Edición Nº 1778


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    26 de junio de 2003

    Paginas 24 y 25 de la edición impresa.

    No se lo digas a nadie. Carlos Arana, al centro, es pieza clave de la Corporación Septetuns, en la que está involucrado Jorge Luis Mantilla, hermano y testaferro de Agustín. También figuran Manuel Arana (izquierda) y Guillermo Viaña (derecha).

    Mantilla CORP.
    Extraña Corporación empresarial puede ser la clave para develar el misterio del destino de los millones de Agustín Mantilla.

    LA tarjeta de presentación de Carlos Arana Vivar tiene impresos los nombres de ocho empresas. Cuatro de ellas son constructoras, dos son editoriales gráficas, una se dedica a la seguridad y otra a la limpieza y mantenimiento de edificios. El conglomerado recibe el nombre de Corporación Septetuns.

    El señor Arana Vivar es un afortunado en medio de los tiempos que vivimos, qué duda cabe. Pero lo realmente inusual es que sus negocios tienen una conexión directa con Agustín Mantilla.

    La empresa Horizonte Contratistas es la que originó en 1995 la mencionada Corporación y tiene a Jorge Luis Mantilla como presidente. La comisión parlamentaria presidida por el congresista Ernesto Herrera (Perú Posible) demostró que el hermano del ex ministro del Interior actuó como testaferro para mover más de US$ 6 millones obtenidos ilícitamente (CARETAS 1769). Bajo la sombrilla de Septetuns también están Vitesse, Constructiva, Arana Construcciones, Vivendi, Editorial Gráfica Faval, Vigilancia y Seguridad de Plazas Industriales y Edirepsa.

     
    La Corporación funciona en la Avenida Guzmán Blanco 240, interior 1401. Tarjeta de presentación contiene todas las empresas. Jorge Luis Mantilla (derecha) y el destino de millones.

    ¿DÓNDE ESTÁ LA PLATA?

    Mucho se ha especulado sobre el destino que tuvo la fortuna de Agustín Mantilla. La comisión Herrera concluyó que Mantilla llegó a acumular US$ 6.325 millones en cuentas del extranjero. El intrincado montaje incluía empresas fantasmas en las Islas Vírgenes Británicas constituidas por los hermanos Mantilla, cuentas secretas de un banco suizo (Union Swiss Bank) manejadas en Miami y una red de testaferros que permitió los gigantescos movimientos.

    Lo complicado es que la mayoría de transacciones hechas desde las cuentas de Suiza hacia los "testas" que lavaron el dinero fueron del tipo swift. Este sistema permite mantener en la confidencialidad la identidad del nombre del receptor. Aquellos retiros suman el grueso del dinero de Mantilla, el equivalente al 84%. Más de US$ 5 millones.

    CARETAS tituló la carátula de la edición 1741 como "El Misterio Mantilla". ¿Qué hizo este personaje con esa montaña de plata? Eran conocidos sus hábitos austeros y no salían a flote signos exteriores de riqueza. Aquí puede estar la respuesta.

    LA CORPORACIÓN

    Carlos Arana (41) salió de las canteras de las Juventudes Apristas (JAP) que se formaban en la base de Pueblo Libre. Este distrito se caracteriza porque allí aparecieron cuadros que eventualmente ocuparon cargos dirigenciales. Dos ejemplos son Luis Alberto Sánchez y Judith de la Mata. De Pueblo Libre también provino Agustín Mantilla.

    Habría sido Mantilla quien vio condiciones en el joven Arana. Militantes consultados afirman que lo captó de las JAP en 1984. Arana fue trasladado directamente al llamado Comité de Adultos. En 1988 dio su gran salto al ser elegido como secretario nacional de organización del Apra.

    Paralelamente, trabajó con Mantilla en el Ministerio del Interior y estaba entre los miembros de su equipo de seguridad.

    En la actualidad, el clan Arana tiene una significativa influencia en la base aprista de Pueblo Libre. Manuel Arana, hermano de Carlos, acaba de ser nombrado como Secretario General del partido en el distrito. Guillermo Viaña Villa, hombre cercano a ellos y también colaborador de Agustín Mantilla en sus años de ministro del Interior, es el secretario de disciplina.

    Ese es el núcleo original de las empresas que conforman la Corporación Septentus. Según los registros públicos, Jorge Luis Mantilla es el presidente de Horizonte Contratistas. Carlos Arana es el gerente general. Manuel Arana y Guillermo Viaña aparecen como directores.

    Horizonte inició sus actividades el 3 de mayo de 1995. A la fecha, los cuatro apoderados se mantienen en sus puestos. Eso a pesar de que el Consejo Ejecutivo Nacional del partido expulsó recientemente a Jorge Luis Mantilla.

    A partir de la constitución de Horizonte, la Corporación fue sumando empresas y la red de accionistas creció en extensión. El 6 de octubre de 1995 fue inscrita la Editorial Gráfica Faval. Actualmente sus acciones están repartidas entre Oscar Alfredo Valenzuela Aparcana, ex candidato del Apra a la alcaldía de Villa María del Triunfo, y Amanda Aparcana Alegría.

    En 1998 nació Arana Construcciones Sociedad Anónima. Figuran como miembros del directorio Carlos Arana y cuatro parientes suyos. El 1 de agosto del 2001 se constituyó Corporación Constructiva, que tiene como socios fundadores a Arana y Valenzuela Aparcana. El último aparece también como socio de Vitesse, empresa de limpieza que aparece en los registros públicos desde el trágico 11 de setiembre del 2001.

    Cada una de las empresas de la Corporación Septentus cuenta con accionistas y empleados. Son en total más de cuarenta personas y trascendió que un congresista de la bancada aprista viene investigando la relación de nombres.

    CAMPAÑAS INEXISTENTES

    Persisten muchas preguntas. Mantilla manifestó ante la Policía anticorrupción que el dinero de sus cuentas provenía de donaciones hechas por diversos partidos en apoyo de las campañas electorales apristas. Mencionó al Partido Socialista Obrero Español, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mexicano y el Partido Socialista Francés, entre otros. Como lo anotó el diario La República el 16 de mayo último, casi el 85% del dinero de las cuentas de Mantilla ingresó entre diciembre de 1990 y abril de 1994, años en los que el Apra no participó en ninguna campaña.

    Las sospechas están puestas en personajes como los vendedores de armas israelitas Zvi Sudit e Ilan Weil Levy, quienes pudieron pagar comisiones a Mantilla. De igual manera, el narcotraficante Lucio Tijero declaró en abril del 2002 que le pagaba a Mantilla US$ 50 mil por cada cargamento de droga que salía del Perú. Por eso es que es casi patético observar el vladivídeo del 13 de marzo del 2000, en el que el ex ministro recibe US$ 30 mil de manos de Montesinos. Hay que entenderlo, ni Roma ni las corporaciones se hicieron en un día. (Enrique Chávez)

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal