Edición Nº 1773


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

    22 de mayo de 2003

    Por FERNANDO VIVAS

    Magaly, la Anacrónica
    Desfases, excesos e impunidad de la Urraca de ATV.

    POR unas temporadas pensé que Magaly cumplía una función de baja polícía; o sea, recogía más basura de la que producía, y eso ponía su balance en azul. Desde un punto de vista ecotelevisivo, ríanse si quieren, Magaly me parecía necesaria.

    Además, su invención del gossip-show nacional, compartiendo con nosotros sus correos del odio, lanzando monólogos ponzoñosos en contraste con la zalamería del mediodía, autoescarneciéndose en frescos cintillos que marcaban el jadeo del programa, asegurándonos cada primicia y réplica y ampay y bronca del día, la hacían muy entretenida. Desde un punto de vista descarnado, simplemente ¡había que disfrutar a este freak!

    ¡Y vaya que cometía excesos! Pero, hasta el 2000, estos se me aparecían como una más de las tantas señales de la descomposición moral y psicológica inducida por Montesinos a los dueños de la TV. La Urraca sobrevolaba el imperio regresivo de nuestras inseguridades, celos y malas ondas con las que respondíamos a cualquier alternativa de solución y a cualquiera que intentara levantar cabeza. Había ganado a puro pulmón una concesión para explotar la envidia nacional, así la veía.

    Sus exabruptos me parecían naturales, o si prefieren, técnicos. Su gran perversión era política: de puro angurrienta e inmoral, se comprometió a no joder al gobierno y se alió con la Bozzo, a quien aborrecía según consta en célebre denuncia a "Laura en América" aireada en su rentreé de 1999. Me consta que la amenazaron con sacarla de la TV y hacerle perder todos sus juicios si no seguía distrayéndonos con sus cuentos de prostivedettes y peloteros; pero su respuesta -se lo dije en la última discusión que tuvimos como amigos- debió ser la renuncia. Pues se quedó, lamiéndose los brackets y tragándose sus principios.

    •••

    He hablado en pasado porque ya no encuentro excusas para Magaly. Su stock de novedades se agotó en su época Winter y, cuando regresó en el 2001 haciendo un tibio mea culpa, la envidia que encarnó había dado paso a un nuevo estado de ánimo que no está capacitada para interpretar: ahora el pesimismo crítico hacia la política convive con una parcial recuperación de la conciencia del espectador respecto a sus derechos frente a la pantalla y también con cierto interés por la creación cultural nacional. ¿Qué tiene que decir al respecto alguien que padece de mudez analítica ante cualquier giro o aporte de la TV, cine o teatro local, pero que discute acaloradamente cualquier ocurrencia de Alex Otiniano o Susy Díaz?

    Aunque su rating es apabullante, Magaly se ha desfasado. Todos la miran pero nadie la traga. El eneene promedio tiene un complejo ante sus expansiones placenteras que se verbaliza cotidianamente así: "suave con las cámaras de la Urraca". ¿Tenemos que seguir soportando la estúpida dictadura de alguien que juzga a los demás de acuerdo a sus prejuicios y complejos, puesto que como ya dije no tiene idea de qué valorar en la conducta, la creación o el espectáculo nacional?

    Ante lo único que se hinca Magaly es la literatura culta (es una poeta frustrada) y el éxito internacional. Por eso no osa escupir sobre Libido, Gianmarco, Susana Baca o Jaime Bayly. Le tiene pánico a la desaprobación terminal de los más celebres, excepción de Gisela, de quien hay que decir que los ataques de la Urraca han ayudado a reinventarse cada temporada.

    El interés público por la vida de los famosos legitima algunos ampayes en la vía pública, pero jamás la injuria que destila la Urraca cuando llama a linchar a los presuntos infieles o juergueros invocando prejuicios que creíamos sepultados. Si un mayor porcentaje de sus víctimas hubiera dado curso legal a sus reclamos, la reincidencia ya hubiera acabado con su carrera.

    Se esfumó la chismosa y quedó la matona. No puedo llamar de otra forma a quien responde a César Hildebrandt mandándole cámaras escondidas, a quien amenaza con mandárselas al ministro Carlos Bruce si sigue diciendo en tono despectivo que "la política se ha magalizado", a quien viola cruelmente la privacidad de estrellitas que dejaron de ser populares y no tienen por qué padecer la exposición pública de sus vidas.

    Acoso, chantaje, injurias, montados a vista y paciencia de anunciantes que se preocupan cuando la TV incurre en inocentes desnudos o lisuras pero que auspician generosamente estos rollos televisivos rayanos en lo delictivo. Magaly Medina es digna animadora de un canal económica y moralmente insolvente como ATV. No nos la merecemos.



     

    Escribe LUIS GUILLERMO LUMBRERAS

    Director del INC Luis Lumbreras zapea sobre el Canal 7 y la TV documental.

    Confieso que veo poca televisión. Lo poco que veo está concentrado en los noticieros de las mañanas y de las noches, aunque debo precisar que se debería hacer un esfuerzo por mejorar la calidad de los mismos, dejando de lado lo que carece de sustento real y enfocarlo más en el análisis que ayude a comprender un hecho noticioso. También veo los programas de debate político. Excepcionalmente, cuando tengo disponibilidad de tiempo, veo los programas culturales del Canal 7, que de un tiempo a esta parte han mejorado bastante, y creo que eso es bueno para los televidentes. Algo rescatable y digno de elogio son los programas sobre nuestras costumbres y tradiciones, pues nos dan a conocer la riqueza que existe en nuestro país y da gusto verlos. En cuanto al cable, veo Discovery Channel y History Channel que, a veces, me atrapan por completo, pues están bien hechos e invitan a la reflexión y a la comprensión de los sucesos que marcaron y marcan la vida de la humanidad. Me atraen algunos programas musicales. Como se puede apreciar, es poco lo que veo en televisión, uso mi tiempo libre para leer y escribir. La lectura me absorbe, no solamente los temas de historia y arqueología, sino los de ensayo, fundamentalmente, lo que no quiere decir que no me deleite leyendo un libro de poesía o una buena novela. En síntesis, prefiero mi estante de libros a la caja boba.




    Omar García, nuevo perfil de galán, en promisoria novela de Canal 2 "Demasiada belleza".

    Suficiente belleza

    La mejor escena de telenovela que he visto en mucho tiempo: Alejandra Graña coloca una mano sobre la narizota de su primo y amor inconfesado Cipriano-Cyrano (bienvenido Omar García) y especula sobre cómo luciría tras una cirugía. Conocemos los pensamientos del héroe acomplejado a través de rápidos insertos subjetivos y sabemos que la chica prefiere al frívolo galán Jean Pierre Vismara, amigo forzado de Cipriano en cómica actualización del original de Rostand que se resiste -en buena hora- a imitar las veleidades farsescas de "Betty la Fea". El clásico aparece así reinventado en escenarios como los del gimnasio, profesiones como la medicina y el modelaje, y también en el lenguaje. El núcleo de "Demasiada belleza" tiene suficiente fuerza como para arrastrar y cohesionar con escenas como la descrita al inevitable relleno de clisés, caricaturas, parodias de la propia TV y plots de segunda categoría que dan vida a una novela. Pero la proporción carnecita/relleno es más rica que en "¡Qué buena raza!" y revela el continuo aprendizaje dramático del guionista Eduardo Adrianzén y su equipo. La dirección de Michel Gómez responde a los propósitos de refinamiento que -dentro de la carestía- esta jointventure de Canal 2 y Croma ejecutan con miras al mercado internacional. Buen balance para empezar. (Canal 2, 8.30 p.m.).



     

     

    Picotazos

    "Quien se ha sentido sustraído así de la vida sabe lo que es el amor, y también la desolación y el olvido"

    Congresista Gustavo Pacheco del FIM respondiendo en Comisión de Fiscalización acusaciones sobre su pasado hechas por aprista Judith de la Mata.




    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal