Edición Nº 1780


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     
    ARTES & ENSARTES 10 de julio de 2003
    Por LUIS E. LAMA

    Personas: II

    1.-En 1866 Courbet pintó "El origen del mundo", el primer plano de una vagina entreabierta, cubierta de vellos de los que asomaban sus labios. Pudo ser pornográfico en París del XIX o en la Lima del XXI, pero el cuadro es formidable, a tal grado que formó parte de la colección de...¡Jacques Lacan!, quien lo mantenía oculto tras un panel pintado por su cuñado, el surrealista André Masson. Pervertido Lacan. Sólo mostraba el Courbet a sus invitados más selectos. El cuadro mantiene inalterable su poder de erizar.

    2.-John Ruskin, el gran teórico del XIX, tenía gustos estéticos tan sólidos que lo llevaron a mantener contacto, principalmente, con los desnudos dorados de Tiziano y El Veronés. Lamentablemente sus gustos sexuales no lo pusieron en contacto con desnudos de mujeres reales hasta que a los 38 años se casó con Effie Gray, a quien previsiblemente encontró lo bastante antiestética como para no llegar a consumar su matrimonio. Se exculpaba Ruskin diciendo que "su rostro era hermoso, pero su cuerpo no estaba formado para excitar la pasión. Por el contrario, había ciertas circunstancias que lo impedían completamente". El chisme victoriano más generalizado era que Ruskin se había conmocionado al ver el vello púbico de Effie, pues al ser la primera mujer que había contemplado, llegó a pensar que ella era un monstruo, puesto que las pinturas venecianas no muestran nada parecido. Danto piensa que Ruskin, al encontrar a Effie peluda, pudo haberle parecido que su mujer tenía atributos que él consideraba estrictamente masculinos. Effie que era una mujer de carne, hueso y deseo, reemplazó a Ruskin por el terrenal Millais. El esteta gótico, en cambio, murió en soledad.

    3.-Algún enredo debió de tener Ruskin con las mujeres. Si él pudiera ver la fotografía de Mónica González Raaijen, sus huesos se pulverizarían. Su obra es emblemática y desinhibidamente panfletaria. La mujer que muestra el vello púbico, extremadamente alargado y trenzado, formando un pene, constituye la síntesis perfecta del texto de Venturo, logrando además que el horror de Ruskin se vuelva realidad. MGR tritura los prejuicios que la cultura impone: El hombre no tiene poder alguno en su centro.

    4.-Douglas Davis solía citar aquella máxima de Reinhardt: "cultura es lo que nos hacen, arte lo que nosotros hacemos". Jaime Romero lo cita a su manera, desafiando convenciones con una torta priápica sobre la cual se encuentra un novio que amalgama vestiduras de ambos sexos: Lleva terno blanco, pero también velo, corona y ramo de flores, en una obra que rescata el ingenio y la ironía de un artista, que al alejarse de sus obsesiones confesionales y aproximarse a experiencias como las de Pierre et Gilles, es capaz de lograr propuestas tan contundentes como ésta. Además es tiempo de reconocer que, quizás sin proponérselo, como un juego en que se ríe de todos y, sobre todo de sí mismo, él sea el performer más coherente que alguna vez haya existido en el Perú.

    5.-Sandro Venturo sustenta teóricamente a Romero cuando sostiene que... "se trata de romper la ecuación sexo-sexualidad-género, esto es, varón-heterosexual-masculino y mujer-heterosexual-femenina. Entonces las posibilidades se multiplicarían...No tendríamos que echar mano del valor de la tolerancia... La gente sería fiel a sus expectativas y se sentiría coherente con sus aspiraciones: las personas seríamos más parecidas a nuestras fantasías...". Almodóvar ya le había hecho decir algo similar a Antonia San Juan en "Todo sobre mi madre".

    6.-Los arquetipos del género son tan relativos como los del kitsch. En los años cincuenta Yma Súmac era la Princesa Inca del New Age. Tuvo enorme éxito, apareció en dos películas terribles y en 1992 un alemán le hizo un documental convenientemente no exhibido aquí. Pero nada hay inamovible. El año pasado se la encontró balbuceando incoherencias por calles de Los Ángeles. Ahora una peruana-norteamericana, a la que llaman curadora, está a cargo de Emperatriz Chávarri. En los cincuenta fue una mujer espléndida, hoy en cambio la mejor información sobre ella está en páginas gay de la red. El tiempo derivó su imagen de Super-hembra a Diosa-del-drag-queen. A pesar de su revival en bandas sonoras de películas como la dirigida por George Clooney, u otras independientes en Sundance, su etapa crepuscular mereció ser infinitamente superior.

    7.-La experiencia personal me indica que una colectiva a partir de un tema suele desembocar en frustración. He llegado a la conclusión de que mientras tengamos que reducirnos a espacios de las dimensiones locales y no podamos financiar obras que no tengan carácter comercial, es pertinente evaluar si no sería más conveniente que las muestras temáticas se limiten a tres o cuatro participantes, con mayor cantidad de obras, para poder apreciar de manera acertada el concepto del curador y la reacción del artista frente a su reto. En SUI GENERO Patricia Bueno ha sido la única capaz de manifestar a plenitud su idea y de apretar -junto a Romero y Gonzales- el gatillo de la imaginación. A galería, curador y artistas les agradezco el estímulo de esta larguísima reflexión.

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal