Edición Nº 1774


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     
    ARTES & ENSARTES 29 de mayo de 2003
    Por LUIS E. LAMA

    Ayahuasca

    1.-La espléndida muestra que la señora Toledo ha organizado en Desamparados es un ejemplo de lo que puede hacer el Gobierno en materia de actividad cultural. El montaje es impecable y la notable exhibición amerita mayor difusión así como un público mucho más numeroso. Los propósitos están ampliamente conseguidos y bajo los vitrales restaurados por la Bienal de Lima todo tiene una dignidad que la califica como la primera actividad cultural coherente realizada por el toledismo, si es que éste existe. Simplemente extraordinario.

    Nuestra Primera Dama llevó allí a la Primera Dama de México, reuniéndose dos mujeres con tantas características en común, que estoy seguro un día alguien se encargará de hacer un paralelo entre ambas. La señora Toledo y sus colaboradores han hecho una brillante labor. La unión de instituciones, empresas y personas que la han apoyado constituye una acción extraordinaria que debería ser permanente. Mi observación es que, como ocurrió con Delfín, esta "Serpiente de Agua" prescinde notoriamente de la institución que se supone responsable de estas actividades. La reiterada omisión del INC en las decisiones oficiales en torno a la cultura, delata que para nada se le toma en cuenta. Triste papel, Dr. Lumbreras. ¡Ay!-zanoa.

    2.-Obsidiana presenta dos propuestas disímiles, unidas por el género y la intención artesanal. Para los que creemos -posiblemente de manera errónea- que cualquier manifestación artística trasciende el género de su autor, la reunión de ambas artistas con obras de apariencias opuestas, resulta coherente y de indudable interés. Hay entre ellas un enfrentamiento entre concepto y objeto que de cierta manera representa la dicotomía entre la cual nos debatimos.

    Los refinadísimos trabajos de Margarita Hishikawa, hablan de retazos de la vida diaria a través de bordados de imágenes hogareñas, que trascienden lo cotidiano para trasmutarse en piezas de entronización femenina. Esta obra pudiera tomarse como una poética de la resignación o de la alegría, según quiera verse. Los tejidos, las almohadas y las moradas, constituyen algunas de las indagaciones que deberán ser apreciadas con mayor amplitud en futuras experiencias. En el caso de Susana Zimic, si bien su pintura resulta prescindible frente a la materialidad de tapices sobresalientes, las sutiles variaciones de color demuestran cómo el tejido y el bordado no es más que pintar con hilos. En un país donde la tradición textil, salvo excepciones, no ha encontrado correspondencia en el arte contemporáneo, Zimic e Hishikawa se unen en una muestra en la cual los susurros resultan infinitamente más perdurables que cualquier alarido.

    3.-No es usual que en nuestro país se debata sobre la moda o "fashion". Admito que -a pesar de Ortega y Gasset quien consideraba que una obra es arte siempre y cuando no sea de carne y hueso- adoro los senos libres bajo gasa transparente y breve falda a la cadera (vean foto), que me convencen de que la moda puede ser arte y, sin lugar a dudas, de la cultura. Barthes -y buena parte de los grandes museos-me respaldan. El peligro está en confundir arte con moda, en el sentido más banal del consumo. Titus Carmel una vez me dijo que la moda en arte es su mayor peligro, porque el punto más alto de aceptación coincide con el inicio de su decadencia. Por eso cuando AECI hace un ciclo fashion, se coloca en el filo de la navaja en un medio donde la palabra suele erizar a las vacas sagradas. La inolvidable Teresa Velásquez tenía otros rollos, pero el sucesor, Ricardo Ramón, se atrevió y enhorabuena. Igual audacia debería mantener en la programación de una institución urgida de revitalización para recuperar el protagonismo de antaño.

    4.-Gitana de pelo ensortijado, la directora de Cultura de Miraflores, logró el imposible de reunir a un conjunto de curadores cuyo distanciamiento aparenta ser legendario -en realidad no es tanto- para trabajar durante tres años en la Sala LMQG. Como Fray Martín, ella concertó con Villacorta, Castrillón, Trivelli, Lama, Román y Buntinx entre otros, para que cada uno, durante un mes, organice una muestra con absoluta autonomía. La nueva programación ya arranca y entonces veremos los palos que todos se habrán de repartir. Cecilia Sarria además anuncia un concurso de artistas jóvenes a realizarse cada diciembre. Cabe esperar que el jurado que invite sea radicalmente distinto al de los actuales concursos, donde los mismos miembros van rotando por las contiendas, sin dar oportunidad a percepciones diferentes y a artistas que no comparten su visión. CS tiene en sus manos la renovación de nuestros concursos de arte, manteniendo siempre su criterio de revitalizar las formas de ver y de hacer arte en el Perú. Hartas agallas, chica Almodóvar.

    5.-Parece que el presidente de la Comisión de Cultura del Perú, Víctor Delfín, viajó a la selva para investigar sobre laxantes: Ha amenazado públicamente en CARETAS que iba a sacarme la mierda. (sic). No lo entiendo bien. Con el ayahuasca hubiera sido suficiente.


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal