Edición Nº 1785


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

    14 de agosto de 2003

    Por FERNANDO VIVAS

    Bajo los Rollos
    El 7mo Encuentro de Cine, líos de la TV y respuesta de Carlos Monsiváis.

    MIENTRAS se clausuraba el Festival de Cine de la Universidad Católica, los muchachos de Ernesto Schütz pasaron bajo la huacha de Genaro Delgado Parker, cortaron "Panorama" y lo tumbaban del Morro Solar. Horas después, Genaro recuperó terreno.

    Esta favela de antenas, platos satelitales y matones de nuestra `ciudad de Dios' (de paso parafraseo y aplaudo a la brasilera ganadora del premio del público) es el set de una histérica confrontación que va a dejar histórica huella porque...

    a) Es la primera vez que el control de un canal de TV, sumum de la civilización, se resuelve por la barbarie. Que los millonarios se peleen un medio a las patadas es para darles un tatequieto con todas las de la ley y en el futuro contárselo didácticamente a los nietos.

    b) Es una ocasión paradigmática para analizar la capacidad de corrupción y la incapacidad de solución del poder. Los flashazos luminosos atraviesan la lupa de las pantallas rivales y achicharran a personajes como Hugo Sivina, presidente de la Corte Suprema.

    c) Es un chongo privado que genera cultura: el Morro adquiere un valor geopolítico que no le dio ni la guerra con Chile; Genaro establece el arquetipo del empresario abusivo y superando al ideal por él pretendido de pionero con esquina, de Tigre Azcárraga o Roberto Marinho peruano (QEPD el fundador de Globo, muerto a los 98 años el miércoles 6); el hombro de Belmont se recicla y ahora es una gata oxidada que intenta levantar las llantas bajas de Genaro y de Toledo; los Chistosos encuentran más personajes de antología.

    •••

    Razones que sumadas al impacto televisivo por todos sentido, me llevan a temer, entre película y película latina, que la bulla televisiva haya aplastado para siempre el sutil impacto de nuestro cine.

    Se lo pregunto al ilustre Carlos Monsiváis, cinéfilo militante entre otras virtudes, y me reafirma en la fe: "De ninguna manera hay que echarle culpas a la TV, el cine está recapturando, sigue siendo formativo en las vanguardias. Los jóvenes siguen viéndolo con la decisión estilística y de conducta como lo veían hace décadas".

    Sigue la lección: "El cine demuestra que por su niveles de elaboración, libertad formal, concentración del relato, es impresionantemente más efectivo que la TV como escuela de comportamientos".

    Claro, ¡Monsiváis habla de Hollywood!, pero sigo asustado por lo que la TV puede hacernos a los latinos ante la escasa presencia del cine en español, por lo que Grandes Hermanos, Bozzos o concursillos de talentos, pueden perpetrar en ausencia de taquillazos orientadores. ¿El cine de largo aliento como contrapeso de la TV inmediatista? Buen punto para apoyar al primero.

    •••

    Nos hacía falta un evento cultural de arraigo. La Bienal de Arte es muy abstraída de los gustos populares y la Feria del Libro tiene una pobre oferta; el Festival de Cine Latinoamericano de la PUCP, se los llevó de encuentro. Además, nace de iniciativa privada y ello ha sido reconocido por la representación local de la Unesco que le ha entregado la Medalla Fellini.

    El alcalde Luis Castañeda, contrariando la universal tradición edil que manda apoyar decididamente los hechos culturales de la ciudad, apenas prestó el Teatro Municipal y sus subalternos homenajearon al paso a Federico Luppi y al Sundance Institute. Castañeda sí quiso elogiar personalmente a Elvira Travesí, y le dijo que era "la semilla del teatro nacional". Este señor no tiene la más puta idea de nuestra historia teatral arrancada en la colonia.

    32,000 concurrentes, 60 películas (23 en competencia) y 60 invitados extranjeros entre los que estuvieron los premiados -éste es el mejor test de solidez festivalera- son cifras apreciables, nada espectaculares, pero que se quedan cortas ante los beneficios colaterales del encuentro:

    Promoción del cine latino que se cuela cada vez más en la cartelera comercial, confirmación de que la inversión en cultura cinematográfica es políticamente rentable, contactos para el cine peruano y un cotejo que lo obliga a mejorar su opacidad reciente.

    El único premio que quedó en casa fue el de mejor actriz para Tatiana Astengo en "El destino no tiene favoritos", regular comedia de Alvaro Velarde que pronto entrará al circuito masivo. Felicitación y atingencia: Tras simpático coqueteo en "Pantaleón", Tatiana se reveló al cine en "Django" y se confirmó en "Ojos que no ven". Cumplió igual de bien como coqueta, recatada y llevada por la corriente, y ahora divierte mezclando las tres facetas en la criada de "El destino...", pero siendo su personaje secundario y estando el jurado actoral conformado por 3 peruanos, hubiera sido más elegante apuntar hacia fuera.

    El premio del público, "Ciudad de Dios" y de la crítica, "Historias mínimas", nos enfrentan a dos opciones formales igual de respetables. Me conmovieron tanto los malandros de favela carioca casi esquematizados en violenta narración hollywoodense; como los aburridos patagones que se lanzan por rutas peladas y minimalistas. Dejémonos de prescribir recetas para el cine latinoamericano y saludemos otra vez la diversidad en el 8vo. Encuentro.



     

    Escribe CARLOS MALPICA FAUSTOR

    Ministro de Educación Carlos Malpica zapea y anhela pronta Ley de Radio y TV.

    Ministro de Eduación Carlos Malpica zapea y anhela pronta Ley de Radio y TV.<• Ahora tengo menos tiempo para ver la TV y mis centros de atención se han reperfilado un poco. Me gustan los grandes programas diarios y semanales basados en periodismo de investigación; pero los veo zapeando, por cuestión de tiempo y porque algunos temas son de cal y otros de arena. Entre mis favoritos siguen los programas que conducen Raúl Vargas, Rosa María Palacios y Zenaida Solís. Raras veces me pierdo los debates de "Rueda de Prensa". Aprecio mucho la redifusión de eventos científicos y culturales del Canal 6. En el canal del Estado mi preferencia nacionalista va por "Reportaje al Perú" y "Mediodía Criollo", y espero que guste más nuestro dominical "Educación en Democracia" que ahora presenta los avances de los procesos de la reforma y de la atención a la emergencia educativa. En lo internacional me gustan "Discovery", "National Geographic", "History Channel" y "Animal Planet"; tienen programas que educan a la vez que recrean, y en los tres se aprende cosas valiosas y útiles. También sintonizo los canales europeos que son buenos; aunque creo que los latinoamericanos merecemos una mejor selección de los programas que nos envían. Me choca en la TV la propaganda comercial cuando es de mal gusto y prepotente, cuando inculca antivalores y pretende manipular a los consumidores utilizando los verbos en modo imperativo; creo que habría que jalarle las orejas a los anunciadores que son quienes aprueban y financian ese tipo de propaganda. También me choca el excesivo peso que en los informativos tienen los temas trágicos, delictivos, violentos y los aspectos negativos de lo que ocurre en el país; creo que se abusa de un sensacionalismo de bajo costo con ribetes de masoquismo. En la vida nacional los aspectos positivos y portadores de un futuro mejor también existen, y merecen más espacio y mejores imágenes en la TV que se ofrece a todos los peruanos, especialmente a las nuevas generaciones de niños y jóvenes. Entre los deseos: que el Congreso acelere la aprobación de la nueva Ley de Radio y TV, y que en ella se recoja lo ya aprobado en el proyecto de la nueva Constitución.




    Patricia Aspíllaga, estrella de nuestro boom televisivo de los 60.

    Un largo adiós
    (Patricia Aspíllaga 1946-2003)

    Fue la única estrella de origen oligárquico cuando trabajar en la TV, ¡quién lo creyera!, era visto con reticencia por las familias pitucas. Por eso la popularidad de Patricia Aspíllaga, enmarcada en larga cabellera negra y rostro de lacónica dulzura (no se me ocurre un adjetivo único para describirla), tuvo un toque a lo "princesa que quería vivir". Aunque era más dada a sonreír que a llorar, tuvo que ensayar fugas sentimentales para cubrir el boom de las telenovelas sesenteras. Si Saby Kamalich no hubiera sido "Simplemente María" de repente Patricia hubiera calzado sus trenzas, pero no me imagino ese giro en nuestra historia cultural. En los 70, Canal 5 no sabía qué hacer con su superestrellato y la convirtió en prematura tía que pelea con la alumna Regina Alcóver el amor de Julio Alemán en la telenovela de lujo "El adorable Profesor Aldao", prototipo de "Carmín". Igual que Saby y Ricardo Blume, otras estrellas frustradas por la expropiación de la TV, optó por residir en México, la meca de la Tv latina. Y allí se la vió en pantalla gigante (aunque no lo crean se especializó en papeles históricos antes que en féminas contemporáneas) y se casó con el magnate mexicano Arturo Ornellas. Una tragedia aérea la dejo viuda y discapacitada en 1981. Fue un largo adiós. Que descanse en paz.



     

     

    Picotazos

    "Estoy trabajando, conchetumadre".

    Anatolio Toledo, hermano del Presidente de la República, en reportaje de "La ventana indiscreta".

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal