Edición Nº 1790


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    18 de setiembre de 2003

    Paginas 10 y 11 de la edición impresa.


    Panizo solicitó una reunión con el Consejo de la Prensa Peruana, que se prolongó por dos horas y media la mañana del martes 16. No negó el contenido de los informes presentados por Cecilia Valenzuela, pero los calificó como preliminares, en proceso de evaluación y elaborados por una sola persona.

    Apanado a Panizo
    Mientras que jefe del Consejo Nacional de Inteligencia
    recibe ataques inmisericordes, el programa La Ventana
    Indiscreta se cuelga indudablemente de chupón del ráting.

    Aseveró que el CNI no puede realizar planes operativos. Panizo asegura que son parte de su función.

    EN ocasiones, el lodazal que cae encima no deja ver las piedras que más duelen. Entre el cargamontón soportado los últimos días por Alberto Panizo ha pasado con bajo perfil un elemento neurálgico de la historia: la empresa All Security S.A.

    Los informes del Consejo Nacional de Inteligencia (CNI) exhibidos el domingo 14 por la periodista Cecilia Valenzuela explican el seguimiento a personal del programa entre finales de agosto y principios del presente mes, particularmente al jefe de investigación, Enrique Flor. De ahí los nombres de planes Enrique 2003 y Enrique 2003 II. Pero también mencionan a All Security.

    Según conjeturas de los documentos exhibidos, la compañía fue contratada por la agencia periodística dirigida por Valenzuela -gracias a la intermediación del ex procurador José Ugaz- para practicar seguimiento a los miembros de la cúpula del CNI.

    Valenzuela negó en todos sus tonos esta relación. El director de All Security, Ronald Mejía Hidalgo, descartó en el programa dominical de la periodista que su empresa se dedicara a cualquier labor ilegal.

    A pesar de los descargos, All Security podría ser la punta de la madeja en la cual reprobables personajes se dedican a espiar bajo pedido. Se trata de los mercenarios del chupón.

    IN FRAGANTI

    CARETAS 1786 deslizó la posibilidad que empresas privadas fueran las responsables de la interceptación que tanto indignó al presidente Alejandro Toledo. La misma fecha de la publicación, 21 de agosto, el congresista aprista Mauricio Mulder llamó a la redacción de la revista para comentar un caso que podía ajustarse a esa tesis.

    Durante una entrevista realizada en Radioprogramas en los días anteriores, Mulder había denunciado ser víctima de un extraño acoso. Según él, algunos personajes públicos recibieron llamadas de una persona que se hacía pasar por él y solicitaba información sensible. Entre ellos estaba Héctor Taco Tamo, entonces presidente de Petroperú.

    Luego Mulder afirmó a CARETAS que una de las comunicaciones se entabló con Genaro Matute, contralor general de la República. Matute conversó durante unos pocos minutos con el supuesto Mulder. No tomaron en cuenta que contralor y congresista habían hablado varias veces.

    "Tú no eres Mauricio Mulder", exclamó Matute cuando cayó en cuenta del engaño. Colgaron de inmediato pero el número quedó identificado en el celular del contralor. Era el 9816-2180 de la empresa Nextel y está registrado a nombre de la compañía All Security, con domicilio en Conquistadores 995, San Isidro. La misma que es mencionada en los documentos salidos del CNI.
    Desde Empresa Mencionada por CNI Espiaron a Mulder y se hicieron pasar por él


    Mauricio Mulder denunció a CARETAS un mes atrás que se hacían llamadas a personajes públicos haciéndose pasar por él. Un rastreo telefónico reveló que se utilizó un celular perteneciente a la empresa All Security S.A., la misma que es mencionada en el informe del CNI y es dirigida por Ronald Mejía (arriba).

    Como le consta a esta revista, los hechos ocurrieron alrededor de un mes antes de la denuncia periodística de Valenzuela y las circunstancias fueron confirmadas con fuentes de la Contraloría. El lunes 15 último Mulder presentó su denuncia formal al Ministerio Público. Ahora, el señor Mejía Hidalgo tendrá que responder a una acusación que no será tan fácil de desechar y ojalá se llegue a los nombres de quienes habrían contratado sus servicios.

    CONTRA LA PARED

    Pero el último escándalo atizado por los medios se determinó gracias al resto de la información contenida en los documentos.

    Según el informe, "se dispone se efectúen Operaciones Especiales de Contrainteligencia en la ciudad de Lima, con la finalidad de detectar a las personas que vienen proporcionando información clasificada referente a las actividades que desarrollan los funcionarios del CNI".

    Valgan verdades, el programa `La Ventana Indiscreta' era una pulga en la oreja del órgano de inteligencia. Durante varias semanas realizó produccciones críticas que contenían información que, aunque venía de adentro, distorsionaba la realidad de las situaciones, según Panizo.

    El departamento de contrainteligencia montó un plan de operaciones para detectar la filtración, lo cual es comprensible. Esta suerte de gasfiteros actúan de emergencia en muchas instituciones

    Aunque medios y organismos de inteligencia se encuentren en las orillas opuestas de una laguna que por lo demás es bastante ambigua, una investigación de esta naturaleza no equivale necesariamente a hostilizar al periodismo. Pecaría de ingenuo el hombre o mujer de prensa que se sabe incómodo al poder e ignora los riesgos de exponerse a estos métodos.

    Distinto sería si las investigaciones conducen al desprestigio o el chantaje. Al respecto, los documentos en cuestión contienen algunos elementos inquietantes. Primero, está la mención a los supuestos antecedentes policiales y judiciales de dos periodistas. Segundo, es narrado un asalto sufrido por Enrique Flor, lo que remite a sospechas ("se ha observado que se desplaza con mucha cautela, al parecer debido al asalto del que fue víctima y donde le robaron su teléfono celular"). Por último, se establece sin indicios reales el vínculo entre el equipo de Valenzuela y las empresas All Security y Acontrol S.A.

    Ante las preocupaciones que el Consejo de la Prensa Peruana expuso sobre los mencionados términos, Panizo aseguró que se realizaría una investigación cuyos resultados se harían públicos. De ser necesario, afirmó, se establecerán las sanciones correspondientes al interior del CNI.

    Mulder denunció a la empresa ante el Ministerio Público. Lo seguían espiando hasta hace pocos días.

    El contralmirante también se defendió de las investigaciones propaladas por el programa de Valenzuela. Se refirió a la adquisición de equipos para detectar micros y aparatos de escucha a la empresa Millenium, hecha durante su primer período al frente del CNI en el 2001. Panizo indicó que la compra se realizó sin licitación porque la ley lo autorizaba a hacerlo tomando en cuenta la situación de emergencia. Los anteriores inquilinos del SIN se lo habían llevado todo.

    Asimismo, ante la acusación sobre el reingreso al CNI que hicieron cuatro personas vinculadas al coronel (r) Roberto Huamán, Panizo aseveró que se produjo en virtud a resoluciones judiciales que lo obligaron a aceptarlas. Un mes después fueron dados de baja definitivamente, esta vez bajo el amparo del Tribunal Constitucional.

    En todo caso, éstas son muestras de los muchos problemas que atraviesa la institución, zarandeada por la inestabilidad y el cambio de 7 directores. El control de los "fondos reservados" continúa siendo un problema a pesar de que éstos pasaron a ser 20 % del presupuesto total luego de alcanzar el 80 %. Panizo esbozó tentativamente un procedimiento con la Contraloría para que la fiscalización de esos gastos sea guardada en una caja fuerte y fiscalizada periódicamente por una junta de cuatro notables.

    El martes Panizo expresó su preocupación por la proliferación de empresas de "seguridad" del corte de All Security. Es tal que él mismo descubrió un "hechizo" en el poste que da a la línea fija de su propio domicilio. Se trataba de un pequeño dispositivo fabricado o clonado en el Perú y que puede transmitir el tráfico de la línea a un receptor en un radio de unos 300 metros. La sospecha está dirigida hacia operarios de empresas que brindan servicios a la Telefónica, quienes harían por lo menos parte del trabajo.

    Son compañías parecidas las que pudieron orquestar el reciente "chuponeo" presidencial. Fueron esas circunstancias y los informes contradictorios sobre las responsabilidades pertinentes (CARETAS 1788) los que pusieron en evidencia las malas relaciones entre Panizo y sectores cercanos a Alejandro Toledo. Encabeza esa lista Guillermo Gonzales Arica, secretario de la Presidencia y, de acuerdo a la legislación actual, responsable de la seguridad de Palacio. En el otro extremo están los ya conocidos bolsones de resentidos formados en las sucesivas purgas del CNI.

    No es cuestión de tapar con un dedo los grandes huecos del Consejo Nacional de Inteligencia. Pero la prensa independiente tampoco puede servir a intereses subalternos por andar embelesada con su propio ombligo. (Enrique Chávez).


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal