Edición Nº 1772


 

  • Portada
  • Nos Escriben...
  • Mar de Fondo
  • Heduardo
  • China te Cuenta...
  • Ellos & Ellas
  • Culturales
  • Caretas TV
  • Lugar Común
  • Piedra de Toque
  • Artes y Ensartes
  • Mal Menor
  •  

     

     

     

    ARTICULO

    15 de mayo de 2003

    Paginas 40 y 41 de la edición impresa.

    Teniente Coronel Ollanta Humala, mientras realiza funciones de agregado militar en la embajada peruana en Francia, se cultiva para una candidatura presidencial en el 2006. Derecha arriba, 160 "reservistas" son también funcionales canillitas que venden el periódico quincenal a nivel nacional. "Ollanta" no acepta publicidad. Abajo seguido, los reservistas fungen de canillitas y de evangelizadores de la doctrina etnocacerista. Derecha, el pilar ideológico: quincenario a sol nomás.

    La Trama de los Humala
    Mientras Ollanta Humala se cultiva en París, su hermano
    Antauro se encarga de difundir radical doctrina etnocacerista.

    MULTIPLES frases los pueden definir: 1. "No creemos en la democracia". 2. "Ollanta es el verbo, Antauro es el predicado".3. "Hay que fusilar a Hermoza Ríos". 4. "Los etnocaceristas no reconocemos a republiquetas bananeras con síndrome de Down y fronteras ridículas. Contemplamos una patria tahuantinsuyana que comprenda Perú, Bolivia, Ecuador, el norte de Chile y el noroeste argentino". 5. "Como ni Paniagua ni Toledo revocaron la Constitución de Fujimori, en un gobierno etnocacerista serán procesados por complicidad". 6. "Cuando el gobierno traiciona a la nación, como soldado estoy obligado a golpear a ese gobierno. Si eso se llama golpe de Estado, amo el golpe de Estado".

    Se podría continuar. El caso es que el apego de Antauro Humala por las sentencias contundentes le ha dado más de una satisfacción. El quincenario que dirige, "Ollanta", bordea un tiraje de 60 mil ejemplares. Una de sus tácticas, afirma, ha sido estafar al Estado. "Pero a favor del necesitado. Le pago al canillita el 50% en vez del 29% que dice la ley", explica Antauro. Además, los "reservistas", batallones de seguidores del etnocacerismo, se cuentan por centenas, y su arisca ideología, en franca complicidad con los desatinos gubernamentales es una gota de agua erosionando la sensatez de la población.

    Su doctrina, una mezcla inrrastreable y de proporciones no definidas de Guamán Poma, Andrés A. Cáceres, Garcilaso de la Vega, J.C. Mariátegui, Arguedas, Velasco y Flores Galindo, los sitúa en los extramuros de lo políticamente correcto. Sin embargo, su accionar, si bien comprende soluciones "legítimas mas no legales" (léase golpe de Estado), también comprende la vía democrática como forma de llegar al poder.
    Según Antauro, la misión ahora es fortalecer los batallones e inocular "Ollanta" a Bolivia y Ecuador.

    De hecho, Antauro adelanta que su hermano Ollanta perfectamente puede ser presidente en el 2006, y él, por qué no, ministro de Defensa o alcalde de Lima.

    La empatía del carismático líder nace el 29 de octubre del 2000, cuando el teniente coronel Ollanta Humala se subleva a la cúpula militar adicta a Montesinos. Ahora la posición extrema, maniquea y para algunos trasnochada (nacionalismos velasquistas o protochavistas) que rige la línea editorial del periódico "Ollanta", crece saludablemente en un clima político cuya única persistencia es la del error.

    Dentro del posible gobierno etnonacionalista serían inminentes un enfrentamiento con Chile (es casi un destino trágico), así como con Ecuador si es que no gobierna en el país norteño la Confederación Nacional Indígena. Caso contrario, el escenario "más deseable", junto a una Bolivia de Evo Morales, sería el de la formación de un eje tahuantinsuyano entre los tres países, realizándose un sueño bolivariano de base incaica.

    La idea es básicamente ésta: el etnocacerismo o etnonacionalismo (el primero está referido a la milicia, el segundo a los civiles) reivindica el nacionalismo, la hegemonía de lo cholo sobre lo blanco-hispano, conceptos definidos desde una óptica cultural (no racial). En la búsqueda de ese objetivo, los avatares de la política actual, casos Wolfenson, Ugaz, Zaraí, etcétera, son líos de "Pizarros con Almagros", lo que los sitúa, en propias palabras, en una posición expectante.

    Las decenas de miles de ejemplares que se venden del "Ollanta" parecen darles la razón. E incluso Antauro manifiesta que han tenido que detener el crecimiento del movimiento porque no estaban preparados para soportar un desarrollo tan vertiginoso. Mientras, el teniente coronel Ollanta Humala Tasso se cultiva en Francia como agregado militar en la embajada en París, cargo que su hermano define como un "exilio", ya que Ollanta es para él y muchos el comandante del Ejército de facto, en vez del general Roberto Chiabra. Antauro responde.

    -¿Son conscientes de que ciertos estamentos de lo que ustedes llaman la "democracia criolla" los miran como algo folclórico?

    -No nos interesa que lean "Ollanta" en Casuarinas, San Isidro, La Molina sino en Huaycán. Nos pueden denigrar como folclóricos, también pueden decir que somos extraterrestres. Pero el hecho es que nosotros somos más. Si nosotros somos folclóricos, el Perú es folclórico. No me interesa caerles bien a los sociólogos de la Católica.

    -Pero Ollanta estudió allí.

    -Entonces cámbialo por los de la de Lima.

    Precisamente, el sociólogo Sinesio López, director de la Biblioteca Nacional y responsable de la Maestría de Ciencias Políticas de la Universidad Católica, además de haber sido profesor de Ollanta Humala ("fue un buen alumno, tranquilo, equilibrado"), señala que cualquier actor político puede tener éxito en un sistema político sin partidos. Sin embargo, afirma, lo que la globalización alienta son cosmopolitismos y localismos, y lo que las reivindicaciones quechuas o aymaras propugnan en Perú, a diferencia de Ecuador y Bolivia, son formas de articularse a lo nacional, no separatismos. (Jerónimo Pimentel)

     


    ../secciones/Subir

    Portada | Nos Escriben... | Mar de Fondo | Heduardo | Culturales | Caretas TV | Ellos & Ellas | Lugar Común | China te Cuenta Que... | Piedra de Toque |Mal Menor

    Siguiente artículo...

     

       

       
    Pagina Principal