Edición Nº 1788


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     
    MAL MENOR
    4 de setiembre de 2003

    Por JAIME BEDOYA
    ¿Dónde Estabas Tú?

    Coche bomba, Lima 1992.

    LA palabra verdad, como todo nombre común, se escribe en minúsculas. La prudencia tipográfica la protege de la grandilocuente categoría de absoluto, propia del dogma religioso. Los nueve tomos del informe de la CVR no son las tablas de la ley impresas por presión divina sobre piedra. Son un valioso documento para aproximarse a lo que sucedió y a lo que podria no haber dejado de suceder respecto a la violencia desencadenada por el terrorismo de Sendero Luminoso. Pero, como toda obra humana, es perfectible y sujeta a rectificaciones. O por lo menos a discusión1. Por eso es que el maniqueismo que reduce cualquier observación al informe como un síntoma inequívoco de aprismo, militarismo o fujimontesinismo es una desconcertante muestra de intolerancia. Hay quienes no están en ninguna de esas tres categorías pero que reconocen otros matices ajenos a la versión única, y que tienen la sensación que esta historia se está contando desde un cuarto grupo inserto en el relato.

    La intolerancia respecto a las críticas es además un despropósito. Descalificaría a un propio comisionado, Luis Arias Graziani, que al cabo de dos años de trabajo grupal ha firmado el informe con una reserva personal de seis páginas de extensión. Hay muchas versiones de la verdad. Y ninguna de ellas puede reclamar la condición de definitiva. .

    Es verdad, por ejemplo, que en la guerra iniciada por Sendero Luminoso básicamente cholos mataron a cholos. Y por eso decenas de miles de muertos de tal condición no bastaron para conmover debida y oportunamente a la ciudadanía oficial, sea blanca o aspirante a blanquiñosa. Después de la vesanía de Tarata, Lima recién despertó de golpe al horror que estaba sucediendo hacía diez años dentro de su propio pais con semejantes que nunca reconoció como propios. Salvo casos aislados como por ejemplo cuando Rafael Rey habla de una cocinera suya chinchana con la que él era buena gente. .

    Con tal que mantuvieran lejos a los terroristas, a pocos les importó preocuparse por los policías que caían asesinados como palomas. Ni por las bestialidades que ciertos miembros de las Fuerzas Armadas, en algún lugar del Perú lo más alejado posible de Lima, estuvieran haciendo contra los racialmente sospechosos. .

    Es verdad que Martin Rivas o el Comandante Camión son asesinos. También es verdad que en julio del 92 en Jaén el suboficial de policía Eladio García Tello escuchó balazos mientras almorzaba. Dejó de comer, le dijo a su esposa chola tengo que ir, y salió de casa con su pistola hacia la balacera dejando a nueve hijos que horas mas tarde lo estarían velando. Ciento cincuenta emerretistas habían tomado la ciudad. Mataron, saquearon, demolieron una comisaria. La señal de ataque la había dado un terrorista armado de nueve años que vesti uniforme unico. .

    Y García Tello no fue el único héroe en uniforme durante esos años. .

    La diferencia civilizada de pareceres debería ser una evidencia del efecto reflexivo del informe sobre la opinión pública, un síntoma de salud ciudadana vital y libre: todo lo contrario al mortal plan senderista. Lo que resulta un contrabando infame es la deshonestidad intelectual de quienes atacan este documento según un interesado cálculo político, que este caso pareciera ser común entre adversarios que habitualmente no se dan la espalda. En ese ámbito solo con el comportamiento promedio de los Abbot & Costello de la política peruana, Barba & Rey, bastaba. Pero una serie de reacciones en cadena han corroborado la deficiencia de aprendizaje de la clase política, que lejos de ensayar alguna compasiva autocrítica que algo de sentido podría darle al terrible costo en vidas, hacen el proceso aún más cruel negando la más mínima responsabilidad al respecto. Y aún hay más. Descendiendo la escala evolutiva moral hasta niveles irrespirables, el primer responsable de la actual metástasis deshonrosa de las FF.AA. y del país todo, el intermitente súbdito japonés Alberto Fujimori, ofrece reivindicación a los militares que antes sometió mediante firma de sujeción videograbada. En estas mismas márgenes de la civilización, ya dentro del rubro patológico, un lamentable tercer vicepresidente del congreso2 , lejos de distanciar sus mandíbulas entre si para la muy congresal costumbre de bostezar, lo ha hecho en cambio para justificar los asesinatos selectivos de índole patriótica: Ese es el tercer vicepresidente del Congreso de la República3. Y eso es lo que hace del Perú el paraíso del advenedizo político. .

    El "conflicto armado interno" (CVR dixit), fue la obra de un enajenado que quiso llevar al genocidio una nación de identidad fracturada. Este valiente se rindió ante un dictador amoral y su asesor delincuente a cambio de una torta, algunas noches con su mujer, y una canción de Frank Sinatra. En el camino murieron miles de peruanos que en su gran mayoría no hablaba castellano y que al parecer el estado oficial consideraba prescindibles. La responsabilidad moral de estos peores años es directa y práctica. Toca a todos y empieza con una simple pregunta: ¿ Qué hacía yo mientras corría tanta sangre ajena?

    Cada quien responda como pueda.

    _____________
    1 Enfatizar el carácter de terrorista al PCP- Sendero Luminoso en las conclusiones del informe no hubiera afectado el resto del trabajo. Hubiera sido mas eficaz y habría neutralizado la perversa acusación de parcialidad con ellos. Igualmente, es razonable cuestionar la omisión de una clara distinción entre el número de víctimas comprobadas y la proyección de las mismas.

    2 De nombre Carlos Infantas, no en vano miembro del Fim.

    3 Sueldo: 10 mil soles al mes, más 15 mil de gastos operativos.


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal