Edición Nº 1780


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    10 de julio de 2003

    El Enigma de
    Sendero Rojo

    "Marcelo" no estaba entre las prioridades de la Policía
    y cabe preguntarse cuánto se sabe de los rezagos senderistas.

    Filomeno Cerrón Cardozo (a) "Marcelo", fue capturado en el Tambo, distrito un tanto cercano a la concentración de elementos subversivos (ver mapa). Hasta hace un par de años, la Dircote barajaba su nombre como la posible identidad de "Artemio".

    Escribe ENRIQUE CHAVEZ

    LA noche del martes 8, el ministro de Defensa, Aurelio Loret de Mola presentó en el Congreso las pruebas que certificaban la identidad de Filomeno Cerrón Cardozo (a) "Marcelo". Esta había sido puesta en duda por un informe periodístico propalado el día anterior.

    Quedó plenamente comprobado que el capturado camarada "Marcelo", es el mismo que aparece bailando con Abimael Guzmán en el famoso vídeo del Primer Congreso de Sendero Luminoso (1989). Pero haber aprendido los pasitos de Zorba el Griego no garantizan relevancia en la subversión actual.

    Hacia agosto del 2001, la Dircote tenía la seguridad que el llamado Comité Regional Principal (CRP), que operaba entre Ayacucho, Cusco y Apurímac, había sido absorbido por el Comité Regional del Centro (CRC). Ello se debía a que el "Marcelo" de marras se plegó al acuerdo de paz firmado por Abimael Guzmán en 1993 y abandonó la jefatura del CRP. De otro lado, el Comité Regional del Huallaga (CRH) continuaba liderado por el escurridizo camarada "Artemio". Filomeno Cerrón Cardozo estaba entre los posibles nombres atribuidos a "Artemio". Ahora se sabe que pertenecía al desertor que cayó en el Tambo.

    El bombazo de El Polo (CARETAS 1714) instaló en la conciencia colectiva un nuevo frente: el Comité Regional Metropolitano (CRM) organizado en la capital. Hipótesis policiales señalaron a un tal "Marcelo" como el coordinador en Lima, pero desde un principio quedó claro que no se trataba del mismo personaje anteriormente mencionado. La importancia de este último ya era inexistente. CARETAS se sirvió de altas fuentes para afirmar que "la información disponible sobre él es mínima. Debe de tener entre 40 y 45 años y las investigaciones no están centradas sobre su persona".

    Incluso a principios de la semana pasada (CARETAS 1779), la Dircote ya estaba en capacidad de identificar los grupos en los que se dividió el Comité Regional del Centro. Los líderes eran los mismos que tenían responsabilidad dos años atrás: "Alipio", "Raúl", "José", "Guillermo" y "Rodolfo".

    Actualmente, la tropa regular que lucha contra la subversión se acompaña con efectivos de élite que provienen del Ejército, la Marina y la Policía. Der.: Ministro Alberto Sanabria y director de la Policía, Eduardo Pérez Rocha, a pocas horas de la captura.

    De "Marcelo", ni una palabra.

    Eso hasta que lo detuvieron durante las últimas horas del sábado cinco en su domicilio. Jirón Los Quinuales 123, asentamiento humano Justicia , Paz y Vida, distrito de El Tambo, Huancayo, Junín. Solía vender flores por el lugar y su conviviente de los últimos doce años, Lidia Barrueto Gallardo (41), no tiene antecedentes penales.

    Todo indica que Cerrón Cardozo no formaba parte de lo que antes -en las épocas de Oscar Ramírez (a) "Feliciano"- se llamó Sendero Rojo y ahora es denominado como la facción "Proseguir". Poco será lo que pueda aportar para despejar los misterios que se renuevan cada año.

    NUEVOS REBROTES VIEJOS

    Es como si Sendero Luminoso se hubiera convertido en una irritación cutánea. Cada año, crónicos "rebrotes" lo vuelven a poner en la metralla de los titulares diarios. Desde la captura de Abimael Guzmán, los nervios de la opinión pública han sido alterados por atentados como el del coche-bomba que estalló frente al hotel María Angola (1997), el del centro comercial El Polo (2002) y recurrentes masacres de militares en Satipo (1999), Aucayacu (2000) y Mazamari (2001).

    El secuestro masivo de los trabajadores de Techint (CARETAS 1776) gatilló el último debate. En los días siguientes, senderistas asesinaron a un suboficial EP en Huanta y a un rondero y dos de sus familiares en Bagua (CARETAS 1779). Casi todos los días se reportan escaramuzas y es lógico percibir el envalentonamiento terrorista.

    Proyectos como el de Camisea le dan al problema una nueva dimensión económica. El secuestro de Techint le demostró al sector privado que el asunto no va en broma y que el Estado debe hacer presencia en aras del interés nacional. Todo está directamente relacionado con la parálisis de la reforma policial. Recién en la noche del martes, el presidente anunció la decisión de retomar el proyecto de integrar las bases antisubversivas e integrarlas a las instancias políticas y comunitarias. El mismo impulso habría que darle a los Comisionados de Paz nombrados por los ex ministros Fernando Rospigliosi y Gino Costa.

     

    Efectiva paranoia. Es constante la aparición de pintas en los alrededores de Ayacucho. Der.: General José Williams, entre los especialistas.

    En una nota más positiva, las Fuerzas del Orden cuentan ahora con unidades altamente especializadas para el combate antisubversivo, y se combinan con la tropa regular. Por ejemplo, tras el rastro de los secuestradores de Techint hay efectivos de la Compañía Especial de Comandos 116 y de la Primera División de Fuerzas Especiales (Dife) del Ejército. También está el personal de élite de la Fuerza de Operaciones Especiales (Foes, Marina de Guerra) y miembros de la División de Operaciones Especiales (Dinoes, Policía Nacional). El total de 400 hombres están comandados por el experimentado general EP Antonio Graham Ayllón. Otro general ducho en el campo es José Williams.

    LA GUERRA POLÍTICA

    Vale la pena preguntarse: ¿El estruendo de este río se debe tan sólo a las piedras que trae? En primer lugar, el presidente Alejandro Toledo se refirió a una especie de "operación psicosocial" para sobredimensionar el tema y perjudicar a su gobierno. Allí el disparo fue al pie. Olvida el mandatario que un diario como Pura Verdad -manejado por un sector de Perú Posible- publicó en los últimos meses grandes titulares que advertían sobre la alianza entre Sendero y las Farc. Fue Toledo quien en su reciente recorrido por las salas de redacción, definió al terrorismo como uno de los principales factores que conspiran contra su administración. Sobre lo mismo alertan con recurrencia altos mandos policiales.

    También se juega desde otras esquinas. A diario, la camarilla de "senderólogos" que antes le maquilló el problema al gobierno de Fujimori ensaya nuevas explicaciones sobre el desempeño senderista. Con sus críticas, ex generales retirados llenan las páginas de los diarios. Mucho se habla sobre el informe final de la Comisión de la Verdad y las presiones que pueden ser ejercidas para influir sobre el mismo. Pero no hay que olvidar que varios de los procesos tramitados en los juzgados anticorrupción tratan con crímenes de lesa humanidad. Es ahí donde son más evidentes los intereses en juego. El riesgo mayor es que las piezas se muevan por las voluntades del barbudo de la Base Naval y el prófugo en Tokio. (Con Colaboración de Leonardo Cruz).

     


     

     

    El Rearme Ideológico
    Un libro que predica la violencia y el terror, publicado en Lima hace dos años, sienta pautas para la acción senderista.

     

    LOS analistas del fenómeno subversivo suelen perderse en los episodios de la actualidad y en el examen de hechos aislados, alumbrándolos con las conjeturas más arbitrarias, a veces disparatadas. Por ejemplo, la de que Abimael Guzmán dirige desde prisión cada ataque o cada maniobra de la organización que creó. Más útil sería que prestaran atención a libros y folletos que delinean estrategias generales.

    Son éstas las que orientan a Sendero Luminoso. Ejemplo notable es el libro Los orígenes coloniales de la violencia política en el Perú, cuya primera edición corrió a cargo de la Universidad Autónoma de Puebla, México, y cuya segunda edición se hizo en Lima, en 2001. El autor es el profesor de filosofía José Lora Cam, graduado en la Universidad San Agustín de Arequipa y maoísta de vieja data.

    So capa de estudiar las raíces históricas de la violencia en el Perú, el autor traza un panorama de la historia que conduce, según él, a la violencia generalizada bajo el comando de Sendero Luminoso. Lo dice ya en la Introducción: "La violencia de contenido político se funda en la capacidad de los sujetos de desarrollar violencia con el objetivo de destruir a adversarios políticos, acción creativa para renovar la sociedad."

    El libro recuerda, lo cual es cierto, que la realidad peruana está permeada por conflictos étnicos y culturales, que vienen de lejos, y que no se refieren sólo a pobreza o aislamiento material. Pero cree, dogmáticamente, que eso basta para dividir al país y levantar a las masas campesinas. Como si la experiencia del senderismo no hubiera fracasado en gran parte por sus crímenes contra el campesinado y sus atentados contra las tradiciones culturales de las comunidades.

    Notable en el método del autor son las enumeraciones caóticas, que suelen encubrir recetas para la acción. Dice, así, que el proyecto senderista "incluye el respeto por los sentimientos, los valores y las motivaciones recogidas en himnos, la pintura, las canciones, el teatro, el proyecto de autonomía cultural, el quechua como requisito del combatiente andino, el uso de la dinamita, el patriarcalismo, el caudillismo y el milenarismo." (Subrayados nuestros).

    Algunas menciomes o citas de Marx o Mariátegui son verdaderamente manipuladoras, con desfiguradoras citas de segunda mano. "En 1967", escribe, "el partido publica una obra inédita de Mariátegui: La organización del proletariado". Evidentemente, el filósofo no conoce ni por el forro ese libro, que no es sino una selección de textos mariateguianos. Pero su propósito no es estudiar a Mariátegui, sino adscribirlo al maoísmo y, es verdad aunque no lo crea, al senderismo.

     

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal