculenta recompensa a quienes denuncien actividades ilegales de "chuponeo" o especifiquen la ubicación de los famosos equipos desaparecidos luego de la huida de Montesinos está firmado, entre otros, por el presidente Alejandro Toledo y el ministro del Interior Fernando Rospigliosi.

    ¿Son las bases de un nuevo concurso para periodistas? ¿Acaso el trampolín que hará una dulce realidad la venganza de tantos despedidos del Consejo Nacional de Inteligencia? No, es la modificación del artículo 15 del reglamento del FEDADOI, publicada el pasado martes 28 en el diario oficial El Peruano.

    El Decreto de Urgencia No 122-2001 creó el Fondo Especial de Administración del Dinero Obtenido Ilícitamente en Perjuicio del Estado. Entonces se estipuló que parte de esos fondos podían utilizarse en un sistema de recompensas otorgadas a quienes facilitaran información "veraz, significativa y determinante" para detectar delitos relacionados con la organización montada por Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos.

    Con el reciente Decreto Supremo No 020-2003-JUS también podrán ser recompensadas las personas que brinden información que conduzca a incautar "bienes tecnológicos utilizados por organizaciones delictivas, o personas naturales destinados a la interceptación de comunicaciones telefónicas no autorizadas o de cualquier otra forma de violación a la intimidad en las comunicaciones, relacionados con la comisión de los delitos señalados en el numeral i) del presente inciso c)". Esto es, aparatos de "chuponeo" que en el pasado hubieran estado en manos de elementos montesinistas.

    Además, también se reconocen los beneficios para quien informe sobre la ubicación directa de "medios probatorios como cintas magnetofónicas que contengan audios, vídeos, fotografías, radiografías, soportes informáticos, y demás objetos que recojan, contengan, o representen algún hecho relacionado con la comisión de los delitos señalados en el numeral i) del presente inciso c)".

    Estas novedades se integran a una bolsa de recompensas ya establecida de US$ 5 millones. No se trata de un premio único, sino de dinero que irá siendo desembolsado según la calidad e importancia de la información ofrecida por los interesados.

    Posibles razones Ahora bien, ¿no estaba al tanto la Dirección de Contrainteligencia del CNI sobre los movimientos de empresas privadas que utilizan equipos de interceptación heredados ilegalmente del antiguo Servicio de Inteligencia Nacional? Fuentes consultadas por CARETAS confirmaron que esas investigaciones avanzaron lo suficiente como para tener una idea clara del mapa de ese mercado ilícito, hasta la gestión del almirante (r) Alfonso Panizo, removido del cargo en setiembre y reemplazado por el general EP (r) Daniel Mora. A pesar de ello, los fiscales que deben autorizar y supervisar las intervenciones en locales sospechosos no suelen acompañar el proceso con la celeridad necesaria, se alega. Existen indicios de la participación de policías en actividad en estas tareas, como lo sugirieron informes preliminares del CNI (CARETAS 1790). Se impuso el criterio de que es necesario un empujón legal que cuente con el respaldo de informantes dispuestos a dar la cara y documentación incriminatoria. . Los mencionados documentos del CNI abundan en detalles sobre el presunto trabajo ilegal de espionaje realizado por compañías de seguridad, pero por obvias razones no se consignan los nombres de quienes aportan información tan precisa. Las complejas estructuras de organizaciones de inteligencia motivan que en muchos casos el presidente del CNI no conozca la identidad de muchos informantes regulares. El gran eje de estas modificaciones es el debilitamiento del mercado negro de las interceptaciones, de eso no cabe duda. Sin embargo, una lectura más política ausculta la migraña en Palacio de Gobierno por el actual estado de cosas. La vulnerabilidad de las comunicaciones presidenciales es un hecho evidente. Luego que el periodista César Hildebrandt propaló el audio de una conversación intrascendente pero subida de tono en agosto (CARETAS 1770), se conformó una comisión investigadora que produjo informes contradictorios. En los últimos días circula con cada vez más insistencia un rumor sobre material adicional que podría comprometer a Alejandro Toledo. La leyenda negra relaciona estos posibles videos y audios con aquello que esta revista denominó el Día Perdido del entonces candidato. De existir, este material sólo sería propalado con fines de desestabilizar al gobierno. Es una espada de Damocles que reaparece cada tantos meses. Las modificaciones al reglamento del FEDADOI constituyen un mensaje directo a quienes pretenderían mantener ese recurso de chantaje. (Enrique Chávez)


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Olla de Presión | Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal