Edición Nº 1774


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    29 de mayo de 2003

    Raíces del Sabio Pulgar
    Exploró todas las regiones del Perú para avizorar su futuro.

    Alimentos desconocidos de todas nuestras regiones. Uno de sus libros se titula: "Las plantas alimenticias del Perú". Der.: Desde temprano recorrió, palmo a palmo, ríos, alturas, valles, punas y jalcas. Ni a los 90 años buscó el reposo del guerrero.

    HABÍA nacido en Panao, en la estribación oriental de los Andes, en un área que puede ser emporio mundial de la papa y en la que se conservan las mejores reservas genéticas de la papa amarilla. La ubicación de su cuna, en la región quechua, no sólo explica su inquietud peruanista: fue también el piso ecológico donde echó raíces su exploración de nuestra compleja geografía.

    Javier Pulgar Vidal había sido oficialmente proclamado Amauta. La opinión pública revalidó ese título. Su muerte reciente confirmó la amplitud del consenso formado en torno a su obra.

    Su contribución más sólida al conocimiento del Perú marcó una ruptura respecto a la tradición de las tres regiones clásicas: costa, sierra y montaña. Estableció que en realidad existían ocho regiones bien definidas, cuya existencia ostentaba antiguas raíces toponímicas en los diversos idiomas del Perú antiguo y presente.

    Más recientemente dejó sentado que en el país existen 96 zonas de vida natural. El geógrafo Leslie Holdridge había establecido, en libro de 1960, que son 104 las formas de vida natural del mundo, lo que quiere decir que el Perú "se las sabe todas", o casi todas.

    Diversas alturas con sus niveles secretos explican la compleja producción.

    Desde temprano mostró las señas de su inquietud. Se inspiró sin duda en las enseñanzas de Julio C. Tello, el arqueólogo peruano y una de cuyas contribuciones intelectuales olvidadas se refiere a la reforma de la enseñanza universitaria. Pulgar Vidal se graduaría como doctor en Letras de la Universidad Católica con una tesis elocuente: "Introducción al estudio del Río Huallaga".

    Su libro Geografía del Perú, cuya décima edición fue publicada por Peisa en 1996, lleva estos decidores subtítulos: Las ocho regiones naturales del Perú, La regionalización transversal y La sabiduría ecológica tradicional.

    Una de las propuestas de Pulgar fue, en efecto, la regionalización horizontal, que permitiría que cada región, excepto la de Loreto, se extienda desde la zona chala o costa hasta las alturas andinas: regiones, yunga, quechua, suni o jalca, puna y, en algunos casos, janca o cordillera.

    La idea había sido ya sugerida en 7 Ensayos, por José Carlos Mariátegui. Se inscribe, además, en la historia ancestral y aun en la historia viva. Pero el mérito de Pulgar Vidal reside en haber proporcionado a la idea un fundamento hondamente geográfico e histórico, rastreando incluso en toponimias quechuas, aimaras o de otros idiomas vivos o muertos de nuestra vasta humanidad peruana.

     

    La viuda del sabio, Margarita Biber de Pulgar Vidal, con parientes en el velorio del maestro. Der.: El áspero territorio que amó, recorrió y exaltó.

    Hace un par de años, en una exposición sobre la cocina peruana, escuchamos al antropólogo Juan Ossio explicar que el pago que se hace a los apus en nuestra sierra contiene productos no sólo andinos, sino también de la costa y de la selva. Es la vieja unidad peruana, y huella asimismo de una integración remota que Emilio Romero llamaba a atender y asentar.

    Sin duda que los planteamientos de Pulgar Vidal merecen atención y debate. Una apuntación crítica menor es ésta: en su libro Geografía del Perú no se presta atención al hecho fenomenal de que Panao es un prodigio papero. No sólo porque allí se produce la diminuta papa amarilla consagrada internacionalmente como papa gourmets (se logra aumentando la unidad de siembra: de resultas de eso, las papas no crecen mucho, y ganan en sabor lo que pierden en tamaño). Ocurre que en Panao se siembra y se cosecha papas en cualquier época del año. Muchas veces, cuando escasea la papa en Lima, se trae de Panao. Es una producción tipo acordeón: puede encogerse y estirarse a gusto del sembrador. Y del mercado.

    Pese a esa omisión, en los trabajos del Amauta hay una rica exhibición de nuestra flora y de nuestra fauna. No en vano fue, por ejemplo, divulgador del maracuyá, un alentador de la variedad autóctona de productos que el Estado -si es que existe realmente en el Perú- debiera fomentar y proteger. (César Lévano).

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal